Pedro Castillo toma posesión como presidente de Perú

El socialista Pedro Castillo asume la presidencia de Perú tras unas disputadas elecciones, con el desafío de superar la pandemia de covid y conciliar a un país polarizado

El socialista Pedro Castillo asumió este miércoles la presidencia de Perú, donde tendrá asuntos urgentes que abordar como el brote del covid-19 más letal del mundo con respecto a su población, la reactivación de la economía y la recuperación de la confianza en un país fracturado por constantes crisis políticas.

Castillo, un profesor de primaria de escuela pública e hijo de campesinos, juró al cargo a las 12.00 hora local (1700 GMT) en el Congreso.

Juro por los pueblos de Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución“, dijo Castillo.

La juramentación contó con la presencia de algunos presidentes de Sudamérica, en una ceremonia que coincide con la celebración del bicentenario de la Independencia del país sudamericano.

Castillo, que dará un giro a la izquierda a Perú, ha dicho que gestará un “verdadero modelo” propio en su Gobierno y que buscará elevar impuestos a la clave industria minera para financiar su objetivo de mayor inversión en salud y educación.

Anuncia reforma constitucional

El izquierdista Pedro Castillo, anunció en su primer discurso que enviará al Congreso un proyecto para reformar la Constitución, tras asumir este miércoles el poder en medio de un clima de esperanza para una mitad de sus compatriotas y de temor para la otra.

Tras afirmar que Perú no puede estar “condenado a seguir prisionero” de la Constitución promulgada en 1993 por el entonces presidente Alberto Fujimori, Castillo anunció que “presentaremos ante el Congreso un proyecto ley para reformarla que, tras ser debatido por el Parlamento, esperamos que sea aprobado y luego ser sometido a referéndum popular”.

La propuesta de campaña de Castillo de cambiar la Constitución vigente, que privilegia el liberalismo económico, fue rechazada por su rival en el balotaje del 6 de junio, la candidata derechista Keiko Fujimori, hija del expresidente, y por otros adversarios políticos.

Insistiremos en esta propuesta, pero dentro del marco legal que la Constitución proporciona. Tendremos que conciliar posiciones con el Congreso”, indicó Castillo, cuyo partido Perú Libre tiene solo 37 de los 130 escaños.