Don't Miss

    Tolucopachucracia: ¿ahora dónde guardarán sus “buscas”?

    By on 5 abril, 2016

     

    ¿Por qué se roban ?los ninis de la tolucopachucracia hasta el santo y las limosnas, si la reducción de los intereses en todo el mundo les ha cerrado las puertas de los bancos suizos y
    el resto de europeos pues, con la política de cero interés, ahora cobran hasta por aceptar dinero en sus bóvedas y cajas de seguridad? ¿Por qué siguen robando si ahora sus cómplices, sus socios y “lavadores” han sido expuestos por una red global de periodistas serios en los Panamá Papers?
    El resguardo tradicional de los haberes malhabidos ya no es refugio de ninguna aventura financiera, pues también los bancos suizos son los primeros soplones de las cuentas “secretas” de los rateros mexicanos. Si no lo saben, pregúntenle a Raúl Salinas y a toooda la familia Ebrard, que ha sido “balconeada” felizmente ante cualquiera de los espantajos del SAT.
    Los paraísos fiscales, ubicados? en los protectorados antillanos del gabacho, no tardan, si hace media hora no lo han hecho, en adoptar también esta esquizofrenia, pues la amenaza fiscal de los republicanos no tiene brida, ni fuste.
    Van a dejar a los mezquinos y rateros mexiquenses y pachuquitas como a cualquier vaca de ejidatario: deslechada y sin pastura. Lo del agua, tendrá que regresar al agua. El frentazo va a ser de antología. Toda una lección para los ninis mexicanos que no saben ni dónde están parados. Por lo demás, nunca lo han sabido.
    Nadie les ha explicado que sobre un barril de pólvora, con la mecha a punto de prenderse y hacer volar por los aires el fruto de “sus esfuerzos”. El equivalente a más del 30% de nuestro Producto Interno Bruto. Toda una “hazaña” del saqueo, a punto de convertirse en mierda.
    Alemania recién votó contra la Unión Europea

    Europa entera se enfrenta a un mega conflicto?. La ultraderecha, bajo el argumento de que Merkel traicionó a los viejos conservadores, la sepultó en las elecciones de hace unos días en la tierra de las Valquirias de Wagner. Fue un voto contra los principios de la humanidad y, de paso, contra la Unión Europea.
    Los principios elementales de ayuda al prójimo, los cientos de miles de migrantes sirios que huyen de la guerra y el hambre,? condenados a muerte lenta y dolorosa, frente a los esbirros apostados en las barricadas de las fronteras de los países que podrían haberles dado asilo, son los primeros afectados.
    Vladimir Putin, en lugar de mantener su intervención de baja intensidad en las tierras del títere gabacho Bashar al Assad, ordena el retiro de las tropas rusas de la zona sujeta a revisión. Obama se queda calladito, por miedo de alebrestar a los retrógrados republicanos que apoyaban a muerte al impertinente Donald Trump.

    Sin mano de obra mexicana, EU habría quebrado

    La clase pensante europea y mundial reprueba la reacción de la ultraderecha, que argumentó como bandera de campaña una insensatez, un despropósito mayúsculo: que los migrantes iban contra las pensiones de los germanos adultos mayores.
    Cuando se les ha repetido hasta la náusea que la llegada de los migrantes a la Unión Europea, iba a ser precisamente lo contrario: la fuerza de trabajo joven e ilustrada, que pagaría impuestos, que abonaría el producto de su trabajo, precisamente en apoyo de esas poblaciones envejecidas.
    Es la misma cerrazón republicana en los Estados Unidos, que se niega en redondo a entender que los migrantes mexicanos aportan el 8% del Producto Nacional Bruto estadunidense, que sostiene sus instituciones de seguridad social, y todas sus ocurrencias.
    Es el mismo argumento vencido que nunca ha aceptado que la fuerza de trabajo mexicana en sus campos labrantíos, es la que ha sacado a flote toda la producción agropecuaria, todo el excedente de su industrialización y de su brutal expansionismo.
    Es la que se resiste a aceptar que, simple y sencillamente, sin el auxilio de la migración mexicana, su industria agropecuaria hubiera quebrado, igual que ellos han arruinado todos sus sectores industriales y tecnológicos de punta, y son devorados por los chinos.
    Para la derecha ultraconservadora, esa verdad de a kilo, es inaceptable, porque derrumba el mito de la pujanza y el éxito norteamericano, porque les recuerda cotidianamente sus mendacidades y contradicciones, porque destruye el falso orgullo de los white-anglo-saxon-protestants, policías y dueños del mundo.

    Mexicanos con papeles, peores enemigos de indocumentados

    Pero el pensamiento salvaje, Levy-Strauss dixit, se ha adueñado de los votantes alemanes y estadunidenses de la ultraderecha y, desafortunadamente, de muchos paisanos egoístas que viven el confort americano y ya no quieren que sus hermanos migrantes entren a Estados Unidos para hacerles la competencia.
    Los envidiosos mexicanos con papeles, son ahora los peores enemigos de los migrantes que huyen de nuestra pobreza y quieren trabajo remunerado en las tierras del Tío Sam, aunque sepan que pueden ser enrolados en la primera guerra de intervención que se presente a la vuelta de la esquina?.
    Aunque les ofrezcan la residencia, después de que vayan a entregar su vida, el ofrecimiento se desvanece una vez que regresan a salvo y les pondrán nuevos escollos insalvables para poder ser parte de la generación de los valientes, en la tierra de los libres, según reza el misal depredatorio de ellos.

    Los colchones de Atracomulco no les alcanzarían

    Por eso vale volver a preguntar: ¿ para qué quieren los güeros de rancho, como el infame Gerardo Ruiz Esparza –entre otros–, quedarse con todos los negocios por metro cuadrado que le reportará la subasta de las franquicias y las autorizaciones de construcción en el ilusorio mega Aeropuerto que van a entregar en 2050, según su nueva ruta crítica?
    En el extranjero, imposible. La lana estará más vigilada e insegura que una chiva loca en una cristalería. Los colchones de Ocoyoacac, Atracomulco y de Metepec, no le servirían, y aunque así fuera, estaría al alcance de los hambrientos y no le ofrecerían la mínima seguridad. Entonces, ¿dónde la van a esconder?
    ¿Dónde podrá esconder Peña Nieto una fortuna –se lo ha confiado a sus amigos del golf en Punta Mita y en Ixtapan de la Sal– más grande que la de Carlos Slim, uno de los pillos más emblemáticos del mundo?
    ¿Tienen salida los mexiquenses y pachuquitas, si los únicos bancos que pagan 4% de intereses en el mundo son los mexicanos, los que eran mexicanos, y eso para triangular los depósitos de lo que se llevan al extranjero para que floten sus matrices españolas de Bancomer y Santander?
    Es más: ¿tiene remedio la ignorancia?
    Índice Flamígero: A confesión de parte, relevo de pruebas, dice el principio de Derecho Romano y, el joven Emilio Lozoyita, impune atracador de Pemex, dice de su involucramiento en los Panamá Papers que es inocente, porque “nunca se concretó” operación alguna en paraísos fiscales. ¿Y qué tal si sí? ¿Quién se atrevería a tocarlo con el pétalo de una investigación? Nadie. Todos son cómplices. + + + Sobre Los tolucos, espías en conflicto que usted leyó ayer en este espacio, don Alfredo Álvarez Barrón escribe: “El Partido Revolucionario Institucional rechazó que su equipo de campaña contratara, en el año 2012, al hacker colombiano Andrés Sepúlveda, quien asegura haber utilizado un sinfín de ‘técnicas obscuras’ para favorecer al entonces candidato tricolor a la Presidencia de la República…”. Y al respecto, El Poeta del Nopal nos regala su epigrama titulado “Sospechosismo: Agobiados por la prisa / de sepultar al difunto / piden sellar el asunto / sin trabas ni cortapisas; / pero el truhán se desliza / como Jacob frente al muro / y guarda en el disco duro / un dato revelador: / sin ningún margen de error / ¡hackearon nuestro futuro!”.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login