Jueza canadiense deja en libertad a Meng Wanzhou, presidenta financiera de Huawei

Meng Wanzhou, presidenta financiera de Huawei, llegó a un acuerdo con los fiscales estadunidenses y podrá abandonar Canadá.
2647445

La presidenta financiera de Huawei, Meng Wanzhou, llegó a un acuerdo con los fiscales estadunidenses para poner fin al caso de fraude bancario contra ella, informaron el viernes funcionarios, lo que permitirá que abandone Canadá y que se elimine un foco de tensión entre China y Estados Unidos.

Meng fue arrestada en el Aeropuerto Internacional de Vancouver en diciembre de 2018 por una orden de detención de Estados Unidos, y fue acusada de cargos de fraude bancario y electrónico por supuestamente engañar a HSBC sobre los negocios del gigante de equipos de telecomunicaciones en Irán.

Su detención desató una tormenta política entre los dos países y atrajo a Canadá a la contienda cuando China detuvo a un empresario y a un exdiplomático canadiense poco después de que Meng fue detenida.

En una exclusiva el viernes, Reuters informó de que Estados Unidos había llegado a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con Meng.

Nicole Boeckmann, la fiscal estadounidense en funciones en Brooklyn, dijo que al presentar el acuerdo, “Meng ha asumido la responsabilidad por su papel principal en la perpetración de un esquema para defraudar a una institución financiera global”.

El acuerdo sólo se refiere a Meng y los cargos de Estados Unidos se mantienen contra la compañía. Un portavoz de Huawei no quiso hacer comentarios.

Más allá de resolver una disputa entre Estados Unidos y China, el acuerdo también podría allanar el camino para la liberación del empresario Michael Spavor y el exdiplomático Michael Kovrig, ambos canadienses que han estado retenidos en China desde poco después de que Meng fue detenida en 2018.

Meng, que también ha usado los nombres de pila en inglés “Cathy” y “Sabrina“, ha dicho que es inocente y ha estado luchando contra la extradición a Estados Unidos desde Canadá.

Meng está confinada en Vancouver y vigilada las 24 horas del día por seguridad privada que ella misma paga como parte de su acuerdo de fianza.