Biden acusa a Rusia de querer interferir en elecciones de EU en 2022

El presidente Biden acusó que Rusia busca interferir en los sufragios de medio mandato de 2022.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, acusó el martes a Rusia de buscar interferir en los sufragios de medio mandato de 2022, cuando se elegirán congresistas, gobernadores y otros puestos locales, en un discurso a los servicios de inteligencia.

Miren lo que está haciendo ya Rusia con las elecciones de 2022 y la desinformación. Es una violación pura y simple de nuestra soberanía”, dijo el presidente durante una visita a la Oficina de la Dirección de Inteligencia Nacional, cerca de Washington, en referencia a información que recibió al respecto.

El presidente estadunidense también atacó a su homólogo ruso, Vladimir Putin.

El presidente ruso “tiene un problema real, es el jefe de una economía que tiene armas nucleares y pozos de petróleo y nada más”, dijo Joe Biden, y agregó: “Él sabe que está en problemas y a mi juicio esto lo hace aún más peligroso”.

Biden expresó además su preocupación por el aumento de los ciberataques.

Si terminamos en una guerra, en una verdadera guerra armada, con otra gran potencia, será a causa de un ciberataque“, aseguró.

En otoño de 2022, se celebrarán las llamadas elecciones de medio mandato en Estados Unidos, durante las cuales se renuevan todos los escaños en la Cámara de Representantes y un tercio de los escaños en el Senado

Biden advirtió el martes que un ciberataque significativo contra su país podría provocar “una verdadera guerra con disparos” contra una gran potencia, comentarios que ponen de relieve lo que Washington considera amenazas crecientes planteadas por Rusia y China.

La ciberseguridad ha pasado a ocupar un lugar destacado en la agenda del gobierno de Biden después de que una serie de ataques de gran repercusión perjudicaron a EU mucho más allá de las empresas hackeadas. Durante una cumbre celebrada el 16 de junio en Ginebra con el presidente ruso Vladimir Putin, Biden compartió una lista de infraestructuras críticas que Estados Unidos considera vedadas a los actores de los estados-nación.