Las Reglas Sociales

Es necesario es respetar nuestras diferencias, el derecho a ser diferentes.

En este mundo, nuestra sociedad ha progresado por años y años. Al progresar, los seres humanos han interactuado los unos con los otros, creando reglas sociales que siguen cambiando.

Para tener un mundo en donde exista la paz y la armonía, no es necesario que todos pensemos igual o que nos gusten las mismas cosas; lo que es necesario es respetar nuestras diferencias, el derecho a ser diferentes, y el tener un punto común o un lineamiento a seguir que garantice que esta convivencia se va lleve de la mejor manera posible. Este lineamiento es lo que se conoce como norma o regla social.

Primero, hay que definir lo que son las reglas sociales. Las reglas o normas sociales son un conjunto de reglas que deben seguir las personas de una comunidad para tener una mejor convivencia, a las que se deben ajustar las conductas, tareas y actividades del ser humano. El conjunto o sistema de normas, reglas o deberes que regula las acciones de los individuos entre sí.

Pero, ¿Por qué debemos seguir las reglas sociales? Debemos seguir las reglas sociales porque nos pueden ayudar en muchas cosas. Por ejemplo, al seguir las reglas sociales podemos conseguir más oportunidades porque así mostramos que somos amables y educados.

Estas oportunidades nos pueden ayudar a avanzar en nuestras carreras, vidas, etc. Las reglas sociales además hacen que se mantenga un orden en la sociedad.

Son indispensables para la sana convivencia entre personas, ya que algunas veces el ser humano es impulsivo y no logra controlar ni lo que hace, ni lo que piensa.

Hay muchas reglas sociales que podemos seguir, como no interrumpir a las personas cuando están hablando o decir ‘por favor’ y ‘gracias.’ Aquí les dejo algunos ejemplos de otras reglas sociales que nos haría bien seguir:

  1. No llames a alguien más de dos veces continuamente. Si no contesta tu llamada, presume que tiene algo importante que atender.
  2. Devuelve el dinero prestado incluso antes de que la persona que te lo presto lo recuerde o te lo pida. Muestra tu integridad y carácter. Lo mismo asume con los paraguas, bolígrafos y distintos artículos.
  3. Nunca pidas el plato caro en el menú cuando alguien te está dando un almuerzo o cena.
  4. No hagas preguntas incómodas como: así que ¿ Aún no te has casado? , ¿No tienes niños? , ¿Por qué no compraste una casa?, o ¿Porqué no compran un coche?. No es tu problema.
  5. Siempre abre la puerta a la persona que viene de tras de ti. No importa si es un chico o una chica, un señor o un joven. No te hace pequeño tratar a alguien bien en público.
  6. Si tomas un taxi con un amigo y paga ahora, intenta pagar tú la próxima vez.
  7. Respeta diferentes tonos de opiniones. Recuerda que tu opinión puede ser diferente que la opinión de otra persona
  8. Nunca interrumpas a la gente cuando esté hablando.
  9. Si te burlas de alguien y parece que no lo disfruta, detente y nunca lo vuelvas a hacer. Anima a alguien más a no hacerlo y demuéstrale el aprecio que le tienes.
  10. La alabanza es pública, la crítica es privada.
  11. Casi nunca hay una razón para comentar el peso de alguien . Solo di: “Te ves fantástico/a”. Si la persona quiere hablar de perder peso ella lo hará.
  12. Cuando alguien te muestre una foto en su teléfono celular, no deslices hacia la izquierda o hacia la derecha. Nunca sabes lo que sigue, ten respeto.
  13. Si un amigo te dice que tiene una cita con el médico, no preguntes “¿Para qué?” Solo di: “Espero que estés bien”. No lo pongas en la posición incómoda de tener que decirte su enfermedad personal; si quiere que lo sepas te lo hará saber sin tu curiosidad.
  14. Trata al conserje, persona del aseo, al trabajador de la construcción o al recolector de basura, a las personas sin hogar con el mismo respeto que a un empresario, gerente o funcionario. Nadie está impresionado por lo maleducado que puedas llegar a tratar a alguien por debajo de ti.
  15. Si una persona te está hablando directamente, mirar tu teléfono es de mala educación.
  16. Nunca des consejos hasta que te los pidan.
  17. Cuando conozcas a alguien después de mucho tiempo, a menos que quieran hablar de ello, no le preguntes su edad y su salario.
  18. Quítate tus gafas de sol si estás hablando con alguien en la calle. Esto es una señal de respeto. El contacto visual es tan importante como tu discurso.
  19. Nunca hables de riqueza en medio de los pobres. De igual manera, no hables de hijos en medio de los que no pueden tenerlos.
  20. Después de leer un buen mensaje trata de decir ” Gracias por el mensaje”.