Presentan monografía XXL sobre vida y obra de Frida Kahlo

Se trata de una recopilación del historiador de arte Luis-Martín Lozano, en colaboración con Andrea Kettenmann y Marina Vázquez Ramos.
monografía XXL sobre vida y obra de Frida Kahlo

Una de las artistas más importantes de la plástica en México y a nivel internacional, es Frida Kahlo, pionera del discurso político sobre la condición de género, la sexualidad y el feminismo en la escena del arte contemporáneo.

Y por tal motivo sigue siendo objeto de estudio para redescubrir sus obras y obtener información de otras más de las que poco se sabe.

Es así que el historiador de arte, Luis-Martín Lozano, en colaboración con Andrea Kettenmann y Marina Vázquez Ramos, presentan el proyecto, “Frida Kahlo.

Obra pictórica completa”, una monografía de la editorial Taschen que compila las 152 pinturas de la artista mexicana.

Este volumen de tamaño XXL permitirá a los lectores contemplar las pinturas de Frida Kahlo desde una perspectiva más amplia, algunas en formatos que superan a los de las obras originales, acompañadas de fotografías ligadas a su vida personal y profesional.

También hay una selección de dibujos, páginas de su diario personal, cartas y una extensa biografía.

Además, el libro presenta obras pertenecientes a colecciones privadas de difícil acceso y reproduce pinturas que se habían perdido o que no se exponen desde hace más de 80 años.

El proyecto aborda el estudio más extenso de las pinturas de Frida Kahlo publicado hasta la fecha, según comparte en entrevista el propio Luis-Martín Lozano.

“Es el primer compendio de toda la información que tenemos disponible de Frida Kahlo sobre sus pinturas.

Es un proyecto que ha tomado varios años realizar, y está centrado en estudiar, documentar e interpretar, por primera vez, todas las obras que Frida Kahlo pintó, incluso aquellas que están en paradero desconocido o que fueron destruidas”.

Reitera que el enfoque del libro no tiene como resultado un mejor conocimiento de la pintora, “al contrario, se concentra en la pintura, en el origen y en el meollo del proceso creativo de Frida Kahlo y lo que da pie al desarrollo de su personalidad, dicho de otra manera, en pintura no hay historia que contar”.

Recuerda el historiador que esta obra como tal es un objeto de colección, no solo por la información que alberga, además porque por sí mismo, es una pieza de arte, por el volumen, por las ilustraciones en gran formato y por las fotografías que contiene.

Es un proyecto que tomó muchos años, incluso después de haber sido entregado el contenido a la editorial, ésta tardó cuatro años en desarrollar toda la apuesta visual para su impresión.