Defiende Encinas avances en caso Ayotzinapa; López Obrador pide extradición de Tomás Zerón

A 7 años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa Alejandro Encinas defendió los avances de la Comisión Presidencial y Fiscalía Especial.
Ayotzinapa

A 7 años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas defendió los avances de la Comisión Presidencial y Fiscalía Especial creadas para investigar el caso, más allá de la llamada “verdad histórica”, con la identificación plena de dos estudiantes.

Sin embargo, reconoció que después de dos años ocho meses de administración, todavía no cumplen con el objetivo central que es conocer lo que sucedió en Iguala y saber dónde están los “muchachos”.

En conferencia de prensa, reveló que el presidente Andrés Manuel López Obrador envío una carta al primer ministro de Israel, Naftali Bennet, solicitándole su apoyo y colaboración para extraditar a México a Tomás Zerón, entonces titular de la Agencia de Investigación Criminal, acusado de tortura y manipulación de pruebas.

“Incluso el Presidente de la República ha enviado una carta que pronto se dará a conocer en cuanto se confirme que ha sido recibida por el primer ministro de Israel, solicitándole su apoyo y colaboración para agilizar los trámites de extradición de esta persona, donde se ha venido acreditando pues que incurrió en omisiones y en responsabilidades graves en toda la construcción de la verdad histórica”, detalló.

Alejandro Encinas rechazó que el gobierno se dedique a “patear el bote”, dándole largas al asunto, tratando de desmontar la versión del sexenio pasado, ya que aseguró, la tarea primordial es investigar.

Dijo que no están centrados “en solamente ajustar cuentas con la administración anterior, el objetivo fundamental de nuestro trabajo”, insistió, “es conocer la verdad y saber dónde están los muchachos”.

Resaltó que está en condiciones de confirmar que los normalistas no tenían ningún vínculo con los Guerreros Unidos; en los hechos participaron tres células bien articuladas de policías y sicarios; los 43 estudiantes nunca estuvieron juntos durante su desaparición, y la organización criminal instaló retenes en varios puntos cercanos a Iguala.

“No estamos pateando el bote, no es que creamos o no en la verdad histórica, lo que estamos señalando es que se ocultó la verdad de los hechos y no se ha hecho justicia, y lo que vamos a continuar haciendo es la búsqueda de la verdad”, indicó.

Por su parte, el fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, dio a conocer que más de 20 personas colaboran con la investigación, entre exfuncionarios, gente que estuvo detenida y algunos acusados que siguen presos.

Subrayó que hasta el momento se han obtenido 89 órdenes de aprehensión por la desaparición de los normalistas, 49 que ya fueron ejecutadas y 40 que están pendientes.

De las que faltan, aclaró, 30 órdenes tienen que ver con los hechos y las otras 10 con irregularidades cometidas en la investigación.

Anunció que en breve solicitarán más órdenes de aprehensión para un número importante de imputados, aunque no quiso adelantar si en este nuevo “ejercicio de judicialización”, hay algún servidor público de mayor rango al que tenía Tomás Zerón.