Don't Miss

    Violencia en México es un castigo del diablo: Papa

    By on 14 marzo, 2015

     

    El Papa Francisco dijo que los conflictos y la violencia que golpean a México son un castigo del diablo debido a su histórica devoción católica, pero que la solución a esta problemática exige a todos los mexicanos «poner el hombro».
    La máxima autoridad de la Iglesia Católica afirmó en una entrevista difundida la noche del jueves que México, azotado por la violencia del narcotráfico, que ha dejado decenas de miles de muertos en los últimos años, es un país que ha engendrado mártires.
    «A México el diablo lo castiga con mucha bronca» debido a su histórica devoción a la Virgen de Guadalupe, afirmó el primer Pontífice latinoamericano en la historia de la Iglesia.
    No obstante, resaltó que la responsabilidad del clima de violencia reinante no puede ser atribuida sólo al Gobierno.
    «Yo creo que el diablo le pasó la boleta histórica a México, ¿no?. Y por eso todas estas cosas, usted ve que en la historia siempre han aparecido focos de conflicto grave, ¿no?. ¿Quién tiene la culpa?. ¿El Gobierno?. Esa es la solución, la respuesta, más superficial», dijo Francisco a la cadena local Televisa.
    El Papa se refirió también a los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa asesinados por policías y nar-cotraficantes.
    «Hay gente que está bien y quizás la muerte de estos chicos no les llegó, les resbaló (…). Pero la mayoría del pueblo mexicano es solidario. Y esa es una de las virtudes que tienen ustedes, ¿no?. Y creo que todos tienen que poner el hombro ahí, para resolver esto de alguna manera ¿no?», agregó.
    Papa cree que tendrá un pontificado breve
    El Papa Francisco dijo en una entrevista publicada el viernes que cree que su pontificado será corto y que estaría listo para renunciar como lo hizo su antecesor en lugar de gobernar de por vida.
    En una extensa entrevista con el canal de televisión mexicano Televisa, publicada al cumplirse dos años de la sorpresiva elección del primer Pontífice latinoamericano de la historia de la Iglesia, Francisco comentó que «no le disgusta» ser Papa pero que qui-siera en ocasiones poder salir sin ser reconocido.
    «Yo tengo la sensación que mi Pontificado va a ser breve. Cuatro o cinco años. No sé, o dos, tres. Bueno dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga. Le digo, capaz que no. Por ahí es como la psicología del que juega y entonces cree que va a perder para no desilusionarse después», dijo según una transcripción de la entrevista difundida por el Vaticano.
    Maciel, un gran
    enfermo
    En entrevista con la periodista Valentina Alazraki, el Pontífice supone que en los casos de abusos contra menores pudo haber encubrimiento.
    El padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, era una persona muy enferma, consideró el Papa Francisco y advirtió que «uno puede presumir» que hubo encubrimiento en el Vaticano y mucha plata de por medio en el caso del abuso hacia menores.
    «Lo de la corrupción empieza por los bolsillos ¿no?. Pero creo que se trataba de un enfermo. Un gran enfermo», asentó el Pontífice en entre-vista con la periodista mexicana Valentina Alazraki, de Televisa.
    Aseveró que cuando se enteró del «escandalazo» del padre Maciel se preocupó mu-cho. «¿Cómo esta persona pudo llegar hasta esto?. Evidentemente que era una persona muy enferma», dijo a la periodista, según la conversación que hizo pública la Ra-dio Vaticana.
    «Evidentemente que era una persona muy enferma, porque además de todos los abusos, creo que también había dos o tres mujeres de por medio, hijos, con una o con otra, no sé, o sea que había algo ahí, y mucha plata».
    Francisco se preguntó: «¿Hubo encubrimiento?»
    «Uno puede presumir que sí, aunque siempre en justicia hay que presumir la inocencia. Pero sería raro que no, no, tuviera algún ‘padrinito’ por ahí, medio engañado, medio que, que sospechaba y no supiera».
    El Papa también dijo que nunca tuvo contacto con dicha congregación.
    «Yo nunca tuve contacto con los Legionarios de Cristo. Porque no estaban en Buenos Aires y la primera parroquia se la dio mi predecesor, en la Parroquia Santa María de Betania, cuando la dejaron los religiosos, los Picpus (Congregación de los Sagrados Corazones) y se la dio a ellos.
    «Eran tres. O sea en Buenos Aires tres religiosos, o sea, no los conocía. Oí hablar de ellos», refirió Francisco, en la entrevista concedida a Televisa.
    Comentó que cuando se tomó conciencia del problema, se empezó a actuar fuerte.
    «Entonces el Cardenal Ratzinger llevó la cosa adelante, y la llevó, la llevó, la llevó, y el Papa, San Juan Pablo II, le dio luz verde para llevarla. O sea, él dio luz verde, y cuando lo hicieron Papa, ya actuó, porque estaba maduro el proceso.
    «Pero, quiero dejar muy claro que el entonces Cardenal Ratzinger y San Juan Pablo II eran conscientes, y dijeron: adelante. Uno, en la investigación. Y el otro dando luz verde».
    Francisco se preguntó ¿Hubo encubrimiento?
    «Pero tengo la sensación que el Señor me pone para una cosa breve» , añadió el pontífice nacido en Argentina. Francisco, de apariencia saludable a sus 78 años, manifestó:
    «Soy de la idea de lo que hizo Benedicto» . En 2013, el Papa Emérito Benedicto XVI se convirtió en el primer jefe de la Iglesia Católica Apostólica Romana en 600 años en renunciar en lugar de gobernar hasta su muerte.

    «En general, creo que lo que hizo Benedicto con mucha valentía fue abrir la puerta de los Papas eméritos. A Benedicto no hay que considerarlo como una excepción, sino como una Institución» , añadió Francisco.

    No obstante, dijo que no le gustaba la idea de una edad de retiro automático para los papas, como cuando llegue a los 80 años.

    En lo que respecta a su vida diaria, y al ser consultado sobre si le gustaba ser Papa, Francisco respondió que «no le disgustaba» .

    «Lo único que me gustaría es poder salir un día, sin que nadie me conociera e irme a una pizzería a comer una pizza» , confesó, y dijo que extrañaba sus días como obispo en Buenos Aires, cuando podía andar libremente por la ciudad.

    «En Buenos Aires yo era muy callejero» , agregó. En la entrevista, Francisco indicó que el hecho de ser el primer Papa proveniente de Latinoamérica lo comprometía a hablar en nombre de los inmigrantes y de los pobres, dado que sus ancestros habían viajado de Italia a Argentina en busca de trabajo.

    «Un sistema económico que tiene al dios dinero en el centro y no a la persona (…) descarta gente» , dijo Francisco, cuyo primer viaje tras su elección fue a la isla italiana de Lampedusa para rendir homenaje a miles de inmigrantes que habían muerto intentando llegar a Europa.

    «Entonces un país crea -sea de América, de África, de donde sea- una situación económica impuesta, por supuesto, que descarta gente, que va hacia otro lado a buscar trabajo, o comida, o bienestar» , añadió.

    Francisco, quien ha instado anteriormente a una mayor regulación de los mercados, denunció «la injusticia de las riquezas» , al argumentar que era un pecado mortal no pagar un salario justo o aprovecharse de la pobreza del otro.
    «Mexicanización» levantó pólvora
    Francisco habló también del incidente diplomático surgido en febrero entre México y el Vaticano, cuando se conoció que el pontífice habló de evitar una «mexicanización» de Argentina ante el auge del narcotráfico.
    Según explicó, esta expresión no buscaba ofender al pueblo de México, país que planea visitar en un futuro.
    «Evidentemente que es un término, permítaseme la palabra, técnico. No tiene nada que ver ya con la dignidad de México. Como cuando hablamos de la balcanización, ni los serbios, ni los macedonios, ni los croatas se nos enojan» , dijo el Papa.
    El Gobierno mexicano dijo el mes pasado que las palabras del Papa en un correo electrónico privado a una ONG en Argentina amenazaban con «estigmatizar» a México, envuelto desde hace años en una sangrienta guerra contra los cárteles de la droga.
    La expresión «levantó pólvora, pero la mayoría, por las estadísticas que me llegaron, que hicieron algunos periodistas de allá, el noventa por ciento del pueblo mexicano no se sintió ofendido por eso» , afirmó.
    El pontífice de origen argentino también se refirió, según una transcripción de la entrevista, al caso del desacreditado Marcial Maciel, sacerdote fundador de los Legionarios de Cristo y que fue acusado de abuso de menores antes de su fallecimiento en el 2008.
    «Evidentemente era una persona muy enferma, porque además de todos los abusos, creo que también había dos o tres mujeres de por medio» , dijo.
    Maciel, acusado por al menos nueve hombres de abuso sexual, fue castigado en el 2006 por el predecesor de Francisco, Benedicto XVI, quien le ordenó retirarse a una vida de «oración y penitencia» .

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login