Don't Miss

    Aprende todo sobre la toma de pulso

    By on 15 septiembre, 2016

     

    Cuando el corazónbombea sangre genera ondas de presión que se propagan por las arterias y se pueden apreciar mediante el pulso en aquellas zonas donde alguna arteria está más próxima a la superficie cutánea (por ejemplo, donde la arteria radial pasa a través de la muñeca).
    El pulso es el número de latidos cardiacos por minuto; su medición proporciona información importante acerca de la salud, pues cualquier cambio de la frecuencia cardiaca normal puede ser indicio de un problema médico.
    Medir el ritmo cardiaco
    Tomar el pulso es una forma de medir el ritmo cardiaco, es decir, la frecuencia de los latidos del corazón, contando el número de ondas de presión por minuto, lo cual aporta indicio de la salud del vital órgano.
    Junto con la temperatura corporal, la presión arterial y la frecuencia respiratoria, la toma de pulso es uno de los signos vitales indispensables para conocer el estado en que se encuentra la persona en caso de enfermedad o accidente.
    Se puede palpar o sentir el pulso en varias partes del cuerpo:
    Muñeca, donde se encuentra la arteria radial.
    Pliegue del brazo, donde la arteria braquial pasa por encima del codo.
    Parte superior del muslo entre la ingle y la cadera, donde se puede localizar la arteria femoral.
    A la altura del cuello por debajo del ángulo de la mandíbula, en la arteria carótida.
    A propósito, el pulso femoral (se palpa bajo el pliegue inguinal que separa el abdomen del muslo) es uno de los últimos pulsos en desaparecer y el primero en reaparecer, por lo que se toma con frecuencia durante la resucitación cardiaca.
    Cómo tomar el pulso
    Los pasos para tomar el pulso son los siguientes:
    Situar las yemas de los dedos índice, medio y anular sobre alguna de las partes mencionadas.
    Ejercer suave presión a modo de no interrumpir el flujo sanguíneo hasta notar el pulso.
    Evitar el uso del pulgar para este efecto, ya que es más sensible al propio pulso y puede confundirse con el del paciente.
    Una vez que se sienten las pulsaciones, esperar a que el segundero del reloj marque las 12 en punto.
    Comenzar a contar las pulsaciones durante 60 segundos.
    Contar cada 15 segundos si el pulso es débil o se teme perderlo; en este caso, para obtener el número de pulsaciones por minuto, debe multiplicar el número de pulsaciones resultantes por cuatro. Evitar mirar el reloj mientras se efectúa el conteo de las pulsaciones para prevenir distracciones.
    Las frecuencias cardiacas en reposo que están continuamente altas pueden ser indicio de un problema (como arritmia o ritmo cardiaco anormal), por lo que el afectado debe consultarlo con el médico. Igualmente, debe acudirse al profesional de la salud si las frecuencias cardiacas en reposo están por debajo de los valores normales o bien, el pulso es difícil de localizar, ya que podría estar relacionado con alguna enfermedad (niveles de glucosa altos en la sangre, por ejemplo).

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login