Don't Miss

    Patrick Modiano gana Nobel de Literatura 2014 para Francia

    By on 11 octubre, 2014

     

    El escritor francés Patrick Modiano se hizo acreedor al Nobel de Literatura 2014, anunció ayer la Academia Sueca.
    El jurado le otorgó el premio “por el arte de la memoria con el que ha evocado los destinos humanos más inaprensibles y ha descubierto el mundo de la ocupación” nazi de Francia.
    Su estreno en el mundo de la literatura se remonta a 1968 con la novela La place de l’étoile (El lugar de la estrella en español) y su último libro llegó a las librerías este año bajo el título de Pour que tu ne te perdes pas dans le quartier.
    Sus obras, según el jurado, se centran en “la memoria, el olvido, la identidad y la culpa”, con París como escenario de muchos de sus libros.
    Con frecuencia sus relatos se construyen sobre hechos autobiográficos o sucesos relacionados con la ocupación nazi de Francia; en ocasiones, continúa la Academia, extrae material de entrevistas, artículos de periódico o notas que ha ido acumulando durante años.
    Un pedigrí es la obra que mejor refleja, según la Academia Sueca, los rasgos autobiográficos de la obra de Modiano.
    Nueve de cada diez lo desconocen: Academia Sueca
    El autor francés es otro de los autores que el Premio Nobel descubre al gran mundo en general, como demuestra la encuesta que ofrece la web oficial de la Acedemia sueca. Ante la pregunta de si se ha leído alguna obra de Modiano, de las dos mil 949 respuestas dadas, 92 por ciento de quienes han respondido ha dicho que no y tan solo siete por ciento ha contestado de manera afirmativa.
    Pero es sabido que el Nobel premia el trabajo de los más grandes, aunque algunas veces los más grandes no tengan este galardón, como es el caso de Borges, Nabokov o Kafka, así es que el premio da un empujón sin precedentes a cualquier carrera de un escritor desconocido fuera de su país de origen y lo convierte en un clásico imprescindible.
    El escritor chino Mo Yan, la austriaca Jelinek y el también francés Jean-Marie Le Clézio han sido algunos de los premiados en los últimos años que han saltado las barreras nacionales.
    Doce obras de Modiano traducidas al español
    De las 30 novelas de Modiano, doce han sido ya traducidas al castellano y hay otras dos en preparación, una de las cuales saldrá a comienzos de 2015.
    La mayoría han sido publicadas por el sello Anagrama, que las edita para España y Latinoamérica. Se trata de Un pedigrí, aparecida en 2007; En el café de la juventud perdida (2008); Calle de las tiendas oscuras (2009); Villa Triste (2009); El horizonte (2010); Trilogía de la ocupación (2012), —formada por El lugar de la estrella, La ronda nocturna y Los paseos de circunvalación—, y La hierba de las noches (2014).
    A comienzos de 2015 llegará a las librerías Accidente nocturno y en una fecha indeterminada Libro de familia y Pour que tu ne te perdes pas dans le quartier (Para que no te pierdas en el barrio).
    Otra de las obras de Modiano, Dora Bruder, publicada en Francia en 1997, fue editada por Seix Barral en 2009. Y la editorial El Aleph sacó en 2012 un volumen que reunía Primavera de perros y Flores de ruina.
    Literatura traducida al castellano de un autor que, sin embargo, se prodiga poco a la hora de presentar sus obras fuera de Francia y que, por ejemplo, nunca ha visitado España para acompañar la publicación de sus novelas.
    Cuando escribes, te escondes detrás del libro: Modiano
    El escritor francés Patrick Modiano se mostró ayer visiblemente sorprendido por haber sido galardonado con el Nobel y reiteró en rueda de prensa que “escribir es una actividad solitaria” en la que el escritor está protegido de sus lectores. “Cuando escribes un libro, te escondes detrás de él”, declaró Modiano en la sede parisina de su editorial, Gallimard, donde insistió en que no se esperaba “en absoluto” que la Academia Sueca le otorgara el Premio Nobel, que dedicó a su nieto sueco.
    “No he tenido tiempo de conocer las razones para elegirme”, confesó el literato, de 69 años, en una comparecencia en la que confirmó su reputación de hombre tímido y en la que insistió en que no había tenido tiempo para asimilar lo “abstracto” e “irreal” de la concesión del premio.
    Con las cejas apretadas sobre la montura negra de sus gafas y gesticulando efusivamente, Modiano insistió en que “escribir es una actividad solitaria”.
    “Estamos acostumbrados a una especie de soledad”, agregó el hoy Nobel, quien comentó que “es más fácil hablar de los otros” que de uno mismo.
    “El tiempo va cada vez más rápido para las actividades que necesitan un poco de tiempo”, agregó el ganador el Premio Goncourt de novela en 1978. El literato, que estaba entre las listas de favoritos para llevarse el galardón sueco, se inscribió en “una generación de transición, más sensible a los cambios” que los escritores del siglo XIX, cuando el ritmo de los acontecimientos era más sosegado.
    “Intentamos traducir eso (…), traducir la angustia contemporánea”, dijo el escritor, que reconoció que la literatura “también puede ser una especie de refugio” donde el creador se comporta “como un ciclista que continúa (pedaleando) sin tener muy claro lo que representa” su camino.
    Sin decantarse por un autor, un libro o una corriente entre sus influencias, porque le resultaría muy complicado citar todos los libros que le han marcado “desde la infancia o la adolescencia”, Modiano sí se refirió a Albert Camus, ganador del Nobel en 1957, autor al que admira y con quien ahora comparte palmarés en la Academia Sueca. Modiano toma el relevo de su compatriota Jean-Marie Gustav Le Clézio, reconocido en 2008, y se une a una lista de nombres donde figuran escritores como Jean-Paul Sartre o André Gide.
    Patrick Modiano es un conocido amante del cine. No sólo cuatro de sus obras se han convertido en películas, sino también ha sido jurado en el Festival de Cannes y ha participado en la escritura de guiones como el de Lacombe Lucien, de Louis Malle.
    Su colaboración con Malle en 1974 en una historia de la ocupación alemana en Francia durante la Segunda Guerra Mundial le valió una nominación a los premios Bafta.
    del cine británico.
    Y el guión de Bon voyage (2003), otra historia sobre los franceses bajo la ocupación alemana, que escribió junto al realizador del filme, Jean-Paul Rappeneau, optó a un César del cine francés, aunque nuevamente se quedó sin premio.

    Han sido sus dos incursiones más destacadas en un mundo, el del cine, que se intuye además en una forma de escribir incisiva y en la que se dejan ver ecos de una estrecha relación consigo mismo, tal vez heredada de su madre, la actriz belga Louisa Colpeyn.

    La figura de su madre se ha visto reflejada tanto en sus novelas como en sus personajes en el cine, con mujeres frágiles y heridas, tratadas con una gran delicadeza, como la Silvia de Domingos de agosto.

    Pero también personajes oscuros y complejos como los protagonistas de películas como Bon Voyage, interpretados por Gérard Depardieu, Isabelle Adjani o Virgine Ledoyen.

    Una carrera en la que cine y literatura se han entremezclado, porque son sus dos grandes pasiones, como ha reconocido muchas veces.

    El presidente Hollande, orgulloso del brillo francés

    El presidente francés, François Hollande, felicitó ayer a Modiano, y aseguró que el decimoquinto galo que se alza con este galardón “confirma el gran brillo de la literatura” francesa en el mundo.

    “El país está orgulloso, a través de este Nobel, del reconocimiento mundial de uno de nuestros mayores escritores”, indicó el presidente en un comunicado de prensa.

    Hollande afirmó que la “considerable obra” del autor “explora las sutilezas de la memoria y la complejidad de la identidad. Ha llevado a los lectores hasta la profunda confusión del oscuro periodo de la ocupación. Y busca entender cómo los eventos conducen a los individuos a perderse y reencontrarse”.

    Elogian Herralde y Vila-Matas

    Jorge Herralde, director de Anagrama, la editorial que ha publicado en español numerosos libros de Modiano, elogió “la calidad impresionante” de la obra del escritor francés, cuya literatura “es inconfundible”.

    “Uno lee una página cualquiera de este escritor y sabe que es suya, lo que llaman ‘la música Modiano’; una forma de escribir muy literaria, evocadora e inquietante a menudo”, afirmó Herralde, que asiste estos días a la Feria del Libro de Fráncfort.

    “Ha sido una sorpresa casi total. Estábamos a punto de ir a comer y, de repente, salta la noticia. Creo que se lo merece más que muchos de los Nobel que se han dado últimamente”, decía Herralde, que acaba de contratar el último libro del francés, Para que no te pierdas en tu barrio.

    “Es un autor de una calidad literaria impresionante, que sólo vive para la literatura. Es una persona absolutamente fóbica con respecto a todo lo mediático”, contaba el editor, que ha invitado “en diez ocasiones” a Modiano a visitar Barcelona para promover los libros que Anagrama iba publicando y no conseguió nunca que aceptara.

    Por su parte, el escritor catalán Enrique Vila-Matas dijo que en sus novelas Modiano no describe el pasado “sino la luz incierta de sus orígenes”. El narradpr entiende que esos orígenes son “el lugar donde todo se derrumba, donde todo vacila”.

    Vila-Matas indicó que le gusta mucho que el autor galo “sea tan obsesivo y que simule que escribe siempre el mismo libro”..— El escritor francés Patrick Modiano se hizo acreedor al Nobel de Literatura 2014, anunció ayer la Academia Sueca.

    El jurado le otorgó el premio “por el arte de la memoria con el que ha evocado los destinos humanos más inaprensibles y ha descubierto el mundo de la ocupación” nazi de Francia.

    Su estreno en el mundo de la literatura se remonta a 1968 con la novela La place de l’étoile (El lugar de la estrella en español) y su último libro llegó a las librerías este año bajo el título de Pour que tu ne te perdes pas dans le quartier.

    Sus obras, según el jurado, se centran en “la memoria, el olvido, la identidad y la culpa”, con París como escenario de muchos de sus libros.

    Con frecuencia sus relatos se construyen sobre hechos autobiográficos o sucesos relacionados con la ocupación nazi de Francia; en ocasiones, continúa la Academia, extrae material de entrevistas, artículos de periódico o notas que ha ido acumulando durante años.

    Un pedigrí es la obra que mejor refleja, según la Academia Sueca, los rasgos autobiográficos de la obra de Modiano.

    Nueve de cada diez lo desconocen: Academia Sueca

    El autor francés es otro de los autores que el Premio Nobel descubre al gran mundo en general, como demuestra la encuesta que ofrece la web oficial de la Acedemia sueca.

    Ante la pregunta de si se ha leído alguna obra de Modiano, de las dos mil 949 respuestas dadas, 92 por ciento de quienes han respondido ha dicho que no y tan solo siete por ciento ha contestado de manera afirmativa.

    Pero es sabido que el Nobel premia el trabajo de los más grandes, aunque algunas veces los más grandes no tengan este galardón, como es el caso de Borges, Nabokov o Kafka, así es que el premio da un empujón sin precedentes a cualquier carrera de un escritor desconocido fuera de su país de origen y lo convierte en un clásico imprescindible.

    El escritor chino Mo Yan, la austriaca Jelinek y el también francés Jean-Marie Le Clézio han sido algunos de los premiados en los últimos años que han saltado las barreras nacionales.

    Doce obras de Modiano traducidas al español

    De las 30 novelas de Modiano, doce han sido ya traducidas al castellano y hay otras dos en preparación, una de las cuales saldrá a comienzos de 2015.

    La mayoría han sido publicadas por el sello Anagrama, que las edita para España y Latinoamérica. Se trata de Un pedigrí, aparecida en 2007; En el café de la juventud perdida (2008); Calle de las tiendas oscuras (2009); Villa Triste (2009); El horizonte (2010); Trilogía de la ocupación (2012), —formada por El lugar de la estrella, La ronda nocturna y Los paseos de circunvalación—, y La hierba de las noches (2014).

    A comienzos de 2015 llegará a las librerías Accidente nocturno y en una fecha indeterminada Libro de familia y Pour que tu ne te perdes pas dans le quartier (Para que no te pierdas en el barrio).

    Otra de las obras de Modiano, Dora Bruder, publicada en Francia en 1997, fue editada por Seix Barral en 2009. Y la editorial El Aleph sacó en 2012 un volumen que reunía Primavera de perros y Flores de ruina.

    Literatura traducida al castellano de un autor que, sin embargo, se prodiga poco a la hora de presentar sus obras fuera de Francia y que, por ejemplo, nunca ha visitado España para acompañar la publicación de sus novelas.

    Cuando escribes, te escondes detrás del libro: Modiano

    El escritor francés Patrick Modiano se mostró ayer visiblemente sorprendido por haber sido galardonado con el Nobel y reiteró en rueda de prensa que “escribir es una actividad solitaria” en la que el escritor está protegido de sus lectores.

    “Cuando escribes un libro, te escondes detrás de él”, declaró Modiano en la sede parisina de su editorial, Gallimard, donde insistió en que no se esperaba “en absoluto” que la Academia Sueca le otorgara el Premio Nobel, que dedicó a su nieto sueco.

    “No he tenido tiempo de conocer las razones para elegirme”, confesó el literato, de 69 años, en una comparecencia en la que confirmó su reputación de hombre tímido y en la que insistió en que no había tenido tiempo para asimilar lo “abstracto” e “irreal” de la concesión del premio.

    Con las cejas apretadas sobre la montura negra de sus gafas y gesticulando efusivamente, Modiano insistió en que “escribir es una actividad solitaria”.

    “Estamos acostumbrados a una especie de soledad”, agregó el hoy Nobel, quien comentó que “es más fácil hablar de los otros” que de uno mismo.

    “El tiempo va cada vez más rápido para las actividades que necesitan un poco de tiempo”, agregó el ganador el Premio Goncourt de novela en 1978.

    El literato, que estaba entre las listas de favoritos para llevarse el galardón sueco, se inscribió en “una generación de transición, más sensible a los cambios” que los escritores del siglo XIX, cuando el ritmo de los acontecimientos era más sosegado.

    “Intentamos traducir eso (…), traducir la angustia contemporánea”, dijo el escritor, que reconoció que la literatura “también puede ser una especie de refugio” donde el creador se comporta “como un ciclista que continúa (pedaleando) sin tener muy claro lo que representa” su camino.

    Sin decantarse por un autor, un libro o una corriente entre sus influencias, porque le resultaría muy complicado citar todos los libros que le han marcado “desde la infancia o la adolescencia”, Modiano sí se refirió a Albert Camus, ganador del Nobel en 1957, autor al que admira y con quien ahora comparte palmarés en la Academia Sueca.

    Modiano toma el relevo de su compatriota Jean-Marie Gustav Le Clézio, reconocido en 2008, y se une a una lista de nombres donde figuran escritores como Jean-Paul Sartre o André Gide.

    Particular universo en el cine

    Patrick Modiano es un conocido amante del cine. No sólo cuatro de sus obras se han convertido en películas, sino también ha sido jurado en el Festival de Cannes y ha participado en la escritura de guiones como el de Lacombe Lucien, de Louis Malle.

    Su colaboración con Malle en 1974 en una historia de la ocupación alemana en Francia durante la Segunda Guerra Mundial le valió una nominación a los premios Bafta del cine británico.

    Y el guión de Bon voyage (2003), otra historia sobre los franceses bajo la ocupación alemana, que escribió junto al realizador del filme, Jean-Paul Rappeneau, optó a un César del cine francés, aunque nuevamente se quedó sin premio.

    Han sido sus dos incursiones más destacadas en un mundo, el del cine, que se intuye además en una forma de escribir incisiva y en la que se dejan ver ecos de una estrecha relación consigo mismo, tal vez heredada de su madre, la actriz belga Louisa Colpeyn.

    La figura de su madre se ha visto reflejada tanto en sus novelas como en sus personajes en el cine, con mujeres frágiles y heridas, tratadas con una gran delicadeza, como la Silvia de Domingos de agosto.

    Pero también personajes oscuros y complejos como los protagonistas de películas como Bon Voyage, interpretados por Gérard Depardieu, Isabelle Adjani o Virgine Ledoyen.

    Una carrera en la que cine y literatura se han entremezclado, porque son sus dos grandes pasiones, como ha reconocido muchas veces.

    El presidente Hollande, orgulloso del brillo francés

    El presidente francés, François Hollande, felicitó ayer a Modiano, y aseguró que el decimoquinto galo que se alza con este galardón “confirma el gran brillo de la literatura” francesa en el mundo.

    “El país está orgulloso, a través de este Nobel, del reconocimiento mundial de uno de nuestros mayores escritores”, indicó el presidente en un comunicado de prensa.

    Hollande afirmó que la “considerable obra” del autor “explora las sutilezas de la memoria y la complejidad de la identidad. Ha llevado a los lectores hasta la profunda confusión del oscuro periodo de la ocupación. Y busca entender cómo los eventos conducen a los individuos a perderse y reencontrarse”.

    Elogian Herralde y Vila-Matas

    Jorge Herralde, director de Anagrama, la editorial que ha publicado en español numerosos libros de Modiano, elogió “la calidad impresionante” de la obra del escritor francés, cuya literatura “es inconfundible”.

    “Uno lee una página cualquiera de este escritor y sabe que es suya, lo que llaman ‘la música Modiano’; una forma de escribir muy literaria, evocadora e inquietante a menudo”, afirmó Herralde, que asiste estos días a la Feria del Libro de Fráncfort.

    “Ha sido una sorpresa casi total. Estábamos a punto de ir a comer y, de repente, salta la noticia. Creo que se lo merece más que muchos de los Nobel que se han dado últimamente”, decía Herralde, que acaba de contratar el último libro del francés, Para que no te pierdas en tu barrio.

    “Es un autor de una calidad literaria impresionante, que sólo vive para la literatura. Es una persona absolutamente fóbica con respecto a todo lo mediático”, contaba el editor, que ha invitado “en diez ocasiones” a Modiano a visitar Barcelona para promover los libros que Anagrama iba publicando y no conseguió nunca que aceptara.

    Por su parte, el escritor catalán Enrique Vila-Matas dijo que en sus novelas Modiano no describe el pasado “sino la luz incierta de sus orígenes”. El narradpr entiende que esos orígenes son “el lugar donde todo se derrumba, donde todo vacila”.

    Vila-Matas indicó que le gusta mucho que el autor galo “sea tan obsesivo y que simule que escribe siempre el mismo libro”.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login