Con exposición, el Met rinde homenaje a los modistos estadounidenses

Vitrinas de la muestra.
exposición en el Met

¿Cómo contar la moda en Estados Unidos? Como un mosaico de emociones, responde el Museo Metropolitano de Nueva York (Met), que este mes rinde homenaje a la diversidad y a la imaginación de los modistos de ese país con una exhibición que será un anticipo de la tradicional retrospectiva del llamado Costume Institute.

La pandemia del coronavirus obligó al recinto a anular por dos años consecutivos su exposición sobre ese tema, que va de la mano con la gala del Met, la cita social neoyorquina por excelencia que se lleva bajo la égida de la gurú de la moda Anna Wintour.

Organizada para financiar el Costume Institute, la gala del Met es una buena ocasión para que las estrellas que pasen por la alfombra roja luzcan las creaciones de las grandes marcas.

La gala y la exposición suelen llevarse a cabo el primer lunes de mayo, pero el calendario se modificó para no tener que esperar al año próximo y tendrá lugar el lunes por la noche; la exposición de moda se abrirá el 18 de septiembre.

La muestra Estados Unidos: un léxico de la moda es el primer capítulo de una antología más amplia que se verificará en la primavera de 2022.

A través un centenar de piezas, desde los años 40 hasta ahora, el encargado del Costume Institute, Andrew Bolton, quiso romper la imagen de una moda estadunidense esencialmente de tipo deportivo, definida por “su lado práctico, su funcionalidad o igualitarismo”, explicó a la Afp, al considerar que la alta costura suele asociarse a Francia.

El resultado es un mosaico, a través de 12 grandes familias de emociones, que van desde la nostalgia a la consciencia, de la confianza a la fuerza y del placer a la alegría.

En algunas prendas se pegan las palabras que mejor la definen: libertad, para el famoso vestido de Diane von Fürstenberg (nacida en Bruselas pero que vive desde hace años en Nueva York); exuberancia, para la de cuadros rojos; cintura entallada y muy voluminosa, de Christopher John Rogers, o travesura, para una túnica llena de botones de Jeremy Scott.

También se puede encontrar a los célebres creadores Tom Ford, Marc Jacobs o Ralph Lauren, así como marcas más recientes o vanguardistas como threeASFOUR, Collina Strada o Imitation of Christ.

“Hay un centenar de definiciones de lo que es la moda estadunidense”, resume Andrew Bolton, aunque percibe actualmente un sector “bajo el impulso de jóvenes creadores que se comprometen con asuntos profundamente políticos y éticos”.