Don't Miss

    Las innovaciones estadísticas del INEGI en la era de Eduardo Sojo

    By on 2 diciembre, 2015
    Las innovaciones estadísticas del INEGI en la era de Eduardo Sojo

     

    Que las mediciones hechas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estén basadas en estándares globales, al igual que una buena argumentación para explicar a las autoridades su importancia y la forma en que se trabaja, fueron elementos clave para proteger las estadísticas de las presiones políticas surgidas durante su gestión, que termina el próximo 31 de diciembre, aseguró Eduardo Sojo, presidente de la Junta de Gobierno de la institución.

    Durante una entrevista con un Diario de circulación nacional el funcionario reconoció que el INEGI tuvo fuertes debates con distintas autoridades cuando se produjeron determinadas estadísticas, por ejemplo cuando se cambió la forma de medir la informalidad –lo que llevó la cifra de 25% a 60% de la población ocupada–, cuando empezaron a producir los datos de homicidios o las encuestas de victimización donde algunos estados quedaban “mal parados”.

    Rigor científico

    Para sortear dichas situaciones, que consideró normales porque a “toda autoridad le duele que salga algún dato que pueda hablar mal de su gestión”, lo que hizo el INEGI fue ampararse en las metodologías que usaba, que eran reconocidas internacionalmente y que en muchos casos usaban datos de los propios gobiernos para explicarles a las autoridades de la solidez de los resultados que reportaban.

    Nunca hubiéramos aceptado una presión en cuanto a publicación de información, desde el principio en ambas administraciones (la del expresidente Felipe Calderón y la del actual mandatario, Enrique Peña Nieto) dejamos claro que íbamos a ejercer nuestra autonomía, puesto que nuestra información estaba generada con criterios técnicos sin ningún sesgo, y consistía en aplicar metodologías científicamente aceptadas con las mejores prácticas internacionales. Si lo estableces desde un inicio, no hay problema”, señaló Sojo.

    Enfatizó que, pese a los debates que hubo durante su gestión, a los cuales calificó como “racionales (…)  sí debo dejar establecido que tanto en la administración del expresidente Calderón como en la de Peña Nieto siempre se respetó la autonomía del INEGI”.

    Cambios legales

    Consultado sobre los cambios legales que se necesitarían para fortalecer la autonomía del INEGI, Eduardo Sojo manifestó que sería deseable que el instituto tuviera autonomía presupuestal para negociar su gasto público anual, así como lo tienen entidades como el Instituto Nacional Electoral.

    Además, que se pueda modificar el esquema actual de nombramiento del presidente de la Junta de Gobierno, que está en manos del Presidente de la República.

    El funcionario aseguró que su posición sobre el presupuesto del INEGI no implica que él en lo particular haya tenido, tanto en el sexenio pasado como en el actual, dificultades o presiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que fueran aprobados los recursos destinados al instituto.

    En ambos gobiernos fueron y han sido respetuosos, y entendieron la importancia del trabajo del INEGI, por lo que no hubo problemas de restricciones presupuestales”, puntualizó.

     

    Trayectoria transexenal

    • Eduardo Sojo saltó a la luz pública en 2000, cuando se unió al equipo de campaña del entonces candidato presidencial Vicente Fox. Se ha convertiro en un funcionario transexenal, ya que ha trabajado con dos de los presidentes de la alternancia –Fox y Felipe Calderón–  y con el actual, Enrique Peña Nieto.
    • Fue jefe de la Oficina de la Presidencia para las Políticas Públicas y coordinador del Gabinete Económico con Vicente Fox, secretario de Economía con Calderón, de diciembre de 2006 a julio de 2008, y presidente del INEGI de 2008 a la fecha.

     

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login