Don't Miss

    Edomex: la tormenta perfecta

    By on 20 octubre, 2016

     

    Las próximas elecciones en el Estado de México para renovar el poder ejecutivo, dada su cercanía con las presidenciales y la relevancia de la entidad en el contexto nacional, aunado a una serie de grupos, personajes e intereses, hacen de la contienda un marco de referencia con rumbo al 2018 y, si bien sus resultados no son definitorios e inclusive son susceptibles de variaciones entre una elección y otra, no obstante, tendrán sus repercusiones.

    En principio cabe destacar que aglutina al mayor número de electores en el país; converge con la capital de la República y, siempre ha gobernado el PRI. De ahí la importancia, su posición estratégica, numérica y política, hacen de esa entidad una trascendencia nacional.

    Para los partidos de oposición se les presenta la oportunidad de derrotar al PRI, sobre todo a un priismo que representa las arcaicas tradiciones: el de la férrea disciplina, el de las oligarquías, el clientelar, el experto en el corporativismo y el de las prácticas antidemocráticas, corruptas y tramposas. Sin embargo, si el PRI pierde el Estado de México, se le puede convertir en un golpe fatal, sería un fuerte descalabro en las aspiraciones presidenciales de ese partido, la inercia del electorado le sería adversa, sin tiempo para recuperarse, razón por la cual para ese instituto político le es indispensable conservar esa trinchera.

    Están ciertos que el reducto del que pueden echar mano se localiza en los recursos económicos y los programas sociales, es en esa virtud el nombramiento en SEDESOL del operador político del presidente Peña, Luis Miranda, quien fuese su Secretario General de Gobierno y, en la práctica, quien gobernaba el Estado durante su administración, de hecho, la estrategia ya comenzó, el reparto de tarjetas y despensas es encabezada inclusive por el Jefe de la Oficina de la Presidencia Francisco Guzmán, sin duda, con el ánimo de incidir en la próxima elección.

    Por otra parte, dentro de sus cálculos electorales, perciben el hartazgo social acumulado por años, el paso de personajes como Arturo Montiel, Eruviel Ávila y el mismo Peña, acompañados del peculiar Isidro Pastor o el ex rector de la Universidad Gasca, especialista en ingeniería electoral, han abonado a ello. Adicionalmente que la entidad ocupa vergonzantes primeros lugares en corrupción, en feminicidios, en delitos y otros rubros.

    Así las cosas, las condiciones se presentan favorables para un cambio, el problema estriba en que la oposición se ponga de acuerdo, pues si se enfrenta cada quien por su lado, esa fragmentación beneficia al sistema. Enfrentar cada partido en lo particular un proceso electoral de esta magnitud, es un riesgo mayúsculo. Por el contrario, la suma de esfuerzos mediante un proyecto común, puede significar efectos positivos a favor de los mexiquenses, del país y de la democracia.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login