Don't Miss

    Alergias en los ojos

    By on 16 septiembre, 2016

     

    Las alergias en los ojos
    son molestas y des-
    agradables, y aunque en casos graves pueden lesionar la córnea, regularmente se manifiestan de forma simple.
    Causas de alergias en los ojos
    El medio ambiente del campo y de la ciudad contiene una gran cantidad de desencadenantes. Entre los principales factores de alergia ocular encontramos a:
    Los alérgenos más comunes se encuentran en el ambiente, por ejemplo, polvo, polen, pelo de animales, plumas de aves, perfumes y humedad.
    Productos cosméticos para ojos, como rimel, delineador, lápices y sombras para párpados.
    Factores hereditarios.
    Contaminación ambiental.
    Uso de lentes de contacto, principalmente cuando no se les proporciona limpieza adecuada.
    Contacto con agua de albercas.
    Síntomas en tus ojos
    Las alergias en los ojos llegan a ser estacionales, por lo que son capaces de parecer solamente durante alguna de las cuatro estaciones del año, y pueden abarcar:
    Sensación de objetos extraños en los ojos.
    Enrojecimiento del área blanca del ojo.
    Inflamación de la conjuntiva.
    Hinchazón y comezón en los párpados.
    Ojos llorosos.
    Lagrimeo excesivo.
    Sensibilidad a la luz.
    En ocasiones, sobre todo al despertar, los párpados se cierran debido a las secreciones en forma de lagañas.
    Diagnóstico de alergia ocular
    Un médico especialista recogerá la historia clínica del paciente, detallando:
    Un examen físico e historia clínica para determinar si hay antecedentes de alergias en la familia. El enfermo debe indicar si tiene exposición constante a sustancias tóxicas o pelo de animales, y el tipo de alimentos que acostumbra consumir.
    Para conocer los posibles alérgenos que la causan, el médico realiza pruebas de sensibilización, que consisten en reproducir sobre la piel una manifestación de alergia en los ojos mediante el contacto con sustancias que podrían producirlas, las cuales se eligen de acuerdo con la historia clínica de la persona afectada.
    ¿Cómo prevenirlas?
    Para prevenir alergias lo más importante es evitar o limitar el contacto con las sustancias que podrían causarlas. Por tanto, se debe seguir una serie de recomendaciones:
    No prestar cosméticos para ojos ni usar los que estén viejos. Al comprarlos, deben seleccionarse los que sean hipoalergénicos.
    No convivir con animales que originen la aparición del padecimiento, como gatos, perros o caballos.
    Ventilar el dormitorio y los lugares en los que se acostumbre permanecer por periodos prolongados.
    Evitar colocar alfombras si se sospecha que uno de los agentes que provoca la alergia es el polvo.
    Si se usan lentes de contacto deben lavarse diariamente; para ello hay soluciones especiales de libre venta. Usar gafas de sol en exteriores, para proteger la entrada de polen.
    Tratamiento para tus alergias
    Un profesional de la salud determinará el tratamiento a partir del grado de la reacción, además se recomienda:
    Tomar antihistamínicos de libre venta, ya que alivian las molestias.
    Hay soluciones oftálmicas que controlan los síntomas de alergias en los ojos y están disponibles sin receta.
    No deben tocarse los ojos.
    Si esta afección se repite constantemente, el oftalmólogo podría aplicar un tratamiento específico. Se trata de reacción alérgica en los ojos cuando entran en contacto con ciertos compuestos que el sistema inmunológico (encargado de defender al organismo) reconoce como extraños. En consecuencia, se produce histamina, sustancia química que provoca ardor, lagrimeo, comezón y enrojecimiento de ojos. Esta enfermedad puede definirse como la inflamación de la membrana que recubre internamente los párpados, llamada conjuntiva, y suele ir acompañada de dolor o molestia y de secreción viscosa. Se contagia fácilmente, pues basta que nuestros ojos entren en contacto con un objeto que haya sido utilizado por alguien infectado para contraerla.
    El tipo de conjuntivitis que más casos atienden los oftalmólogos es la denominada alérgica, caracterizada por secreción mucosa y comezón en los párpados. En ésta, la conjuntiva se inflama como consecuencia de agentes externos a los que es alérgica, como el polvo que flota en el ambiente, flores, pelos de animales, humedad, o bien, ciertos medicamentos. Otra modalidad de esta afección es la conjuntivitis estacional, la cual se presenta durante la primavera, y guarda relación directa con alergias a factores característicos de la estación, como el polen, que se incrementa durante la floración, lo que también puede llegar a irritar la conjuntiva.
    En ocasiones, esta afección puede adquirirse a través del agua de albercas o por utilizar lentes de contacto sucios o contaminados.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login