Don't Miss

    Homenaje a un erudito, Mozart

    By on 28 enero, 2016

     

    Es innegable que la música juega un papel sumamente importante en la sociedad. Hay quien dice que “toda la música es influencia de Mozart”. Tal vez la afirmación no sea absoluta, pero lo que es indiscutible es la influencia que este compositor, adelantado a su época, tuvo en el medio.
    Joannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart, era el verdadero nombre del que fue mejor conocido como Wolfgang Amadeus Mozart. Nació en Salzburgo, ciudad austriaca, el 27 de enero de 1756.
    La “vena” musical era inherente en su vida, ya que su padre, Leopold Mozart, era violinista y su hermana fue introducida también al mundo musical.
    A los cuatro años de edad, Wolfgang era capaz de interpretar piezas y claves sencillas. Desde los cinco años de edad mostró sus dotes privilegiadas de composición, y dominaba el piano y violín, como todo un prodigio y junto a su hermana, cinco años mayor que él, fueron presentados en diversas cortes reales antes de los 10 años. Londres, París, Frankfurt y Viena, fueron algunas de las ciudades visitadas por la familia de músicos.
    A los 17 años se ganó un puesto como músico en la corte de su ciudad natal, pero sus inquietudes lo llevaron a viajar por su cuenta, lo que a la larga le costó ser destituido de su puesto. Mozart decidió avecindarse en Viena, ciudad donde vería el final de sus días.
    La obra y vida de Wolfgang Amadeus han cruzado la barrera del tiempo, y a lo largo de más de 200 años aún se recuerdan grandes composiciones.
    Conciertos, sonatas para piano, violín y otros instrumentos sinfónicos, adagios, divertimentos, óperas, serenatas, marchas y otras obras, formaron parte de las creaciones de Mozart.
    Inesperada muerte
    A los 35 años de edad el compositor de “Réquiem” murió. No existe una versión oficial de la muerte de Mozart, pero se abarcan diversas posibilidades. La versión más aceptada dice que bajo la supervisión de su ópera “La ciemenza di Tito”, en Praga, comenzó con la enfermedad que lo llevó a la muerte. Uno de sus biógrafos declaró que el semblante de Amadeus era pálido y con un gesto triste. Él pensó estar envenenado.
    Los síntomas de su enfermedad fueron empeorando, hinchazón en manos y pies lo tenían postrado en una cama desde noviembre de 1791; vómito súbito y dolor general también estaban presentes. Después de caer inconsciente por una alta fiebre, Mozart falleció minutos después de la medianoche del 5 de diciembre de 1791.
    La complejidad de sus composiciones le hicieron ganar el título del maestro del clasicismo y hoy en día las formas de rendirle tributo son diversas. La ciudad de la cual el prodigio era oriundo, edificó una escuela musical por iniciativa de su viuda Constanze Weber, quien en 1841 logró la fundación de dicha institución que llevó por nombre Asociación Musical de la Catedral y Mozarteum, en honor al erudito de la composición.
    En dicho conservatorio cada año se le rinde tributo a Mozart por su legado histórico e influencia musical. Joannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozarta (Salzburgo, 27 de enero de 1756-Viena, 5 de diciembre de 1791), más conocido como Wolfgang Amadeus Mozart, fue un compositor y pianista austriaco, maestro del Clasicismo, considerado como uno de los músicos más influyentes y destacados de la historia.
    La obra mozartiana abarca todos los géneros musicales de su época e incluye más de seiscientas creaciones, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para piano, operística y coral, logrando una popularidad y difusión internacional.
    En su niñez más temprana en Salzburgo, Mozart mostró una capacidad prodigiosa en el dominio de instrumentos de teclado y del violín. Con tan solo cinco años ya componía obras musicales y sus interpretaciones eran del aprecio de la aristocracia y realeza europea. A los diecisiete años fue contratado como músico en la corte de Salzburgo, pero su inquietud le llevó a viajar en busca de una mejor posición, siempre componiendo de forma prolífica. Durante su visita a Viena en 1781, tras ser despedido de su puesto en la corte, decidió instalarse en esta ciudad donde alcanzó la fama que mantuvo el resto de su vida, a pesar de pasar por situaciones financieras difíciles. En sus años finales, compuso muchas de sus sinfonías, conciertos y óperas más conocidas, así como su Réquiem. Las circunstancias de su temprana muerte han sido objeto de numerosas especulaciones y elevadas a la categoría de mito.
    En palabras de críticos de música como Nicholas Till, Mozart siempre aprendía vorazmente de otros músicos y desarrolló un esplendor y una madurez de estilo que abarcó desde la luz y la elegancia, a la oscuridad y la pasión —todo bien fundado por una visión de la humanidad «redimida por el arte, perdonada y reconciliada con la naturaleza y lo absoluto»—.1 Su influencia en toda la música occidental posterior es profunda; Ludwig van Beethoven escribió sus primeras composiciones a la sombra de Mozart, de quien Joseph Haydn escribió que «la posteridad no verá tal talento otra vez en cien años».

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login