¡Me acababa de cambiar de carril, sino me aplasta la pi… pipa!

Momentos de angustia vivió un automovilista que circulaba por el Periférico Oriente, cuando una pipa de agua estuvo a punto de aplastarlo sino es que el destino lo cambiara de carril.

Relata el testigo de éste accidente que vio como la pipa se acercaba de manera imprudente y el reflejo lo hizo cambiar de carril, para su sorpresa ésta no pudo detenerse y terminó frenándose al impactarse con un camión de transporte de personal, “El destino me cambió de carril, sino me aplasta la pinche pipa”, dijo angustiado el automovilista al momento de ir circulando casi enfrente de la Clínica número 50 del IMSS.

Ante la escasa supervisión de éste tipo de vehículos con carga pesada que circulan entre automóviles a la hora de alta densidad, como éste accidente cercano a las 2 de la tarde, es como suceden éste tipo de percances donde solo hubo daños materiales y algún herido menor al sentir el fuerte golpe de la pipa con el autobús de transporte de personal.

En tono de queja, dice el automovilista que no es raro que existan estos incidentes, “como es el caso de la recién pavimentada ruta que va hacia Rioverde donde el transporte toma gran velocidad sin que la autoridad municipal atienda…no se ve una patrulla vigilando ni de día ni de noche”, cita.