Prevenir y erradicar la violencia familiar y de género, es tarea de todos, destacan

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres y las niñas.

En el marco de la Conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, los Servicios de Salud a través del programa de atención y prevención a la violencia, se unen a la campaña mundial de activismo contra esta problemática que aqueja en todos los ámbitos a la sociedad.

Este 25 de noviembre, la Secretaría de Salud invita a la ciudadanía a sumarse a concientizar, atender y prevenir la violencia en casa, en pareja, en su entorno, así como también unirse a conmemorar estos días con una vestimenta color naranja.

En los Servicios de Salud se han beneficiado 92 personas con atención integral por violencia sexual. Se han aperturado 32 grupos de reeducación en el que hombres y mujeres desarrollan nuevas habilidades y formas de relacionarse entre sí, desde un plano de igualdad en la relación de pareja dónde las expresiones de violencia no sean las únicas, ni la principal forma de relacionarse.

Se realizaron 16 talleres de promotores de prevención de la violencia sexual comunitaria y violencia sexual en el noviazgo; se han impartido 24 talleres de Prevención de Violencia en el Noviazgo y Violencia Sexual en población adolescente y juventudes, coadyuvando a que identifiquen y visibilicen creencias y construcciones de roles y estereotipos que les puedan ubicar en situaciones de vulnerabilidad y/o de riesgo y con esto ayudarles a generar habilidades de respuesta que les permitan salvaguardar su integridad, desarrollar nuevas formas de protección y seguridad entre hombres y mujeres.

A lo largo del 2020 y 2021, la emergencia sanitaria ha visibilizado la agudeza del problema de la violencia de género estrechamente vinculada a las barreras de desigualdad que limitan el acceso de las mujeres a una vida libre y sana. Ante las medidas de confinamiento para mitigar la propagación del coronavirus que provoca la COVID 19, se estima a nivel mundial un repunte en los eventos de violencia contra las mujeres,  lo que a nivel nacional se ha evidenciado con un incremento en las llamadas a las líneas de emergencia.

Siguiendo las recomendaciones de las instancias internacionales, en los Servicios de Salud de San Luis Potosí se brinda la atención a la salud sexual y reproductiva, incluidos los de prevención y atención a la violencia, se han clasificado como esenciales, lo que ha significado un esfuerzo conjunto y a través de los Servicios Especializados para la atención a la Violencia, para mantener estos servicios disponibles, accesibles y cercanos a la población.

A lo largo de este año 2021, en San Luis Potosí se ha trabajado en la sensibilización y capacitación al personal de salud en diferentes temas como: la norma NOM 046, Buen Trato durante el embarazo, parto y puerperio, Atención Inmediata a la Violación Sexual, Atención Médica a la Violencia Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo.