Johnny Depp era celoso y controlador, según la actriz Ellen Barkin

Johnny Depp era celoso, controlador y se emborrachaba con frecuencia, dijo la actriz Ellen Barkin en el juicio que sostiene el actor contra Amber Heard.

Johnny Depp era celoso, controlador y se emborrachaba con frecuencia, dijo su exnovia y actriz Ellen Barkin, en un testimonio pregrabado el jueves en el juicio por la demanda por difamación del actor contra su exesposa Amber Heard.

Barkin, de 68 años, dijo que tuvo una breve “relación sexual” con el actor en la década de 1990.

Barkin dijo que durante los varios meses que estuvieron juntos, Depp “estaba borracho la mayor parte del tiempo”.

Es un hombre celoso, controlador: ‘¿Adónde vas? ¿Con quién vas? ¿Qué hiciste anoche?'”, agregó. “Una vez se enojó mucho porque tenía un rasguño en la espalda e insistió en que se debía a que tuve relaciones sexuales con una persona que no era él”, dijo.

Barkin contó un incidente durante el rodaje de la película de 1998 “Pánico y locura en Las Vegas” en el que Depp “arrojó una botella de vino al otro lado de la habitación del hotel (…) No sé por qué tiró la botella”, aunque indicó que pudo haber tenido una discusión con amigos o con su asistente.

“Poco profesional”

Tracey Jacobs, la exagente de Depp que también ofreció un testimonio grabado, dijo que la reputación del protagonista de “Piratas del Caribe” comenzó a decaer después de 2010 debido a su “comportamiento poco profesional”.

Los abogados de Depp alegan que las acusaciones de abuso doméstico de su exesposa dañaron la reputación de su cliente, pero su exagente sostuvo que el actor ya había comenzado a decaer antes de eso.

Jacobs declaró que el “comportamiento poco profesional” de Depp incluía el uso de drogas y alcohol así como “llegar tarde al set de forma constante en prácticamente todas las películas”.

A los equipos de producción no les gusta esperar durante horas y horas y horas a que aparezca la estrella”, explicó. “Es una comunidad pequeña e hizo que la gente se mostrara renuente a recurrir a él hacia el final”, acotó.

Alegó que Depp estaba en tal “desesperación financiera” en enero de 2016 que acudió a la agencia para pedir 20 millones de dólares. Alegó que ella y sus socios le dijeron que su firma “no era un banco” aunque lo ayudaron a obtener un préstamo a través del Bank of America.