Mantén hermosa tu Colocasia “Black Magic”, ¿cómo cuidarla para que no se marchite?

Necesitas tener en cuenta cuatro aspectos importantes, como la luz, humedad, riego y temperatura
T

Si quieres darle un toque especial a tu hogar, te aseguro que su belleza atraerá las miradas de cualquier rincón de tu casa. Sólo asegúrate de igualar sus condiciones climáticas para que se desarrolle de la mejor manera, ya que de lo contrario, podría marchitarse en cuestión de días.

¿Cómo cuidar una Colocasia “Black Magic”?

Para igualar sus condiciones climáticas, sólo necesitas tener en cuenta cuatro aspectos importantes, como la luz, humedad, riego y temperatura. ¡Tal como lo lees! Cuidarla es muy fácil, siempre y cuando sepas cómo hacerlo, recuerda que todas las plantitas requieren de cuidados específicos para sobrevivir y mantenerse hermosas.

  1. Luz: le encanta la luz del sol, pero la mejor iluminación para la colocasia con ésta debe ser indirecta o filtrada, por ejemplo, es perfecta para ubicarla cerca de una ventana que reciba mucha luz solar, ya que si la mantienes bajo el rayo del sol directo te aseguro que sus hermosas hojas terminarán como “chicharrón”, todas quemadas.
  2. Humedad: requiere de un grado de humedad ambiental muy alto, por ello, hay que procurar que su follaje se mantenga hidratado, ¿cómo? Un atomizador con agua se convertirá en tu mejor aliado para mantener ese ambiente “tropicaloso”, lo único que debes hacer es rociar agua sobre sus hojitas por la mañana y en la tarde. para que se mantengan hidratadas.
  3. Temperatura: como hemos comentado, se trata de una planta tropical, la temperatura ambiente es de suma importancia para que no se marchite, lo ideal es que se mantenga entre los 10 a los 25°C, pues en temporada de frío puede tirar por completo sus hojitas, pero si la mantenemos en un espacio cálido, sus hojas en forma de corazón regresarán durante la primavera.
  4. Riego: esta planta necesita de riego constante, más o menos ⅓ de litro de agua cada tres o cuatro días, el suelo debe estar húmedo, pero sin encharcar. Cuando le hace falta agua, te darás cuenta porque sus hojitas se ponen lacias.