Quiénes son los hmong etnia de origen chino que la CIA utilizó en la guerra de Vietnam

Cuentan los historiadores que los hmong lucharon con valentía y fiereza del lado de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.
Quiénes son los hmong etnia de origen chino

Se los conoce como el ejército perdido, soldados de una guerra secreta o miembros de un pueblo olvidado.

La comunidad hmong, etnia china que actualmente vive dispersa entre algunas regiones del sudeste asiático y otros rincones del planeta, es una incógnita para muchos y de ahí que reciba todo tipo de calificativos literarios.

Actualmente, muchos de sus integrantes residen en Estados Unidos, concretamente en California, estado con la mayor población hmong del país. ¿Cómo llegaron hasta allá?

Fascinación por los hmong

“Mucha gente cree que los hmong son originarios de Laos”, le dice a BBC Mundo Franklin Ng, antropólogo e historiador de la Universidad Estatal de Fresno, California. “Pero se trata del grupo étnico minoritario más grande de China”.

El académico explica que, tras un período de agitación en la China del siglo XIX, muchos de los hmong emprendieron camino hacia otros países asiáticos como Vietnam, Tailandia, Laos o Birmania.

Según Ng, existe cierta fascinación hacia los hmong, especialmente por su implicación en una de las grandes operaciones clandestinas de la historia.

La “guerra secreta”

Esta operación clandestina se conoce como la “guerra secreta” y fue orquestada por la agencia de inteligencia estadounidense, la CIA, como parte del conflicto bélico en Vietnam.

“Los hmong tenían reputación de ser un pueblo muy determinado y competente en la guerra, de mucho coraje, sin miedo”, señala Ng.

La CIA se fijó en uno de sus líderes más destacados, Vang Pao, un general hmong que combatió junto a los franceses durante la Segunda Guerra Mundial y que tenía fama de militar valiente sin miedos.

La CIA lo reclutó para complementar sus fuerzas en Laos y en el mar, y Pao, a su vez, unió a sus filas a muchos hmong y personas de otros grupos étnicos de Laos.

“Se dice que fue una guerra o un ejército secreto porque en realidad mucha gente no conoce los detalles de la Guerra de Vietnam”, sostiene Ng.

Para el profesor universitario, no debería llamarse Guerra de Vietnam sino la Segunda Guerra de Asia (la primera sería la de Indochina y Francia), por la implicación de varios países de la región.

“Estados Unidos intentó recoger el legado francés y continuar el combate a lo que consideraba los peligros del comunismo”, dice Ng.

“Vietnam tiene forma de letra C al revés. Los vietnamitas del norte querían llegar al sur, pero era más eficaz ir por Laos y Camboya que recorrer la curva de la C.

“Estados Unidos quería interceptar ese flujo, el llamado rastro o camino de Ho Chi Minh, y para eso se apoyó en los hmong”, relata.

Huida a otros países

Con la caída de Saigón en 1975 y la derrota de Estados Unidos, los hmong tuvieron que huir hacia otros países para evitar la persecución del gobierno de Vietnam, decidido a acabar con ellos.

La mayoría cruzó a Tailandia donde había campos de refugiados que los alojaron durante años.

Con las crisis humanitarias que azotaron al país asiático, otras naciones se ofrecieron a acoger personas hmong.

El grupo más grande llegó a Estados Unidos. Otros fueron a Australia, Canadá o incluso Francia.

En el caso de Estados Unidos, Ng comenta que las autoridades no querían un escenario similar a la llegada masiva de cubanos a Florida, no querían que la presión recayera en un solo estado.

“Decidieron que iban a distribuir a los refugiados del sudeste asiático entre todos los estados, los 50.

“Pero había un problema: los hmong provenían de una región de clima tropical, con temperaturas cálidas, y los que aterrizaban en estados como Wisconsin o Minnesota no se adaptaban al frío.

“Se empezó a dar una migración secundaria, de ahí que muchos llegaran a California”, agrega.

Adaptación a la nueva vida

El proceso de integración de los hmong en California no fue fácil. Uno de los elementos característicos de la comunidad es su concepto de familia como un clan extendido que incluye hermanos, abuelos, tíos, primos, otros parientes e incluso amigos.

En algunos casos se trata de familias múltiples que comparten complejos de apartamentos.

Son familias en las que un hombre se ha hecho cargo de la viuda de un hermano que murió en combate, por ejemplo, y que termina viviendo como si tuviera varias esposas.

Estas formas de vivir llamaron la atención en un país en el que reinaba la ignorancia sobre los hmong.

“A los vietnamitas del sur se les dio mucha publicidad y con los hmong había una gran confusión. Los estadounidenses de origen chino y japonés tampoco conocían la cultura hmong”, expone Ng.

Los tailandeses jugaron un papel muy importante para servir de puente, dado que los hmong hablaban y entendían mucho mejor el tailandés que el inglés.

Los choques culturales han sido muchos y la brecha entre los hmong y la población de acogida se mantiene, aunque es más pequeña que hace 10 ó 15 años.

“El papel de los niños y jóvenes hmong es esencial para entender ese acercamiento”, sostiene el historiador Ng, quien confía en que la juventud sirva de puente entre las distintas culturas.