Orlando Bloom habló del grave accidente que casi le cuesta la vida

El actor se cayó de un tercer piso hace 23 años y se aplastó la columna vertebral

En sus redes sociales, el actor británico Orlando Bloom, de 44 años, compartió una fotografía que data de 1998 en la que recordó el grave accidente que sufrió hace más de 20 años y casi le cuesta la vida. Un hecho que lo llevó a reflexionar y valorar la posibilidad de estar vivo.

“Este soy yo con mi corsé ortopédico en 1998, cerca de tres meses después de haber caído tres pisos y haber aplastado mi columna vertebral, escapando de la muerte y la parálisis”, escribió el actor junto a

“Estoy agradecido a diario por mis extremidades, que me permiten superar mis límites y vivir la vida al límite”, añadió Bloom, que recibió mensajes tanto de su actual pareja y futura esposa Katy Perry como de su ex mujer, Miranda Kerr. “Te amo”, le escribió la cantante, mientras que la modelo, casada con Evan Spiegel, le dijo que “estaba muy orgullosa” de él. El accidente, según contó el actor, ocurrió mientras escalaba una terraza en el techo de un edificio junto a un grupo de amigos. Bloom pisó una tubería que colapsó y cayó.

El actor británico, conocido por sus papeles en sagas como “El señor de los anillos” y “Piratas del Caribe”, habló con sus fanáticos de este detalle de su vida para mostrar su gratitud y su capacidad de superación. En la misma publicación compartió otra fotografía de él en la actualidad, practicando ciclismo con un compañero en una carretera.

“Hasta entonces, no tenía un aprecio saludable por la vida y la muerte, que no somos invencibles”, dijo Bloom en una entrevista para la revista GQ en 2005. En aquella charla, el actor afirmó que durante cuatro días enfrentó “la idea de vivir en una silla de ruedas por el resto de mi vida. Fui a algunos lugares oscuros de mi mente. Pensé que no iba a volver a caminar”, señaló.

“Hasta que no estás cerca de perderlo, no te das cuenta. Solía andar en motos y conducir coches como si todo fuera una pista de carreras; era ridículo. No fue porque pensara que era genial; era solo porque me encantaba vivir al límite. Pero me he enfriado”, expresó.