Don't Miss

    Luis Videgaray violó la Constitución y endeudó al país

    By on 15 septiembre, 2016

     

    Como secretario de Hacienda, Luis Videgaray, colocó deuda sin avisar al Congreso. Eso lo pone en la línea del juicio político, pues conculcó la Constitución, así como las leyes de Responsabilidad Hacendaria y de Responsabilidades de los Servidores Públicos, dice el exprocurador fiscal de la federación Gabriel Reyes Orona.
    En entrevista con Proceso, el exfuncionario califica la salida de Videgaray como una “operación bumerán”. Y sostiene: “Así como recibió una economía con cifras fantásticas y fantasiosas, Videgaray le entrega a José Antonio Meade un país con cifras fantásticas y fantasiosas”.
    Pero aclara: la crisis por la que atraviesa el país no se debe sólo a Videgaray, sino también al equipo de trabajo de la dependencia, el cual, puntualiza, le fue impuesto por el propio Meade.
    Y cita a Aristóteles Núñez, quien renunció al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a Miguel Meschmaher, subsecretario de Ingresos.
    Acerca de la invitación al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, el especialista en materia fiscal, finanzas y economía señala que la recaudación de ingresos “está basada en cifras que no son técnicamente sustentables”.
    Por eso, insiste, recurrieron a deuda pública para cubrir las necesidades de país. Por eso Meade está ahora al frente de Hacienda. Y expone sus razones:
    “Cuando Videgaray ve la remota posibilidad de que gane Trump en los comicios de noviembre y ante la revisión anual de la renegociación de líneas bilaterales que hace la Reserva Federal de Estados Unidos en enero para analizar si hiciste bien las cosas, su dictamen ayuda a que los bancos extranjeros te reestructuren o prorroguen las tasas de interés.
    “Cuando ve que la deuda pública está a punto de hacer crisis, es cuando dice: ‘Hay que hay que tender lazos con Trump por si llegara a ganar’… con los desastrosos resultados que ya todos conocemos.”
    En suma, Videgaray invitó a Trump “por miedo a la deuda pública”.
    E insiste: la razón de su renuncia fue porque sabía que frente al escándalo de Trump el paquete financiero no iba a pasar en el Congreso. Eso explica también las renuncias de Núñez al SAT, y la de Fernando Aportela como subsecretario de Hacienda.
    Núñez y Aportela “saben cómo está todo; saben que la papa caliente se está pasando de calor y está a punto de volar. Ellos y Videgaray saben cómo está el problema y saben que es inmanejable. Entonces, se lo devuelven a quien se los dio (Meade)”, puntualiza el entrevistado.
    Y reitera: “Videgaray no se va de Hacienda porque le digan cosas sobre Trump, sino porque ya avizora una crisis financiera del país”.
    ¿Entonces está huyendo?

    Sí.

    El arranque de la crisis

    Reyes Orona, quien tiene su propio despacho fiscal, vuelve a Meade, a quien considera la causa de algunos problemas económicos que padece el país.
    En 2010, durante la administración de Felipe Calderón, Meade fue uno de los impulsores del Impuesto Especial sobre Tasa Única (IETU) que se aplica a las empresas. En esa ocasión el PRI votó en contra.
    Calderón puso en Hacienda a Meade en septiembre de 2011 y ahí permaneció hasta el último día de su sexenio, gracias a la invención del IETU, un impuesto que fue «contrario para la nación”, dice Reyes Orona.
    Otro elemento que lleva a la crisis financiera —»que está a punto de estallar”, insiste— es la reforma financiera. El gran problema arrancó en 2013 cuando se instrumentó una política de no devolver el dinero al que los particulares tenían derecho”.
    Ese año, Hacienda no devolvió un solo peso a los contribuyentes. Se quedó con un dinero que no era suyo; ese fue un grave error. Tarde o temprano va a tener que regresarlo.
    En 2013 tampoco regresó el IVA. Fue en 2014 y 2015 cuando Videgaray y Núñez empezaron a devolverlo «muy lentamente”. Sin embargo, muchas empresas, sobre todo maquiladoras y pequeñas empresas que comenzaban a exportar, no lo recibieron a tiempo por lo que tuvieron que cerrar, lo que provocó un desplome del empleo.
    La reforma fiscal de Videgaray, detalla Reyes Orona, fue acabar con las devoluciones, la consolidación fiscal la dejó intocada y sólo le cambió el nombre por el de «integración”. Ahí empezó el verdadero problema, explica el entrevistado.
    Para el cuarto año de gobierno la recaudación que tanto pregonaba Hacienda ya no daba para más.
    El problema de la deuda pública que se tiene proyectada para 2017 —50.2 % del Producto Interno Bruto— «empezó a crecer de manera exorbitante cuando la recaudación se les vino al suelo… Para no decir que no hay recaudación y que tienen un problema muy severo, comienzan a inventar mecanismos de endeudamiento que se encuentran muy por encima de lo razonable”.
    En 2013, después de 10 años, el gobierno rebasó el techo de financiamiento interno fijado por el Congreso.
    Eso «no había ocurrido desde Porfirio Díaz —puntualiza Reyes Orona—. Ahora no sólo lo rebasaron, sino que, a toro pasado, a finales de 2013 tuvieron el descaro de pedirle al Congreso que se los avalara.
    Después de haber violentado la Constitución, el Congreso le aprobó a Videgaray la «volada del techo”, con lo que se ahorcó la economía.

    LAS PATRAÑAS

    Videgaray no sólo mentía sobre los ingresos de lo recaudado; también incrementaba la deuda para cubrir gastos. Esto lo llevó a una violación constitucional. «Colocar deuda por encima del techo de financiamiento interno es violar la Constitución”, reitera el entrevistado.
    La pregunta es saber si las violaciones fueron sistemáticas. De ser así, el extitular de la Secretaría de Hacienda debe ser sometido a juicio político, lo que podría inhabilitarlo, comenta Reyes Orona.
    La otra ley que violentó Videgaray es la de Responsabilidad Hacendaria, la cual establece que cuando se tiene un problema de menor recaudación o una economía que se va haciendo chica «tienes que hacer recortes en el gasto”. En el primer año no hubo recortes, sostiene Reyes Orona.
    En la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos se indica que cuando la violación a la Constitución es sistemática eres sujeto de juicio político. Y desde 2013 Videgaray fue aumentando la deuda pública hasta llegar al peligroso punto de 50.2% del PIB.
    Puntualiza: Videgaray tiene que rendir cuentas sobre la situación fiscal —tiene hasta un año para hacerlo— y, de comprobársele las irregularidades, puede ser sometido a juicio político. Lo mismo aplica para el extitular del SAT.
    En el caso de Núñez, el exprocurador fiscal de la Federación señala que su renuncia no es válida, porque de acuerdo con el artículo 5 de la Constitución los cargos de elección indirecta no son renunciables. Y un puesto de elección indirecto, como el del SAT, es aquel que requiere la ratificación del Senado.
    Cuando Videgaray promovió a Meade para la Secretaría de Desarrollo Social era con todo el ánimo de que fuera candidato a la Presidencia; hoy que lo regresa a Hacienda comienza a matarle toda aspiración.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login