Chrysler 300 y Dodge Durango podrían desaparecer pronto

  • Tanto el sedán 300 de Chrysler como la Durango de Dodge podrían estar viviendo sus últimos años de vida, ya que sus números no los benefician
Chrysler 300 y Dodge Durango podrían desaparecer pronto

La marca norteamericana Chrysler anunció recientemente una serie de actualizaciones para el 300, aunque el modelo, junto a la Dodge Durango, podrían estar viviendo sus últimos años de vida y desaparecer en los próximos años.

Medios como Automotive News sugieren que el final del Chrysler 300 podría llegar en 2023, pero eso está por verse, ya que la desaparición del 300 ha sido insinuada durante algunos años.

En 2018, el director de marcas de automóviles de pasajeros de FCA en América del Norte, dijo que Chrysler es una marca que “mueve a la gente” y que el 300 no encajaba con sus planes futuros en temas de vehículos y tecnologías nuevas. Si bien esas declaraciones fueron hace tres años, el 300 aún permanece en la alineación a pesar de que las ventas han caído considerablemente. En 2017, el Chrysler 300 vendió 51,237 unidades, mientras que en el 2019 el modelo cayó hasta las 29,213. El año pasado, y con notable influencia provocada por la pandemia, el 300 vendió únicamente 16,653 ejemplares, y en este 2021 hasta el momento lleva vendidas cerca de 11,062 modelos.

Chrysler 300 podría no ser el único auto que tiene como destino desaparecer, ya que la publicación sugiere que la producción de la Dodge Durango podría terminar en 2024. Esta desaparición sería más sorprendente ya que los consumidores consideran a la SUV como una de las fuertes competidoras dentro del segmento.

Dodge vende cerca de 66,000 unidades de la Durango anualmente. En comparación con Jeep, la marca de vehículos todoterreno vende cerca de 200,000 Grand Cherokee al año, y con la llegada de la nueva Jeep Grand Cherokee L.