Don't Miss

    Indice Politico

    By on 2 agosto, 2014

     

    El engaño o truco es viejo, pero siempre está vigente entre los mañosos: Las ampliaciones presupuestales sirven para que empresas y funcionarios hagan “bisnes”, a costa del dinero de los contribuyentes. Le platico hoy de lo que don Antonio Carrera, autor de la columna especializada Perforando, llama con toda razón “Fraude Silencioso”. Es una serie de 87 convenios a 13 contratos firmados por Pemex Exploración y Producción –léase: el pillo Carlos Morales Gil– con la transnacional Schlumberger, por la cual esta transnacional se llevó ¡¡¡7 mil 798 millones 265 mil 094.24 pesos y 357 millones 877 mil 187.74 dólares más de lo pactado originalmente. Y esto ha sucedido durante años. La firma de convenios, explica el propio Carrera, permite la ampliación de concepto, volúmenes de obra, montos y plazo bajo el criterio de unos cuantos. La empresa Schlumberger es una de las más se beneficiadas con los citados convenios. Pero, agrega, “la justificación para firmar los convenios es lo de menos y hasta sale sobrando, lo que no es posible ni puede permitirse es que bajo esta figura jurídica se esté legalizando el contubernio entre funcionarios y empresas un fraude que, lo menos que hace, es precisamente beneficiar a Pemex, por el contrario siguen sangrando las finanzas sin los resultados esperados.”Y cita varios ejemplos de los cuales, incluso, publica documentos facsimilares:
    “El contrato 414043813 –entregado por adjudicación directa, por si fuera poco– para obras y servicios integrados para la explotación de los yacimientos de hidrocarburos en el Paleocanal Chicontepec fue firmado el 6 de febrero de 2003 por un monto original de 1 mil 299 millones 335 mil 981.52 pesos más 376 millones 922 mil 554.78 dólares y la conclusión de los trabajos sería el 31 de diciembre de 2006. No obstante, con los 30 convenios, el monto original de los trabajos se elevó a 2 mil 324 millones 899 mil 502.56 pesos más 514 millones 932 mil 948.52 dólares y la vigencia se amplió hasta el 30 de julio de 2008.
    “Es decir, el monto original en moneda nacional aumentó un 78.93 por ciento (1 mil 025 millones 563 mil 521.04 pesos más que pagó Pemex) y un 36.63 por ciento al monto original en dólares (138 millones 010 mil 393.74 dólares más que pagó Pemex). “Otro fue el contrato 424047833 igualmente para obras y servicios integrados para la explotación de los yacimientos de hidrocarburos en el Paleocanal Chicontepec II por un monto original homologado en moneda nacional de 15 mil 203 millones 242 mil 185.65 pesos (8 mil 339 millones 252 mil 626.74 pesos más 632 millones 287 mil 768.65 dólares).
    “Con la firma de 12 convenios el monto original homologado creció 24.69 por ciento para un monto total pagado por PEP de 18 mil 957 millones 275 mil 580.97 pesos (3 mil 754 millones 033 mil 395.32 pesos más).
    “Por su parte el contrato 424049801 para trabajos integrados para la perforación y terminación de pozos en el Proyecto Aceite Terciario del Golfo (PAQUETE III) fue firmado el 1 de abril de 2009 con Schlumberger (conjuntamente con OFS Servicios y Saxon Services de México) por un monto original de 2 mil 934 millones 551 mil 124.25 pesos más 486 millones 882 mil 788.37 dólares (un homologado en pesos de 9 mil 938 millones 603 mil 476.35 pesos) y un plazo de ejecución entre el 1 de abril de 2009 al 30 de junio de 2012.”
    Y así cita más ejemplos.
    ¿En esos recursos mal habidos por la complicidad criminal entre Pemex Exploración y Producción y Schlumberger se fueron los dineros del pasivo laboral que ahora tendremos que pagar todos los contribuyentes?
    Y quienes “la hicieron”, esos ¿no la pagan?
    ITAMITAS: EL FACTOR MAX FACTOR
    A estas alturas del partido, los jugadores ya no reciben ni las señales del coach desde el dugout. Pero como ya no creo que haya dog out, ni siquiera se sepa cómo va el partido, o qué estrategia se debe tomar en una novena entrada cuando los de enfrente tienen la casa llena y nos queda menos de un inning para siquiera empatar, la situación es poco más que desesperada.
    El INEGI jura “¡por ésta!” que los trabajadores de la economía informal participaron durante los últimos diez años con el 27 por ciento del producto interno bruto. El Banco de México viene diciendo, desde que yo me acuerdo, ¡que más del 50% de la Población Económicamente Activa se encuentra en la economía informal!
    Como que no? checa el dato. Con las mismas palabras fantasmagóricas que antes engañaban o distraían a los mexicanos; con el mismo Método Ollendorf que siempre han usado para pintarnos las cosas como ellos las quieren ver, los noveles, que de esto no saben “ni papa”, se enredan solos. No necesitan vejigas para nadar. Son los itamitas, pues, que se enredan con su propia lengua.
    Hay sólo dos clases del paupérrimo efectivo en circulación. Esto lo saben ¡hasta los del CIDE!?: el flujo que maneja la economía informal y el que sale de las bolsas del trasiego y de las mafias que ya controlan todas las actividades económicas. ¿Esto es lo que los imberbes economistas y estadígrafos del gobierno llaman el 27% del producto interno bruto? ¿O lo que era el 100 por ciento del PIB se redujo ya al 27 por ciento? Alguien o todos los responsables ¡no están hablando claro!?.
    ¿Es por esto que hasta un gobernador gringo –el de California, la novena potencia económica mundial– nos vino a prevenir del porqué que estamos tan mal?
    ¡Shhh! ¡Qué no lo sepa el Presidente! ¡No lo molesten en sus vacaciones!
    O si ya le hicieron el favor de decirle, que lo oculten en medios con las negras artes del Guamúchil Party. Es un “asunto de Estado”. Ojo con los itamitas: ¡el autoengaño puede ser suicidio!
    Índice Flamígero: Parodiando a Salvador Díaz Mirón, no cabe duda que “hay aves que cruzan el pantano…” ¡y lo dejan lleno de lodo! La remembranza viene a cuento, porque hace un par de días, en el recinto de San Lázaro, mientras los perredistas en tribuna echaban en cara a los priístas y panistas todas las desgracias del país… los priístas no tuvieron mejor bandera para defenderse, que entonar a coro unánime: ¡Línea 12!, ¡Linea 12! y callaron a los rompedores perredistas, descobijados, pues sólo un puñado de militantes alborotaban afuera del Palacio Legislativo, apoyando las posturas con la evidente debilidad de un partido casi muerto, desangrado por Morena. ¿Qué tanto daño le hizo al PRD haber entronizado a Mar-Chelito en la cúpula del poder, sólo para que viniera a regar el tepache con sus arrebatos pasionales y desenfrenos punibles?, preguntaban los arrepentidos amarillos. Ya es muy tarde para remediar todo lo que ha pasado… ya es muy tarde, si tratas de volver, resígnate a perder.? Como dicen los clásicos: en política, los errores no se pagan con la renuncia; ahí nada más empiezan.

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login