Gobierno de Biden planea reiniciar política de Trump “Quédate en México” en noviembre

Gobierno de

El gobierno de Joe Biden planea  volver a implementar la política “Quédate en México” (MPP, por sus siglas en inglés) de la era de Donald Trump a mediados de noviembre si puede obtener la aceptación del país vecino.

El programa  obliga a los migrantes a permanecer en suelo mexicano hasta la fecha de su audiencia en la corte de inmigración de Estados Unidos.

En un comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) declaró que  “México es una nación soberana que debe tomar una decisión independiente para aceptar el regreso de personas sin estatus en México como parte de cualquier reimplementación del MPP. Las discusiones con el gobierno de México sobre cuándo y cómo se reimplementará el MPP están en curso”.

La medida se produce después de una victoria inicial de Texas y Missouri en una demanda que argumentó que la administración de Biden retiró demasiado apresuradamente la política, según la cual Estados Unidos transportó a 70 mil solicitantes de asilo a México para esperar una determinación en su caso, indicó el medio The Hill. El DHS apeló el caso, pero trabaja para retomar el programa.

El secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, recordó el jueves en entrevista con Lucía Leal, de la agencia de noticias EFE: “Nosotros pusimos fin a ese programa y nos demandaron por hacerlo. Y ahora estamos bajo una orden judicial para implementar ese programa, no sólo en Laredo, sino a lo largo de toda la frontera sur. Esa es una orden de la corte que estamos obligados a seguir y, por lo tanto, debemos cumplirla, y estamos obligados a implementarla lo más rápido posible. Y para hacer eso, estamos en conversaciones con el Gobierno de México, porque se requiere que ambos países estén de acuerdo con ese programa”. También indicó que se reiniciará este año.

Altos funcionarios de la administración Biden dijeron el jueves que bajo la versión actualizada del programa, los inmigrantes tendrán fechas de corte fijadas en no más de seis meses en el futuro y asistirán a audiencias con jueces de inmigración en uno de los 10 tribunales que se establecerán cerca de Brownsville y Laredo, Texas.
Sin embargo, los planes para implementar la política revisada quedarían en suspenso si la administración de Biden finalmente gana la demanda presentada por Texas y Missouri.

“Hay ciertas cuestiones que México también ha planteado sobre la implementación previa” de Quédate en México, mencionó uno de los funcionarios. “Cualquier reimplementación tendría que tenerlos en cuenta”, indicaron medios estadounidenses.

El gobierno de México, dijeron funcionarios de la administración, reportó CNN, también expresó su preocupación por los horarios y lugares de los retornos.
El DHS había mencionado que está actualizando las políticas y procedimientos para tener en cuenta el Covid-19. 

En un comunicado, un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional dijo: “Como se señaló en la declaración presentada el jueves, el DHS está tomando las medidas necesarias para cumplir con la orden judicial, que requiere que reimplementemos el MPP de buena fe. Estamos trabajando para hacerlo, a pesar de nuestra apelación de la orden del tribunal, lo que incluye, por ejemplo, la emisión de contratos para reconstruir instalaciones temporales para audiencias de inmigración cerca de la frontera suroeste”.

Quédate en México, que la administración Trump inició en enero de 2019, generó un auge demográfico en los campamentos de migrantes en el lado mexicano de la frontera. 

Las organizaciones de derechos humanos documentaron cientos de secuestros, violaciones y agresiones de migrantes que esperaban en los campos en expansión sus audiencias de asilo.