Don't Miss

    A dar la sorpresa

    By on 16 diciembre, 2014

     

    El Real Madrid, en plena racha histórica de triunfos, intentará dar su primer paso hacia el broche perfecto a un 2014 en el que conquistó su ansiada décima Copa de Europa en las semifinales de un Mundial de Clubes que nunca ganó, pero, para conseguirlo, tendrá que superar la ilusión del Cruz Azul y su deseo de reivindicar México.
    El Mundial de Clubes arranca para un Real Madrid con mentalidad ganadora que se ha marcado el objetivo de conseguir por primera vez el trofeo que falta en sus vitrinas.
    Desde el cambio de formato de la Intercontinental, que ganó en tres ocasiones, su única participación en el Mundial de Clubes, en 2000, le dejó un sabor amargo en la etapa de los ‘galácticos’ y una imagen que corregir.
    Lo buscará en plena racha histórica. Con veinte triunfos consecutivos, el equipo de Carlo Ancelotti ha rebajado la brillantez en sus últimos partidos, pero ha mantenido su pegada, amparada en un Cristiano Ronaldo demoledor que busca conquistar un nuevo país y un nuevo título en el largo historial del devorador de récords.
    El portugués es, junto a Ancelotti y el alemán Toni Kroos, el único de la actual plantilla madridista que sabe lo que es ganar un Mundial de Clubes, para el que el técnico italiano llega con la baja importante del croata Luka Modric y otras dos ausencias que afectan a su centro del campo en semifinales.
    No llegarán a tiempo el colombiano James Rodríguez ni el alemán Sami Khedira. Dará continuidad a la brillantez de Isco Alarcón jugando más retrasado y a Asier Illarramendi, que se ha reivindicado para disfrutar de su gran oportunidad en un torneo de prestigio.
    Vuelve a liderar la defensa Sergio Ramos, descansado tras cumplir un partido de sanción en la Liga de Campeones y otro en la Liga, y el equipo tipo de Ancelotti no se trastocará, buscando la final con un tridente ofensivo que intimida: Cristiano, Gareth Bale y Karim Benzema. El año 2000 dejó la única participación madridista en el torneo, con un deshonroso cuarto puesto. Sirve de aviso, ya que en aquel momento fue un equipo mexicano, el Necaxa, el que derrotó al Real Madrid en la final de consolidación en la tanda de penaltis. Esa barrera la quiere traspasar el Cruz Azul para convertirse en el primer conjunto mexicano en alcanzar la final del Mundial de Clubes de la FIFA. Para ello, tendrá que superar el mejor de sus niveles, jugar un partido perfecto que anule las poderosas armas madridistas y olvidarse además del cansancio acumulado.

     

     

    COLOR

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login