Impulsar economía circular

  • Modelo de economía circular orientado a la reutilización, reparación, reacondicionamiento, remanufacturación, reciclaje, recuperación y rediseñar materiales
Impulsar economía circular

La economía circular se basa en el cambio de los esquemas de producción y consumo sustentados en una economía lineal de extracción-producción-consumo-desperdicio, para pasar a un sistema en el que se cierren los ciclos de producción y se mantenga un flujo constante de los recursos naturales, sin que el producto pierda valor en sus procesos.

Los modelos actuales de vida y de consumo ejercen presión sobre los sistemas naturales: Se recicla solamente 25 por ciento de lo que consumimos; 45 por ciento de las frutas y vegetales que se cosechan se desperdician; de los 263 millones de toneladas de carne que se producen mundialmente cada año, se pierde el 20 por ciento que equivalen a 75 millones de vacas; se pierden 1,300 millones de toneladas de comida producida al año para el consumo humano, un tercio del total; cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y se usan 500 mil millones de bolsas de plástico, siendo depositadas ocho millones de toneladas en los océanos cada año que amenazan a la biodiversidad marina.

Es importante destacar que se desechan residuos electrónicos por un volumen de 50 millones de toneladas al año, que es el equivalente en peso al de todos los aviones comerciales que se han fabricado y sólo se recicla formalmente el 20 por ciento de esos desperdicios; y en México los residuos representan más de 44 millones de toneladas al año y se calcula que este volumen llegue a 65 millones para el año 2030.

El modelo de economía circular es restaurativo y regenerativo, minimiza los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de los materiales al incrementar su reutilización, reparación, reacondicionamiento, remanufacturación, reciclaje, recuperación y rediseñar materiales.

Los cinco beneficios de la economía circular se relacionan con la maximización del crecimiento económico, minimización de costos, creación de valor, generación de empleos y aplicación de innovaciones.

La maximización del crecimiento económico se obtiene principalmente como resultado de la combinación de los mayores ingresos derivados de las actividades circulares emergentes y de la reducción de los costos de producción por la utilización más eficiente de los insumos.

En la minimización de costos se obtienen ahorros como consecuencia de la reutilización, reparación, reacondicionamiento, remanufacturación, reciclaje, recuperación y rediseño industrial.

La creación de valor se genera al aumentar la productividad y estimular la innovación como producto de la generación de soluciones creativas y sostenibles.

En la generación de empleos derivados de los nuevos modelos de producción, uso de las avanzadas tecnologías, digitalización y automatización, resultando empleos de alta especialización, así como al utilizar mano de obra local en actividades de reciclaje, recuperación y reutilización en micro, pequeñas y medianas empresas por medio de la innovación, creatividad y emprendimiento.

La innovación de iniciativas al sustituir los productos fabricados de modo lineal por bienes de la economía circular de rediseño, creación de redes logísticas inversas y otros sistemas de apoyo, incluyendo mayores tasas de desarrollo tecnológico, empleo de materias primas derivadas del reciclaje y recuperación, creación y formación de mano de obra especializada, mejora de la eficiencia energética, y oportunidades de optimizar la competitividad y la rentabilidad de las empresas.

La economía circular maximiza la utilización de materiales como recursos al extender la vida útil de los productos y extraer un valor óptimo una vez que se descartan para convertirlos en nuevos productos.

El garantizar el derecho de todos las familias mexicanas a vivir en un medio ambiente sano para su desarrollo, salud y bienestar, reducir el impacto ambiental derivado de las actividades económicas, promover y fomentar el desarrollo económico a través de la valorización de los residuos e impulsar y fomentar el desarrollo tecnológico para la mitigación de la contaminación y de los efectos del cambio climático, solo se puede alcanzar al impulsar la adopción del modelo de economía circular con una nueva Visión del Futuro.

La responsabilidad de su correcta, adecuada y oportuna aplicación les corresponderá al gobierno federal, los gobiernos de las entidades federativas y los municipios, a fin de desincentivar la elección de productos fabricados a partir de materiales compuestos que limiten el reciclaje de éstos o no puedan incorporarse a una cadena económica secundaria, así como las materias primas de segundo uso que podrán ser usadas para todo bien o producto destinado como empaque y embalaje, consumo general y contacto con alimentos.

En México el modelo de economía circular contempla una serie de excepciones para que se reciclen o se reutilicen, productos, bienes o materias primas, cuyo uso esté destinado para asistencia humanitaria, uso médico y la investigación, que al fin de su vida se consideren residuos peligrosos o tóxicos biológico infeccioso, empaques de alimentos y bebidas, productos de higiene personal y control de natalidad, uso militar, seguridad nacional y usados en la industria nuclear.

La información ambiental de impacto contenida en las etiquetas de los productos que se comercialicen en territorio nacional debe ser gráficamente entendible para toda la población, describiendo la naturaleza y características de reciclaje del producto sin que induzca a error al consumidor.

Los gobiernos municipales tendrán la obligación de incluir en sus programas municipales de economía circular a los grupos informales que realicen actividades relacionadas con el reciclaje y el aprovechamiento de los residuos sólidos que generan los habitantes de sus localidades.

Las sanciones administrativas que se impondrán a quienes no cumplan con las disposiciones legales de la economía circular; se contempla un recurso de revisión, con el fin de que los ciudadanos inconformes con la resolución a que haya lugar tengan un medio de defensa optativo para establecer la legalidad de la actuación de la autoridad respectiva.

En México las áreas con más potencial como generadoras de empleo dentro del modelo de economía circular son: Producción de energía a partir de fuentes renovables, Eficiencia energética, Gestión de residuos y del agua, Gestión de la calidad del aire, Restauración y preservación de la biodiversidad, Adaptación al cambio climático, Diseño sostenible, Desarrollo de la infraestructura verde, Actividades de eco-diseño, Actividades de eco-etiquetado, Contratación pública verde, Sector de la construcción verde, Sector de la alimentación verde y Sector de bio plásticos, con la prospectiva de crecimiento económico de dos dígitos 11.0 por ciento en 2030 y 27.0 por ciento en 2050.