Don't Miss

    Jimmy Graham baja de peso para extender su longevidad en Seattle

    By on 9 agosto, 2017

     

    En 2016, los Titans de Tennessee se quedaron a casi nada de regresar a la postemporada de la NFL por primera vez desde 2008.

    Sin embargo, una lesión inoportuna de Marcus Mariota en la Semana 16 terminó con las aspiraciones de un equipo que de una temporada a otra tuvo una notable mejoría, pues de ganar tres encuentros en 2015, pasó a las nueve victorias el año pasado.

    En gran medida esto se dio con el cambio de entrenador en jefe y la captación de talento más joven, además la llegada de agentes libres que rendieron de acuerdo a lo que de ellos se esperaba.

    En las últimas semanas de la temporada 2015, Mike Mularkey asumió el cargo como entrenador en jefe interino, puesto que tomó de tiempo completo a partir de la temporada anterior; Marcus Mariota actuó conforme a su estatus de segunda selección global del Draft, pues parece consolidarse como el pasador franquicia que necesitaba el equipo.

    También el ataque terrestre fue protagonista la temporada anterior, pues el aporte de DeMarco Murray, que revivió su carrera después de un mal año en Filadelfia, y con un entonces novato Derrick Henry, que llevaron a esta unidad a ser la cuarta mejor de la Liga.

    Para este año, se espera un mejor desempeño de la ofensiva en general, con un Mariota recuperado de la fractura que sufrió en la pierna derecha, además de que la línea ofensiva y los corredores se conocen mucho mejor y prometen ser dominantes; también, en el juego aéreo, los Titans le dieron una nueva cara a su cuerpo de receptores, tomando dos jugadores de esta posición entre sus tres primeras selecciones del Draft de este año.

    Defensivamente, Tennessee tiene uno de los mejores cuerpos de siete frontales de la Liga, pues el interior de la línea defensiva está consolidado con Jurrell Casey, que ha ido a los dos últimos Pro Bowls y DaQuan Jones, sólido complemento en esta área.

    Igualmente, en el cuerpo de apoyadores se cuenta con la dupla de Brian Orakpo y Derrick Morgan, que el año pasado se combinaron para casi 20 capturas, siendo la presión al mariscal contrario una de las fortalezas del equipo, aunque la interrogante en el lado defensivo del balón ronda en torno al perímetro, que para esta temporada es inexperimentado.

    Sin embargo, en Nashville cuentan con los ingredientes necesarios para mostrar un mejor nivel que en 2016 y con ello aspirar a ser uno de los contendientes por el título de la AFC Sur y de paso desaparecer esa larga racha de temporadas consecutivas sin estar en Playoffs.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login