Sinead O’Connor, hospitalizada tras la trágica muerte de su hijo a los 17 años

Sinead O'Connor

La cantante Sinead O’Connor ha sido ingresada en el hospital tras la trágica muerte de su hijo Shane de tan sólo 17 años de edad

Sinead, de 55 años, publicó en Twitter el jueves por la noche que sentía que “la muerte de Shane no fue culpa de nadie más que mía”, y compartió con sus seguidores que estaba en el hospital después de considerar también quitarse la vida.

Su tuit de anoche decía: “Lo siento. No debí haber dicho eso. Ahora estoy con la policía de camino al hospital. Lo siento, molesté a todos. Estoy perdida sin mi hijo y me odio a mí misma. El hospital ayudará un tiempo. Pero voy a encontrar a Shane”, expresó, de acuerdo al medio briánico Daily Mirror.

A principios de esta semana, Sinead compartió detalles del funeral de su hijo y explicó que seguirá sus deseos, así que tendría una ceremonia hindú en la que sólo asistiría ella y su padre, Donal Lunny.

“Para su información, Shane era hindú. Así que el funeral será solo para su madre y su padre. Este también fue el deseo que Shane expresó en sus notas de suicidio”.

El hijo de 17 años de Sinead O’Connor fue encontrado muerto en Irlanda hace una semana después de que la cantautora irlandesa notificara a las autoridades sobre su desaparición.

La policía dijo que el caso de desaparición se cerró después de que se encontrara un cuerpo en la ciudad costera oriental de Bray, a unos 20 kilómetros (12 millas) al sur de Dublín.

O’Connor publicó en Twitter que su hijo, “la misma luz de mi vida, decidió terminar su lucha terrenal hoy y ahora está con Dios. Que descanse en paz y que nadie siga su ejemplo. Mi bebé, te quiero mucho. Descansa por favor”.

Anteriormente, la cantante de 55 años había acudido a las redes sociales para pedirle a su hijo que no se lastimara. Precisó que había sido hospitalizado después de dos intentos de suicidio.

Shane era uno de los cuatro hijos de O’Connor. Su padre era el músico irlandés Donal Lunny.
O’Connor se hizo famosa por su deslumbrante versión de 1990 de la canción de Prince “Nothing Compares 2 U”. Ella surgió de una familia abusiva en Irlanda y ha sido abierta sobre su propia lucha con una enfermedad mental.