Don't Miss

    Descuidan la prevención de violencia; análisis entre 2012 y 2016: CEPS

    By on 28 febrero, 2017

     

    Sólo el 31% de los más de mil 359 millones de pesos destinados para los Centros Estatales de Prevención Social (CEPS) entre los años 2012 y 2016 se ha destinado en programas para evitar la violencia. En contraste el 40% del dinero, se utilizó para salarios e insumos.
    Un estudio de la Secretaría de Gobernación (Segob), elaborado en enero pasado, menciona que los CEPS son “espacios en los que convergen los responsables del ejercicio de los recursos para la prevención y sirven para la planeación, programación, implementación, coordinación, seguimiento y evaluación de políticas de prevención”.
    Sin embargo, el análisis del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), dependiente de la Segob, revela que sólo el 56% de los CEPS, ejecuta las acciones del Programa Nacional de Prevencióndel Delito (Pronapred), y sólo el 47%, se coordina con los municipios para prevenir la violencia. Los documentos consultados por Excélsior revelan que a cinco años de que el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), aprobó la creación de los Centros Estatales de Prevención Social, a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), para prevenir y evitar la violencia, los avances son mínimos. Las evaluaciones hechas a cada una de las entidades, indican que, en  Durango, Oaxaca,  Querétaro, Baja california, Hidalgo y Nuevo León, sólo tienen una plantilla de tres a diez de elementos para operar los CEPS. Mientras que en la Ciudad de México y Tlaxcala se desconoce cuántas personas trabajan en los centros. Los estados que destinan más recursos públicos para el pago de salarios son Sonora (55%); Veracruz y Sinaloa (52% por cada entidad); Chihuahua (50%); Michoacán (49%); Nayarit (44%) y Chiapas (43%).  En 19 estados no reportan el gasto en los trabajadores.
    En algunos de los CEPS los responsables de la planeación y ejecución de programas cuentan con carreras en cirugía, administración pública, ingenierías, contaduría, derecho, computación o sistemas de información.
    En la Ciudad de México y Chihuahua, lo titulares no tienen estudios de nivel superior, y en Tamaulipas no hay responsable.
    Uno de los motivos, según el estudio, por lo que no se ha efectuado la “homologación, profesionalización e institucionalización” en la prevención del delito, es que sólo  59% de los municipios cuenta con una Ley Estatal de Prevención Social de la Violencia y Delincuencia.
    Además, los directores de los CEPS argumentan, que la falta personal, así como la asignación de pocos recursos, dificultan la implementación de programas.
    Ninguno de los CEPS lleva a cabo la difusión de los programas en comunidades de alta incidencia. Según el reporte, las redes sociales, medios impresos (prensa y revistas), páginas web, radio y televisión, son los métodos más utilizados.
    Otra de las irregularidades, es que los CEPS dependen de secretarías de gobierno o seguridad pública de los estados, además carecen de coordinación interinstitucional y no tienen objetivos definidos para prevenir la violencia.
    Objetivos
    Los Centros Estatales de Prevención Social son espacios en los que convergen los responsables del ejercicio de los recursos para la prevención y sirven para la planeación, programación, implementación, coordinación, seguimiento y evaluación de  políticas de  prevención.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login