Rescatan a dos niños en Atizapán; desnudos y amarrados eran golpeados por su madre

Durante un operativo de la Policía de Atizapán de Zaragoza, se aseguró a una mujer de 27 años, así como a un adulto de 49 que no intervino para detener el castigo hacia sus nietos

En atención a un llamado de auxilio, elementos de la policía municipal de esta localidad rescataron a dos menores, cuando su madre los tenía completamente desnudos, amarrados con cinta canela y les propinaba descomunal paliza, según dijo “para corregirlos, pues se portaban muy mal”; durante la acción policíaca, la madre y el abuelo de los menores fueron detenidos.

La Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de la localidad informó la captura de estas dos personas y las golpizas a que eran sometidos los menores se dio después de que personal del Sector 3 y Técnico Operativo (TEO) atendieron un llamado de emergencia respecto a una serie de disturbios en calles de la colonia San Miguel Xochimanga. La dependencia, dijo que al llegar al lugar, los uniformados tomaron conocimiento de los reportes vecinales y procedieron a auxiliar a los dos menores de edad, quienes se encontraban amarrados con cinta y desnudos, y eran golpeados por una mujer en un domicilio de la colonia.

Con apoyo del personal de Psicología de Prevención del Delito de la policía municipal, un niño y una niña de 5 y 8 años de edad, respectivamente, fueron rescatados y revisados por paramédicos para entregarlos en custodia a las autoridades correspondientes. Los uniformados detuvieron a quien se identificó como Elizabeth “N” de 28 años de edad, madre de los infantes, quien dijo que los estaba castigando por su mal comportamiento. La mujer fue trasladada ante el Ministerio Público quien determinará su situación jurídica.

Cabe señalar que tras el inicio a las investigaciones correspondientes y con apoyo de policías municipales se logró ubicar y detener a Fernando “N” de 49 años de edad, abuelo de las víctimas, quien presuntamente consentía y también participaba en las golpizas a los menores de edad.

Por lo anterior, los uniformados lo trasladaron a la Agencia de la Fiscalía de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en Barrientos, donde quedaron a disposición del Ministerio Público, a fin de que sea esta instancia la que en las próximas horas determine su situación legal.