Don't Miss

    Velo de misterio en muerte de ministerial

    By on 30 septiembre, 2017

     

     

    • Extraña la hipótesis del suicidio
    • Los hechos en el F. Campestre

    A nueve días de que se  produjera el deceso  del agente ministerial , Hermenegildo T., en el interior del Fraccionamiento Residencial Campestre, existe todo un velo de misterio sobre las causas de su muerte.

    Hasta el momento, las autoridades ministeriales no han informado si acaso se tiene algún avance en las pesquisas o se quedan con la hipótesis del suicidio, si ya se confirmó el mismo, o bien se trató de un accidente.

    El ahora occiso, identificado como Hermenegildo T., se encontraba comisionado, junto con otro elementos, en el cuidado de una casa relacionada con una investigación por un crimen, al parecer donde ocurrieron los hechos de un homicidio donde se involucra a Eduardo Hernández Jannet, “Cayeyo Jr“  en el mencionado fraccionamiento.

    La versión de la policía es en el sentido que cerca de la una de la mañana de ese día, el agente ministerial que se encontraba en la custodia de un inmueble al interior del fraccionamiento Campestre, el cual forma parte de una carpeta de investigación por un caso anterior.

    Se dijo que el ahora occiso recibió una llamada vía telefónica, y tras una discusión (se presume la discusión fue con la persona con quien hablaba por teléfono), momentos después presuntamente se efectuó un disparo en el tórax.

    El compañero con el que hacían la custodia del inmueble, al darse cuenta de lo sucedido, habló a los servicios de emergencia, llegando una ambulancia que lo trasladó a un hospital  en donde debido a la lesión posteriormente perdió la vida.

    En lugar se aseguró un arma de fuego corta calibre 9 mm, al parecer propiedad del elemento ahora fallecido.

    Más tarde, personal de Servicios Periciales llevaron a cabo las diligencias respectivas y levantaron los indicios correspondientes para su análisis.

    Se hizo énfasis en el sentido que el ahora occiso no formaba parte de la escolta del licenciado Federico Garza Herrera, titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

    Pero además se aseguró que la Policía Ministerial del Estado seguiría con las investigaciones de este caso para esclarecerlo en su totalidad, aunque hasta la fecha ningún avance del caso se ha dado a conocer.

    Finalmente se debe tomar en cuenta que cualquier agente ministerial sabe que una persona que tenga a la mano un arma de fuego y de un calibre grueso, no se dispara al estómago, lo hace a la cabeza o en la bóveda palatina. Al dispararse al estómago puede fallar en el intento y/o sufrir penosa agonía.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login