Don't Miss

    La menopausia es un cambio fisiológico natural en la vida de las mujeres

    By on 11 agosto, 2014

     

    La menopausia es un cambio fisiológico natural en la vida de las mujeres, como consecuencia de una disminución progresiva de la secreción hormonal de los ovarios, con repercusión en la función de todo el sistema neuroendocrino, por lo tanto, todas las células del cuerpo se envejecen y se reduce o se pierde la capacidad de reproducción celular.
    Todos los signos de envejecimiento de la piel en la menopausia y la formación de arrugas son debido al daño en las fibras de colágeno y elastina, provocando una disminución en el grosor y elasticidad de la misma, además de la pérdida de humectación natural por la baja de actividad en las glándulas sebáceas, sudoríparas así como.
    Por la disminución del ácido hialurónico, que es un elemento natural de hidratación de la piel, dando como resultado una piel reseca, deshidratada y arrugada.
    El envejecimiento en dicha etapa se acentúa y se agrava si la genética es mala, si hay daño en la piel por exposición al sol de manera continúa desde la infancia, si se fuma o toma alcohol.
    En el envejecimiento asociado por exposición al sol en mujeres que se asolearon toda la vida presentan manchas obscuras tipo pecas en la cara, espalda, brazos y piernas.
    Algunas también presentan lesiones queratósicas benignas y/o malignas.
    Dependiendo de la cantidad de daño solar acumulado y del tipo de piel, mientras más blanca más sensible y mayor riesgo de lesiones malignas, debido al daño del sistema inmunológico de la piel.
    Durante la menopausia el envejecimiento es un fenómeno complejo que no depende solo del paso del tiempo, de la edad, sino también del patrimonio genético, del estilo de vida (alimentación, ejercicio físico y del sueño) de cada mujer y del medio ambiente donde vive.
    En los cambios hormonales el envejecimiento se favorece y acentúa por comer alimentos ricos en grasas omega 6, frituras, azúcares, cereales refinados, comidas abundantes y dietas no balanceadas.
    Para tener una buena arquitectura y función de las células del cuerpo así como una producción hormonal adecuada, se requiere de comer grasas saludables, proteína de origen animal, verduras y frutas.
    Los síntomas que algunas las mujeres presentan son la alteración de la temperatura del cuerpo haciéndose más friolentas, insomnio, depresión, fatiga, cansancio y tendencia al aumento del peso corporal.
    En conclusión, el envejecimiento durante la menopausia, las mujeres experimentan una serie de cambios tanto físicos como emocionales, producto de la disminución de las hormonas ováricas, que a pesar de ser un fenómeno natural es importante atenderlo para mejorar la apariencia física así como la calidad de vida.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login