Don't Miss

    Cabildean casineros permisos por 30 años

    By on 14 octubre, 2014

     

    Para la Asociación de Permisionarios y Proveedores de Juegos y Sorteos AC, (APPJSAC), la nueva Ley de Juegos y Sorteos que está punto de aprobarse en la Cámara de Diputados será positiva para la industria, pero se pronunció por ampliar la temporalidad de los permisos y que sí existan los minicasinos.

    En entrevista con un Diario de circulación nacional, el presidente de la agrupación, Alfonso Pérez Lizaur, dijo que los diputados tienen en sus manos una buena propuesta de ley para regular la industria, pero consideró pertinente mejorar el texto, a fin de darle una mayor certeza jurídica a los inversionistas nacionales e internacionales.

    “Me parece sensacional que vaya a haber una nueva ley, porque vamos a tener un entorno legal cierto, situación que hoy no tenemos. Desde el punto de vista de certidumbre legal me parece aplaudible, es decir, en términos generales está muy bien la ley”, señaló en la plática.

    Actualmente, el marco legal que rije al juego y a los sorteos en México data de 1947. La Secretaría de Gobernación, en conjunto con diputados federales, han trabajado en los últimos meses para generar una nueva propuesta de ley, como adelantó un Diario de circulación nacionaldesde el jueves 25 de septiembre.

    El proyecto estipula nuevas reglas y sanciones para los permisionarios y operadores de casas de juego; amplía las especificaciones para obtener un permiso; homologa y controla la operación de las máquinas, instrumentos y software que usa la industria, y crea al Instituto Nacional de Juegos y Sorteos como órgano regulador.

    Antecedente corrupto. Pérez Lizaur admitió que en los dos sexenios pasados, especialmente en el de Felipe Calderón Hinojosa, la industria presentó “una cantidad importante de irregularidades”.

    Desafortunadamente, dijo, “se corrompió el órgano regulador y encontramos que había una gran cantidad de casinos que se encontraban bajo un régimen de tolerancia y con grandes irregularidades, y la nueva, así como viene, va a evitar que eso suceda y eso los aplaudimos”.

    Pérez Lizaur, quien representa a 18 empresas y proveedores de la industria del juego, plantea que ante la oportunidad de tener un nuevo marco legal, se deben analizar dos temas.

    Explicó que cuando los legisladores se reúnan hoy con funcionarios de las secretarías de Gobernación y Hacienda para analizar la iniciativa, se revisen los años de vigencia de un permiso para instalar y operar un casino.

    Consideró que 10 años, como plantea la iniciativa, y la renovación con un periodo igual, es muy poco tiempo y resta interés al empresario que pretende invertir.

    Detalló que en el sector hay opiniones de que los permisos deben ampliarse a 12, 15 y hasta 20 años, con el mismo tiempo de extensión.

    “Si nosotros nos vamos a una duración lo más larga posible, tendríamos una enorme oportunidad de traer inversionistas del extranjero que están dispuestos a invertir en México en el momento que cambie la ley, pero quieren plazos largos”, expuso.

    Desde la óptica del presidente de la asociación, un plazo ideal para la vigencia de un permiso es de 20 años, con una renovación de 10 años más.

    Recordó que al menos dos años se ocupan para poner en regla un negocio, por lo que los ocho años restantes no representan una buena opción para recuperar el capital invertido.

    “Si queremos traer inversionistas grandes, tipo Las Vegas, debemos ampliar los plazos; si queremos changarros, pues nos quedamos con cortos plazos y vamos a tener una industria changarrera. Debemos hacer de esto una industria importante y para eso se necesitan plazos largos”, reiteró.

    1.  En cuanto a los llamados minicasinos, consideró necesaria su existencia, pero que estos establecimientos tengan la misma regulación que las casas de apuestas que operan más de 30 máquinas.

    La iniciativa que discutirán los legisladores contempla una disposición especial para permitir a una empresa operar hasta 30 máquinas, lo que se considera un minicasino, situación que desde la visión del organismo debe continuar, pero sin verlo como una excepción sino como parte de los requisitos que se piden para abrir un casino tradicional.

    “Hay una simple solución, que todos los que vayan a poner un casino, aunque sea de una máquina o mil, cumplan con los mismos requisitos. ¿Por qué un señor que va a poner un casino con una máquina va a tener requisitos diferentes a otro que pondrá un casino de mil

     

     

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login