Don't Miss

    Florida, capital del tenis juvenil. Tras del ajm y del oro jcc, los mexicanos carecen de sitio en los main draws.

    By on 12 diciembre, 2014

     

    Considerado por aquellos con afán comparativo como los “grand slams” de los tenistas púberes, los torneos del sur de Florida “Eddie Herr” y “Orange Bowl” han asentado la tradición de cerrar cada año tenístico junior y, por lo tanto, el filtro final para el ranking ITF, suspiro obligado de Futures y bola de cristal para Pros. El supercircuito de la Florida ha sido la catapulta de los más famosos del tenis cosmopolita de hoy, ya que por sus torneos han pasado Roger Federer, Maria Sharapova, Andy Roddick, David Nalbandian, Anna Kournikova, Jelena Jankovic y Ana Ivanovic, entre otros.
    Fundado en 1987 por Glenn Feldman, nieto de Don Eddie Herr, quien cuarenta años antes creara el “Orange Bowl”, el segundo certamen más importante de la península del tenis ( notorios top 10 tienen casa acá ) comenzó su historia con menos de 100 participantes “All american” para crecer y obtener el Grado 1, de tal manera que para este año se calcula en 2500 l@s jugador@s de alrededor de 132 naciones inscritos. Es también el torneo con mayor número de suspirantes a la qualy, además de una larga fila de alternos a la espera de alguna baja.
    Este año el Eddie Herr se jugó del 1 al 7 de diciembre en la sede de la Academia IMG, centro de alto rendimiento en que devino la famosa Bolltieri, ubicado en Bradenton, al sur de Tampa. Todos los sitios de honor quedaron en manos de alumnos del consorcio tenístico: el campeón fue Reilly Opelka, quien rompió los rieles en que circulaba en busca del número uno Michael Mmoh, rey del Abierto Juvenil Mexicano, quien cayó por doble 6-4 ante el 18 del ranking. Ahora Reilly va al Orange Bowl acompañado del estadounidense Sam Riffice y del colombiano Nicolás Mejia.
    Por el lado de las chicas, la definición del torneo fue desastrosa para las luminarias adolescentes: la número uno del mundo, Cici Bellis, fue derrotada en cuartos por la flamante estrella de Rumania, Elena Ruse, quien todavía se dio el lujo de aplastar a la campeona del Abierto Mexicano, la húngara Dalma Galfi, y coronarse reina de Herr.
    Elena es ahora favorita para el Orange Bowl, y su escuadra IMG la componen la gringuita Sofía Sewing, la rusa Anastasia Ponatova, la coreana Jungwon Park y la japonesa Himari Sato.
    Por el lado de México, Majo Portillo y Danny Morales avanzaron en la fase clasificatoria, pero ni de chiste la pasaron. Igual con los varones : Alejandro Hernández llego a cuartos en la Qualy, pero hasta ahí. Agustín Moreno, Luis Flores y Gabriel Sánchez no pasaron de primera ronda.
    MÉXICO, SIN JUGO DE NARANJA
    El Orange Bowl, en tanto el sueño de Júniors ITF, no es sólo un torneo sino todo un festival que impacta sobre 10,000 adolescentes de 75 países cada año. La francachela, además del torneo, incluye eventos académicos y culturales en cuya organización y acciones interviene el sistema educativo público y privado de Florida, lo cual asegura la participación colectiva de las miríadas de jóvenes que ahí se dan cita.
    El Orange Bowl fue fundado por Eddie Herr en 1947 cuando su hija, Suzanne, inició su carrera como tenista. Papá Herr, consciente de la inexistencia de justas para juveniles, arranca el proyecto que, un día como hoy, engloba todo el planeta con raquetas menores de 20 años.
    En 1978 el torneo alcanzo el grado “A” y la lista de campeones convertidos en estrellas incluye a Bjorn Borg, Jim Courier, Elena Dementieva, Chris Evert, Roger Federer, Mary Joe Fernandez, Ivan Lendl, John McEnroe, Andy Roddick y Gabriela Sabatini.
    Durante más de 50 años el Tazón de Naranja convirtió en emblemáticas las canchas del “Flamingo Park”, hasta que en 2012 cambió al Crandon Tennis Park, de cancha dura, para finalmente regresar este 2014 a la arcilla, ahora en el Frank Veltri Tennis Center de Plantation, Florida. La edición 53 del Orange hospeda una vez más a l@ mejores tenistas de 12 y de 14 años del mundo, quizás más de 1500 y de 74 países, además de la rabelesiana escuadra norteamericana.
    Una idea de l@s direct@s a main draw: en chicas van la nueva número uno juvenil, la china de China Shilia Xu, la recién destronada Catherine Bellis, la emergente rumana Elena Ruse y la multicampeona Fanni Stoller, de Hungría. Por los varones, destacan el aún número uno Andrey Rublev, de Rusia, la revelación coreana Yu Seong Chung y el ya infaltable Michael Mmoh. Sólo a la qualy llegaron los mexicanos Gerardo Penchyna y Orlando Alcántara, mientras que en rama femenil Karen Álvarez está de alternante. Mariana González, Jessica Hinojosa y Danny Morales de plano abandonaron.
    Sin embargo, no todo es hacer poquito a un México Tenistico campeón de los Centroamericanos. Ahí está el pequeño tenista mexiquense Alan Kam, quien concluyó el año como el mejor mexicano en la división de 12 años, acerca de quien los cronistas envían el reconocimiento a sus padres ” porque el esfuerzo familiar que se hace para tener activo a un jugador en el circuito mexicano es muy grande porque hay que viajar en carretera, avión y sobre todo gastar una buena cantidad de dinero…por eso los dirigentes del tenis nacional tienen la obligación de reconocer ese esfuerzo con decisiones justas”.
    Cortesía del portal pariente “Respuesta Deportiva” es el siguiente texto: ” Para todos los padres que tienen a sus hijos compitiendo en el extranjero, la devaluación del peso mexicano ante el dólar está cayendo muy mal porque el costo se incrementa en automático.
    Pero también en la organización de torneos internacionales se siente el efecto negativo porque las empresas en tiempo de crisis en lo que menos piensan es en apoyar eventos deportivos y se enfocan en aplicar estrategias para evitar mermas.
    Si el 2015 se pone difícil se pondrá a prueba la capacidad de respuesta de los padres de los tenistas y de los organizadores de los torneos, porque queda claro que se tendrá que redoblar esfuerzos para sostener programas de entrenamientos y la supervivencia de Futures. Sin duda los torneos que sienten con más fuerza este tipo de situaciones son el Abierto Mexicano de Tenis y el WTA de Monterrey porque son los que ponen en juego las mayores bolsas. Posteriormente se detecta a los challengers de 50 y 10 mil dólares y futures de 10 a 15 mil billetes verdes.
    El gobierno mexicano apoyará al peso con las reservas que se tienen, pero la verdad es que ante la volatilidad y la voracidad de los dueños del dinero nadie puede asegurar nada, dado que cada vez que se dan estas catástrofes financieras en México la mayoría se empobrece y unos cuantos incrementan sus fortunas…Resultará interesante conocer el calendario del 2015, pues ya está cercana la realización del Abierto Mexicano de Acapulco y de una serie de torneos que nos dan vida”.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login