Don't Miss

    Amebiasis; causas y tratamientos

    By on 11 abril, 2016

     

    La amebiasis es infección que afecta al intestino grueso (colon) y es ocasionada por la ameba Entamoeba histolytica, microscópico organismo que puede ingresar al cuerpo mediante consumo de agua y/o alimentos contaminados con quistes (especie de bolsas que contienen material líquido o semisólido) que generan dicho parásito, o bien, llevar las manos sucias a la boca.
    Se trata de infección intestinal con un periodo de incubación (desarrollo) variable, esto significa que puede durar pocos días o varios meses, aunque lo más frecuente es que oscile entre 2 a 4 semanas.
    Debido a que los quistes del microorganismo sobreviven a los ácidos estomacales, pueden dirigirse y colonizar al intestino grueso sin causar síntomas.
    Sin embargo, llegado el momento adquieren forma activa (trofozoítos) y comienzan a invadir la pared del colon, entonces se habla de una amebiasis intestinal que produce manifestaciones agudas.
    Así empiezan los desagradables síntomas de ame-biasis, desde molestias abdominales, diarrea con sangre y moco, hasta gases, pérdida de peso y fiebre (temperatura elevada).
    Difíciles de combatir
    Las amebas tienen poderoso grupo de enzimas (proteínas que causan reacciones biológicas) que les permiten abrirse paso entre tejidos y, por ende, llegar a órganos como el hígado.
    Cabe señalar que además de Entamoeba histolytica, existen otras especies de amebas, como Acanthomoeba, Naegleria, Hartmanella, Dentamoeba fragilis, Entamoeba coli y Endolimax nana.
    Es poco frecuente diagnosticar infecciones a causa de las tres primeras, y sólo consiguen afectar a personas que han tenido contacto con fuentes de agua estancada; en estos casos es común que desarrollen meningoencefa-litis, enfermedad que ocasiona inflamación en cerebro y meninges (tejido que cubre al encéfalo). De las restantes, no hay referencias de que ocasionen daños importantes.
    Causas de amebiasis
    La amibiasis se contrae al ingerir amebas mediante prácticas o situaciones como: Consumo de agua y alimentos contaminados con los quistes de las amebas.
    No lavarse las manos antes de comer ni después de ir al baño. Introducir los dedos a la boca sin previo aseo.
    A menudo la enfermedad ocurre en sitios donde se acostumbra fertilizar sembradíos de vegetales y frutas con excremento humano.
    Contacto oral en la región anal de una persona infectada, a manera de estimulación sexual.
    Síntomas de amebiasis
    Al principio, la mayoría de los afectados no presenta manifestaciones de amebas hasta que invaden los tejidos del intestino grueso, lo que ocasiona molestias como:
    Calambres abdominales.
    Diarrea con sangre y moco (10 a 20 evacuaciones al día).
    Gases intestinales.
    Pérdida de peso.
    Vómito.
    Deshidratación.
    Fiebre mayor a 38°C.
    Cuando las amebas infestan al hígado ocasiona formación de absceso (acumulación de pus) en este órgano, manifestándose mediante intenso dolor, fiebre, sudoración, escalofríos, náuseas, vómito y debilidad muscular; esta complicación se presenta en 1% de casos.
    Diagnóstico de esta enfermedad intestinal
    El médico toma en cuenta la descripción de síntomas que refiere el paciente, lo que generalmente complementa con examen de 3 o 4 muestras fecales (copropara-sitoscópico), en las cuales se busca a la ameba en su fase activa.
    Asimismo, con un análisis de sangre pueden identificarse los anticuerpos (material de defensa) que el organismo genera para atacar al microorganismo.
    ¿Cómo prevenir la amebia-sis intestinal?
    Conviene practicar las siguientes medidas:
    Beber agua previamente hervida, o bien, preferir la em-botellada.
    Lavar exhaustivamente los alimentos antes de consumirlos, sobre todo frutas y verduras; resulta conveniente sumergirlos en agua limpia con soluciones a base de yodo.
    No comer en puestos callejeros o locales de dudosa higiene.
    Lavarse las manos y cepillarse las uñas antes de comer y después de ir al baño.
    Usar protector bucal (por ejemplo, látex o plástico PVC esterilizados) en caso de practicar sexo oral en la zona anal.
    Los familiares de los afectados deberán solicitar análisis de materia fecal, aun si no presentan síntomas, ya que pueden ser portadores de algún parásito.
    Tratamiento para amebiasis
    El tratamiento de amebiasis intestinal depende de la gravedad de la infección y puede incluir:
    Administrar medicamentos antiamebianos indicados por el médico.
    Seguir dieta blanda, es decir, aquella a base de caldos con verduras, gelatina y líquidos en abundancia.
    Mantener reposo en cama hasta que fiebre y diarrea hayan disminuido.
    Si la temperatura corporal es demasiado elevada, puede controlarse mediante el uso de antipiréticos o ciertos analgésicos.
    Cuando el médico determine que el paciente presenta absceso en el hígado, generalmente recomienda utilizar fármacos antiamebianos y practicar intervención quirúrgica para drenar la pus en dicho órgano.
    Mantener hidratado al paciente, ya que diarrea y vómito generan pérdida considerable de agua en el organismo, por lo que deben ingerirse líquidos en abundancia, suero oral y bebidas rehidratantes.
    Aunque uno de los síntomas de amebiasis es la diarrea, debe evitarse el uso de medicamentos para combatir dicho síntoma, pues de hacerlo, no se estaría combatiendo la causa real del padecimiento.
    Algunos analgésicos y antipiréticos (entre ellos los que tienen ibuprofeno como sustancia activa), están contraindicados en casos donde el paciente presente diarrea y vómito debido a que pueden agravar estos síntomas.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login