8 muertos en enfrentamiento entre grupo criminal y autodefensas de Chilpancingo

8 muertos

Momentos de pánico vivieron los vecinos de la comunidad de Buenavista de Salud, en Chilpancingo, al presenciar por al menos dos horas un enfrentamiento entre un grupo delincuencial y autodefensas.

Los hechos ocurrieron el miércoles ya pasada la tarde, según informes, se trató de un ataque perpetrado por Los Ardillos, un grupo criminal con más de 20 años de operaciones en el estado, en contra del campamento de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) de esa localidad.

Testigos del ataque comentaron que estos duraron alrededor de dos horas y dejó un saldo de ocho personas muertas, cuatro de cada grupo.

Por su parte la Comisión para la Construcción de Paz del Estado de Guerrero emitió un comunicado para dar a conocer la información sobre este ataque y relató que un grupo de elementos de la policía de Guerrero que acudían en ayuda fueron agredidos a balazos por al menos tres vehículos que los interceptaron cuando transitaban sobre la carretera federal México-Acapulco.

Murieron dos civiles armados, mismos que portaban uniformes tácticos y armas de alto poder, mientras que ningún uniformado resultó herido.

En el documento oficial se aseguró que inició el despliegue de seguridad que podría extenderse hasta la madrugada del jueves. Por su parte, la Fiscalía estatal ya inició con las investigaciones pertinentes acerca del caso.

Durante las acciones de seguridad se logró el decomiso de dos vehículos con blindaje artesanal, una camioneta con impactos de arma de fuego en su carrocería, que en su interior contenía un aditamento lanza granadas y dos fusiles tipo R-1.

Bruno Plácido Valerio, dirigente de la UPOEG, otorgó una entrevista para un Diario de circulación nacional en la que confirmó la muerte de cuatro integrantes de la organización de civiles armados al intentar repeler el ataque de Los Ardillos.

De acuerdo con sus declaraciones, una de las víctimas es Mario Zamora, ex dirigente de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG). Además, confirmó que durante la balacera fallecieron dos integrantes de la agrupación criminal, mientras que los otros dos sucumbieron en las inmediaciones del poblado de Acahuizotla.

Señaló a la gobernadora del estado, Evelyn Salgado Pineda, de hacer caso omiso a las personas de la comunidad El Rincón, en Chilpancingo, quienes solicitaron una base de operaciones mixtas por el miedo que le tienen a Los Ardillos, delincuentes que buscan controlar el Valle de El Ocotito.