Don't Miss

    Diarrea, molesto trastorno causado por gérmenes

    By on 13 octubre, 2014

     

    Es la evacuación frecuente de heces líquidas causada por la introducción de gérmenes (amibas, bacterias y virus) al organismo (vía oral) mediante el consumo de agua y alimentos contaminados y por contacto con utensilios empleados para comer y beber, sin lavar correctamente.
    Diarrea, molesto trastorno causado por gérmenes
    Asimismo, puede ser producida al ingerir comidas irritantes, pues en ocasiones el organismo no las asimila expulsándolas fuera del tracto digestivo, lo cual puede ocurrir tan rápido que el estómago no tiene la oportunidad de absorber los nutrientes ni los líquidos que contienen.
    La excesiva pérdida de estos elementos puede causar deshidratación y desnutrición y, si se descuida, la muerte. Por ello es esencial que a los niños y ancianos con diarrea (población de mayor riesgo), se les brinde atención inmediatamente, ya que son los que sufren más complicaciones.
    Diarrea aguda. Se presenta en forma repentina, tiene una duración limitada y puede ser peligrosa en lactantes, niños pequeños, ancianos y personas debilitadas por alguna enfermedad, debido al riesgo de deshidratación.
    Diarrea crónica. Se prolonga por más de tres semanas, y cuando no se trata correctamente puede llevar al paciente a desnutrición, ya que los intestinos no absorben adecuadamente los nutrientes contenidos en alimentos y, por tanto, lo requerimientos del organismo no se cubren.
    Diarrea del viajero. Se presenta en aquellas personas que visitan lugares cálidos, principalmente, y dura varios días. Este trastorno se debe a la modificación súbita de hábitos alimenticios y a infección por bacterias.
    Diarrea osmótica. Se manifiesta cuando ciertas sustancias contenidas en algunas frutas, frijoles, sustitutos del azúcar, dulces y goma de mascar no son absorbidas por el flujo sanguíneo y permanecen en el intestino. Dichos elementos ocasionan que se acumule gran cantidad de agua en las heces, generando diarrea.
    Diarrea secretora. Se presenta cuando el intestino delgado y grueso secretan sales (especialmente cloruro de sodio), proceso estimulado por laxantes o toxinas, por ejemplo, las del cólera.
    Diarrea exudativa. Ocurre cuando la mucosa del intestino grueso se inflama o se congestiona y, en consecuencia, libera proteínas, sangre, moco y otros líquidos, lo que incrementa el volumen y fluidez en las heces. Este tipo de diarrea se origina a partir de ciertas enfermedades, como colitis y cáncer.
    Causas
    Infección por bacterias, parásitos intestinales o virus.
    Consumo de agua y alimentos contaminados.
    Intoxicación alimenticia.
    Amibiasis.
    Intolerancia a la lactosa, pues esta enzima no se asimila y se acumula en el intestino.
    Tensión emocional.
    Comer en exceso.
    Consumo de alimentos irritantes.
    Ingesta de frutas o verduras demasiado verdes o muy maduras.
    La diarrea del viajero se produce como consecuencia de las modificaciones en los hábitos alimenticios y la antihigiénica manipulación de alimentos.
    Excesivo uso de laxantes.
    Seguir tratamiento con medicamentos agresivos.
    Colitis y cáncer.
    Síntomas
    Evacuaciones líquidas frecuentes (más de cuatro al día).
    Dolor de estómago.
    En ocasiones hay náuseas, vómito y/o fiebre.
    Debilidad.
    Gases intestinales.
    Diagnóstico
    Como primer paso, el médico intenta establecer si la diarrea ha aparecido en forma brusca, si es de corta duración o persistente.
    Determina si es producida por un cambio en la dieta.
    De acuerdo con descripciones hechas por el paciente y análisis de muestras de materia fecal, determina su origen.
    Prevención
    Lavar los alimentos (frutas y verduras) perfectamente y aplicarles una solución desinfectante.
    Tapar la comida y el agua para beber, a fin de protegerlos del contacto con gérmenes.
    Evitar consumir frutas y verduras verdes o muy maduras.
    Lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, así se evitará la transferencia de bacterias, parásitos y virus.
    La lactancia materna debe ser la forma preponderante de alimentación durante los seis primeros meses de vida de un bebé, ya que lo protege contra enfermedades infecciosas. A partir del sexto mes deben introducirse alimentos sólidos, alternados con la leche materna.
    Si se sufre intolerancia a la lactosa, se requerirá el consumo de fórmulas elaboradas a base de soya o deslactosadas.
    Evitar o moderar el consumo de alimentos irritantes, como grasas, chile y condimentos.
    La diarrea del viajero puede prevenirse al comer solamente alimentos cocidos o frutas peladas, y tomar bebidas embotelladas o agua desinfectada con la ayuda de productos antisépticos.
    Tratamiento
    Debe recompensarse la pérdida de líquidos para evitar deshidratación, lo cual se hace mediante bebidas rehidratantes o suero oral.
    Es importante seguir dieta blanda, ya que además de proteger al estómago, mejorará la absorción de agua.
    Puede recurrirse a antidiarreicos de venta libre, siempre y cuando el origen de la diarrea no sea infeccioso. Se sugiere ingerir productos que fortalezcan la flora intestinal.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login