Don't Miss

    Barco histórico reclamado por la naturaleza tiene una segunda vida como rompeolas

    By on 12 abril, 2021
    Barco histórico reclamado por la naturaleza tiene una segunda vida como rompeolas

     

    • En el estado de Washington hay un barco lleno de árboles que tiene otro propósito. Situado en la parte occidental del estado, en Anacortes, una goleta de cuatro mástiles llamada La Merced ha cobrado nueva vida como rompeolas en un caso de reciclaje creativo. Desde que fue trasladado a su actual ubicación en 1966, el barco ha sido dominado por los árboles que crecen en la arena que llena su casco. El barco forma ahora parte de la historia marítima y fue inscrito en el Registro Histórico Nacional en 1990.

    La Merced tiene una larga historia desde su creación en 1917. Mientras que las goletas de cuatro mástiles se contaban por centenares, La Merced es una de las cuatro que permanecen intactas. El barco fue una goleta auxiliar durante la Primera Guerra Mundial antes de ser utilizada en el comercio de madera entre Portland y California. Luego se acondicionó para transportar petróleo desde Estados Unidos a Australia y Nueva Zelanda, trayendo grano en su viaje de regreso. Pero las aventuras de este barco no terminaron ahí. A finales de la década de 1920, La Merced, de 70 metros de largo, se transformó en una fábrica de conservas flotante y trabajó fuera de Alaska.
    Al acercarse el final de su vida útil, el barco fue vendido como salvamento en 1965. Fue entonces cuando se cortaron sus majestuosos mástiles. También se desmontaron las hélices, los motores y los accesorios de cubierta antes de trasladar la goleta al astillero de Lovric. Es ahí donde el barco permanece hasta hoy, encallado entre rocas y escombros. Aunque La Merced ya no flota en el agua, el barco se ha mantenido hermético y sorprendentemente está en un muy buen estado.
    Utilizar el barco rescatado como rompeolas fue una idea bastante ingeniosa del propietario del astillero deLovric. Anton Lovric, conocido cariñosamente como Tony, nació en Croacia y emigró a Estados Unidos en 1960. Fue Lovric quien tuvo buen ojo para reutilizar La Merced.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login