El PRI y el PAN tocando fondo

“Al igual que la Convención celebrada en Aguascalientes en 1932, al reafirmar la voluntad del parado, de luchar por la antirreelección, se enfrentó a intereses creados claramente reeleccionistas, hoy nuestro partido, al expresar su inquebrantable decisión al combatir el cacicazgo, se enfrenta a poderosos intereses creados por el caciquismo o que por inercia lo apoyan.”

Discurso de Jesús Reyes Heroles, en su calidad de
Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en 1972

El triunfo indiscutible de Claudia Sheinbaum, encabezando a MORENA y sus aliados debió haber sido avasallador para el PRIAN, pero parece que no, sus dirigencias nacionales se aferran a lo contrario justificando su rotundo fracaso a decir que vivieron una elección de estado y de piso disparejo, sin el mayor empacho ni decoro se les “olvida” que perdieron por 30 millones de votos y mas del 32% de diferencia.

Raya en el ridículo, y confirma por que las y los mexicanos dejaron de creer en ellos, que Alejandro Moreno y Marko Cortés, repartan culpas al pasado, se digan robados y se sientan demócratas, cuando el primero plantea su reelección y el otro heredar a los suyos el cargo de dirigente.

Creen que las personas son tontas y que no se percatan de que siendo dirigentes se hicieron de su candidatura a senadores de a gratis (plurinominales y primeros en la lista) y sin el menor empacho entregaron las demás de representación proporcional a sus amigos en las estructuras partidarias para con ello asegurarse de su complicidad al momento de consolidar su control interno en sus partidos. Entonces la pregunta es ¿Por qué quieren seguir?, muy sencillo para administrar la minoría para sacar tajada económica y política que es lo que pretenden, pero les salió mal la jugada por que la Presidenta Sheinbaum no los necesita y por que la gente ya no les cree.

En este sentido es que Alejandro Moreno “Alito”, desoyendo a su militancia traiciono el último de los elementos democráticos en PRI, la no reelección, principio que le dio origen y sentido no solo en 1929 cuando fue fundado, sino en la reforma del 32 de aquel siglo que reafirmó el precepto. Lo que no calcula Moreno Cárdenas es que con los resultados que tienen antes de que terminen sus reelecciones habrán perdido el registro.

En el PAN las cosas no son mejores, olvidándose del “más ciudadanía y menos gobierno” Marko prepara una elección de dirigencia a modo cuyos participantes será la nomenclatura con lo que pretende dejar el cargo a alguno de sus cuates.

CONCLUYENDO.

  1. En el caso de San Luis es igual al nacional, con la desbandada de cuadros dirigente y militantes, propiciada por Sara Rocha, -que al igual que su jefe “Alito” fue la primera pluri – los resultados electorales fueron desastrosos, pero en lugar de entrar a la reflexión se tiraron de paleros a la Asamblea Nacional del PRI a modo para Alejandro Moreno.
  • Con votos panistas que le dieron la reelección, Enrique Galindo se prepara para reclamar lo que queda del PRI potosino, habrá que ver si los “Alitos”, lo dejan pasar, así que además de los resultados paupérrimos habrá pleito por las sobras y lo pero con votos que ni de su militancia, la que quede, son.
  • En el PAN tunero la cosa no es diferente con los votos capitalinos y su primera minoría en el Senado, el grupo azuarista se aferra a la silla de la Dirigencia Estatal, aunque del otro lado esta Octavio Pedroza, y algunos que aun ven futuro en el PAN, así que también viene pleito.
  • En fin, que no entienden, realmente no es que importe si desaparecen o no, por que las y los mexicanos ya confirmaron que no los quieren, si desaparecen no pasa nada, a fin de cuentas, al igual que la naturaleza, la democracia siempre encuentra su cause y ojala no sea con ellos.