La NASA pierde contacto con una sonda que probaba una nueva ruta a la Luna

La nave CAPSTONE busca probar si esta ruta a la Luna es la mejor para el viaje de astronautas

La NASA señaló este martes que ha perdido el contacto con la sonda CAPSTONE que se dirigía a la Luna. “Tras el despliegue exitoso y el inicio de la puesta en marcha de la nave espacial el 4 de julio, la nave espacial Cislunar Autonomous Positioning System Technology Operations and Navigation Experiment (CAPSTONE) experimentó problemas de comunicación mientras estaba en contacto con la Red del Espacio Profundo”, según un comunicado de la NASA el martes.

¿Qué está pasando con CAPSTONE?
La nave fue lanzada, tras un retraso, el pasado 28 de junio hacia la Luna para probar una nueva ruta que, en teoría, era más eficiente y menos demandante.

Sin embargo, poco después de desplegarse desde un cohete Electron de Rocket Labs para completar su recorrido, los ingenieros en Tierra han perdido todo tipo de contacto con CAPSTONE.

Un portavoz de la NASA le dijo a Space.com que el equipo tiene información sólida sobre la trayectoria de CAPSTONE y que los controladores están intentando restablecer el contacto con ella.

“Si es necesario, la misión tiene suficiente combustible para retrasar la maniobra inicial de corrección de trayectoria posterior a la separación durante varios días”, dijo.

Su misión es muy importante
CAPSTONE es un cubesat que pesa solo 24 kilos y se dirige a la Luna como parte del plan de la NASA para que los humanos regresen a su superficie por primera vez en más de 50 años.

La nave está probando la misma órbita que utilizará Gateway, el que será la próxima estación orbital lunar de la NASA, que servirá como un puesto de avanzada para los astronautas de Artemisa que visiten la superficie del satélite a finales de esta década.

El plan es que CAPSTONE entre en una órbita de halo casi rectilínea alrededor de la Luna el 13 de noviembre.