Concierto de la OSSLP en el Teatro de la Paz

La Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, recibirá a los pianistas Roger y Rodolfo Ritter bajo la dirección de Vladimir Sagaydo

Tras un muy exitoso concierto con música de Star Wars, la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí prepara para este domingo 15 de mayo a las 12:00 horas en el Teatro de la Paz un programa de concierto que incluye obras de tres grandes maestros de la música: Ludwig van Beethoven, Manuel M. Ponce y Maurice Ravel, y recibirá como solistas a los pianistas Roger y Rodolfo Ritter, así como al Mtro. Vladimir Sagaydo, como director huésped. Esto como parte de la programación que prepara la Secretaría de Cultura de San Luis Potosí para celebrar a las y los maestros en su día.

El concierto iniciará con la obertura del único ballet que escribiera completo Ludwig van Beethoven, “Las criaturas de Prometeo”, para luego recibir al primer solista invitado, el joven pianista Roger Ritter, con quien se interpretará el Segundo Concierto para Piano en Si bemol Mayor, también del Genio de Bonn, y que anecdóticamente, el compositor estrenó en 1795, pero retuvo para su publicación hasta 1801.

Tras un breve intermedio, nuevamente la OSSLP arribará al escenario bajo la batuta de Vladimir Sagaydo para interpretar, con el pianista Rodolfo Ritter, el Concierto para Piano no. 1, del compositor zacatecano inmerso en la corriente impresionista Manuel M. Ponce, a quien se considera uno de los autores más influyentes de la música de concierto en nuestro país y quien además fue un excelente pianista, combinando ambas facetas de manera magistral en la obra que escucharemos este domingo 15 de mayo en el Teatro de la Paz, y que se conoce como su Concierto “Romántico”.

Para cerrar con broche de oro el concierto dominical de la OSSLP, se interpretará el célebre “Bolero”, obra que consolidó a Maurice Ravel como uno de los más conocidos exponentes de la música del siglo XX.

Con este programa, la Secult busca facilitar el acceso a las expresiones culturales y artísticas que sumen a la formación, educación y promoción de valores éticos en la ciudadanía, que contribuyan a un ejercicio de convivencia sana y armoniosa, en bien de la comunidad.