Beber alcohol acelera el envejecimiento prematuro está científicamente comprobado

Cuando se trata de cuidar nuestra piel para evitar el envejecimiento prematuro, los productos de skincare se convierten en nuestros mejores aliados.

Sin embargo, si tienes el hábito de echarte unos tragos coquetos cada fin de semana, debes saber que beber alcohol te envejece más rápido y está científicamente comprobado.

No, no es broma… no servirá de mucho llevar una rutina de cuidado de la piel si te gustan las bebidas alcohólicas.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Molecular Psychiatry, el consumo de alcohol en exceso es capaz de sumarnos varios años porque afecta de manera directa al ADN a través de los telómeros, los cuales, se encargan de proteger nuestro material genético.

Aunque el envejecimiento es un proceso natural del cuerpo donde el cambio más evidente se presenta en la piel, pues se presentan las arrugas, manchas en la piel, flacidez por pérdida de elasticidad o líneas de expresión, lo cierto es que todo el cuerpo sufre daños, describen especialistas del instituto médico Mayo Clinic.

¿Cómo afecta el alcohol al proceso de envejecimiento?

De acuerdo con los resultados de un nuevo análisis de base genética, el alcohol acelera directamente el envejecimiento del cuerpo al dañar el ADN de los telómeros, es decir, la región de secuencias repetitivas de ADN que se ubican en el extremo de un cromosoma para protegerlos de los daños.

El problema es que una vez que los telómeros se acortan demasiado se acelera el envejecimiento, pero lo más es que la probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con la vejez aumenta considerablemente, por ejemplo, Alzheimer, cáncer o enfermedades coronarias.

Para que te des una idea más clara, la longitud de los telómeros se considera un gran indicador del envejecimiento biológico, cada vez que una célula se replica, se pierden entre 50 a 100 bases de ADN, pero cuando los telómeros son demasiado cortos, las células ya no pueden dividirse y comienzan a morir, acelerando el envejecimiento prematuro.