Don't Miss

    Cuestión de enfoques

    By on 22 agosto, 2014

     

    Las trompetas triunfales chocan contra los sonidos destemplados de quienes, desde trincheras lejanas al oficialismo, atacan a Plascencia, pero unos y otros hacen política, no defienden los derechos de nadie.
    En recuerdo de Marco Antonio Flota
    Como tantas otras cosas en México, la palabra recomendación se ha vuelto confusa y poco entendida, especialmente cuando el Estado ha construido, quizá sin saber para qué o por qué, una fábrica de recomendaciones (la CNDH) a la cual se le exige, como si se tratara de la productividad de un complejo industrial, la emisión de advertencias, sugerencias o cualquier sinónimo del arma con la cual los malos funcionarios se pondrán a temblar.
    —Me mandaron una recomendación. ¡En la madre!
    Así pues, en México hay una confusión terrible: el avance en la “cultura” de los derechos humanos se mide de un lado por cuántas recomendaciones se generan y por el otro cuántas de ellas se aceptan y se cumplen. Es como la estrellita en la frente después de las admonitorias palabras de la maestra de primaria.
    Hace unas horas apenas, la CNDH cumplió años de autonomía. La efeméride fue celebrada hasta por el Presidente de la República.
    Pero la reunión del martes fue interesante nada más por una circunstancia: la reelección o no de Raúl Plascencia Villanueva. La presencia del Presidente, su afabilidad y su promisoria sonrisa pueden ser vistos desde cualquier ángulo como signos favorables para inclinar con una simple sugerencia (no una recomendación) la decisión senatorial de noviembre o como un acto de cortés despedida a quien ha acumulado tantas críticas durante su desempeño.
    Las trompetas triunfales chocan contra los sonidos destemplados de quienes, desde trincheras lejanas al oficialismo, atacan a Plascencia, pero unos y otros hacen política, no defienden los derechos de nadie. Simplemente es el pleito por un cargo multimillonario en presupuesto, cuya hábil administración puede enriquecer a quien lo ejerce.
    Por eso todo fue miel sobre hojuelas.
    “… este día publicamos en el Diario Oficial de la Federación —dijo EPN— los lineamientos para el procedimiento de cumplimiento y seguimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.
    “¿Cuál es la importancia de este instrumento?
    “Que ahora el gobierno de la república va a poder atender, todavía, con mayor prontitud y eficacia las recomendaciones que reciba de la CNDH”.
    “Por primera vez se tienen criterios claros, uniformes y objetivos para que las distintas áreas de la Administración Pública Federal se coordinen mejor y respondan con pertinencia”. “…quiero reconocer públicamente —dijo en su momento el ombudsman— que por primera vez, en el año 2013, desde hacía más de una década, el gobierno federal aceptó todas y cada una de las recomendaciones que emitió esta Comisión Nacional de los Derechos Humanos”.
    ¿Habrá en esto señales promisorias para la prolongación administrativa de RPV? Cada quien hallará o construirá la suya según le convenga.
    INFONAVIT
    Importante en todos sentidos el reconocimiento International Most Sustainable Bank otorgado por la casa editorial World Finance de la Gran Bretaña al trabajo de Alejandro Murat al frente del Infonavit. Viento en popa va el joven Murat. ¿A dónde? A donde quiera.
    El río envenenado
    Ahora la Profepa emprende una pelea judicial cuyo resultado podemos anticipar: la va a perder aun cuando la gane en la barandilla. ¿Cómo se puede al mismo tiempo vencer y ser derrotado? Pues cuando la intervención de un órgano de inspección, vigilancia y control se detiene ante los grandes intereses del grupo México, cuyo inmenso poder rebasa el de muchas instituciones públicas.
    La última vez que la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente fue noticia (o al menos materia de comentario), fue cuando durante el mundial de futbol sacó del aire un anuncio en el cual don Piojo Herrera promovía servicios bancarios con un loro huasteco como patiño. La Profepa lo reconvino por el pajarraco, pero no hizo nada en cuanto al ectoparásito neóptero. No es su competencia.
    Ahora la Profepa emprende una pelea judicial cuyo resultado podemos anticipar: la va a perder aun cuando la gane en la barandilla. ¿Cómo se puede al mismo tiempo vencer y ser derrotado? Pues cuando la intervención de un órgano de inspección, vigilancia y control se detiene ante los grandes intereses del Grupo México, cuyo inmenso poder rebasa el de muchas instituciones públicas.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login