Don't Miss

    Otra raya más al tigre

    By on 6 abril, 2016

     

    La nota dada a conocer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación respecto al asunto denominado Panamá Papers, relativo al manejo de fondos y recursos económicos para trasladarlos a paraísos fiscales a través de la firma Mossack Fonseca, con sede en el país caribeño, cuya especialidad es la construcción de empresas offshore, es un descubrimiento que sale a la luz pública y seguramente vendrá acompañada de grandes tormentas.
    Se trata de una investigación periodística -según comentan-, sustentada en más de once millones de documentos, que involucran a relevantes personajes de la vida política y empresarial ubicados en más de cien países del mundo, entre los que se encuentran algunos paisanos mexicanos.
    Las dimensiones y efectos derivados de esa información son difíciles de predecir, pues ello depende de las circunstancias de cada país e individuos involucrados, según el caso específico y sus condiciones, no obstante, es obvio que el tema irá de acuerdo a como se vaya teniendo mayor conocimiento de los elementos y sus particularidades específicas, subiendo de tono.
    Por lo pronto, se pueden deducir dos cuestiones: la primera es una obviedad, pues es imposible que a los gobiernos y en especial el de nuestro país, no se dieran cuenta y les pasara por alto la salida de esas cantidades y su destino, por el contrario, tenían pleno conocimiento de ello, y; por otra, de donde obtiene la agencia periodística los documentos producto de la información, que por lo visto es fidedigna pues ninguno de los actores la ha refutado.
    También surgen interrogantes, derivadas de la procedencia de los recursos y la legalidad de esas operaciones, adicionalmente al objeto mismo en relación a su destino independientemente de la ética de cada persona en lo individual para justificar esas operaciones, que valga decir no cualquiera tiene la capacidad para llevarlas a cabo.
    Ahora el hecho, por las razones que sean, ha surgido a la luz pública y, ello ocasiona que se encuentren bajo el escrutinio social, político y legal. En un país como el nuestro, donde impera la desconfianza, la corrupción e impunidad, es normal que se encuentre presente la especulación y la desconfianza, máxime cuando existe enojo, coraje, rencor y pobreza, un asunto de esta envergadura lo menos que causa es una gran suspicacia.
    El poder y el dinero se exhiben deliberadamente en este caso, donde apenas se vislumbra una pequeña parte de la información contenida en millones de documentos, así en la medida que se vaya conociendo el resto dará mucho de qué hablar, sin embargo, eso no es lo importante, sino lo relevante deben ser las explicaciones y acciones a tomar por parte de la autoridad, la que por lo visto ha minimizado el asunto, en tanto que con otra raya más al tigre, no le pasa nada.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login