Don't Miss

    Los beneficios de bañarse con agua fría

    By on 17 diciembre, 2014

     

    Reducir el estrés y dormir mejor son dos bondades de un baño de agua fría.
    Bañarse con agua fría a veces, no es lo primero que se nos viene a la mente cuando una se despierta.
    Pero ducharse con agua fría te brinda muchos beneficios y lo recomendable es que consideres bañarte con ella de vez en cuando. Aquí te dejamos algunos de ellos para que los tomes en cuenta.
    – Alivia la depresión: Lo creas o no, las duchas frías en realidad pueden actuar como antidepresivos. A medida que el agua fría golpea tu piel, envía una abrumadora cantidad de impulsos desde las terminaciones nerviosas hasta tu cerebro, emitiendo un efecto muy similar a la de los antidepresivos. Es una forma natural para calmarse.
    – Mejora la piel y el cabello: El agua caliente malogra el cuero cabelludo, reseca la piel y hace que todo el cuerpo pierda su brillo. Lo mejor es tomar una ducha con agua fría para que los poros se cierren y la humedad se pueda bloquear.
    – Tu nivel de energía aumenta: Ducharse con agua fría activará las terminaciones nerviosas y como resultado aumentará los latidos del corazón y la respiración, dejándote fresca y lista para empezar bien el día.
    – Duermes mejor: Si bien ducharte con agua fría te da energías, éstas también ayudan a calmarte y relajarte. Después de un día atareado en el trabajo o luego de hacer ejercicios, ducharte con agua fría puede ser lo que necesitabas para agarrar un sueño más profundo.
    – Brinda más tolerancia al estrés: Las duchas frías son un milagro completo cuando se trata de salud. Estas aumentan la tolerancia al estrés. Este aumento de tolerancia hace que tengas un sistema inmuno-lógico más fuerte, lo que te lleva a tener una vida más saludable. Además, bañarse con agua fría reduce el dolor y la inflamación crónica.
    Hay que reconocerlo, a la mayoría se nos hace bastante placentero ducharnos con agua tibia o caliente, especialmente después de un día estresante. Sin embargo, también es importante saber y tener en cuenta los grandes beneficios de ducharse con agua fría. Ya verás que si lo haces de manera gradual, poco a poco tu cuerpo se irá acostumbrando y bañarte con agua fría dejará de ser un martirio y se convertirá en una experiencia para disfrutar, sobre todo si eres consciente de estos importantes aspectos en la salud.
    Mejor circulación
    Cuando el cuerpo se expone al agua fría, inmediatamente empieza a llevar más sangre a los órganos y los tejidos internos, con lo cual estos se benefician de un mejor flujo sanguíneo.
    Piel más fresca y saludable
    A diferencia del agua fría, el agua caliente lava o remueve la grasa que se encuentra de manera natural en la superficie de nuestra piel. De esta manera, la ducha caliente tiende a resecar nuestra piel, lo cual se evidencia en el aspecto falto de brillo e incluso escamoso. Bañarte con agua fría mantiene tu piel fresca y con su brillo natural.
    Aumento de energía
    Cuando nos bañamos con agua fría podemos experimentar que después de salir de la ducha nos sentimos rejuvenecidos, frescos y con una mayor energía que como nos sentíamos antes de ducharnos. De repente, nos sentimos como si la fatiga se hubiese ido por el drenaje.
    Sistema inmunológico fuerte
    Al ducharnos con agua fría nuestro cuerpo reacciona estimulando su metabolismo y, por ende, el sistema inmunológico. De esta manera, es más fácil combatir infecciones causadas por virus.
    Fertilidad
    Es sabido que las altas temperaturas afectan la cantidad de esperma, así como su calidad. En los hombres, evitar exponerse a baños o duchas muy calientes puede evitar la caída en la producción de esperma.
    Las personas que tienen padecimientos del corazón deben consultar con un médico antes de darse duchas frías a hacer un régimen de este tipo. El aumento en la circulación de los órganos internos podría provocar algunas alteraciones o afectar el sistema circulatorio si éste tiene problemas o está enfermo. Esta precaución también debe ser tomada en cuenta por personas con fiebre y mujeres embarazadas.
    Por último, las duchas frías ayudan a producir una sensación de bienestar, combatiendo así la depresión o los sentimientos relacionados con los estados depresivos. Esto se debe a que el agua fría ayuda en la producción de noradre-nalinan en el cerebro, una sustancia estimulante. Así que ya lo sabes. ¿Qué te parece dejar correr el agua fría por tu espalda?

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login