Don't Miss

    Amy Winehouse y su vida llena de excesos

    By on 24 julio, 2014

     

    Amy Winehouse se unió al “Club de los 27” al morir a esa edad el 23 de julio de 2011, la artista fue encontrada muerta en su departamento por su guardaespaldas a las cuatro de la mañana.
    Reconocida por su contralto, registro vocal que fue descrito como acústicamente poderoso y capaz de expresar profundamente sus emociones, Amy tuvo una vida llena de excesos y escándalos desde corta edad.
    A los 12 años fue aceptada en una prestigiosa escuela de niños artistas, pero fue expulsada por hacerse un “piercing” en la nariz y no esforzarse lo suficiente.
    En 2007 la intérprete fue causante de llenar los titulares con sus problemas legales, adicción a las drogas y al alcohol y sus complicaciones médicas derivadas de su comportamiento autodestructivo.
    Tras el éxito de su segundo disco, “Back To Black”, se publicaron unas fotos de Winehouse cortándose su cuerpo. Más tarde ella explicó que estaba escribiendo “Yo amo a Blake” (su esposo) en su estómago.
    Dos meses después de las imágenes publicadas, Amy fue internada de emergencia en un hospital de Londres, por una sobredosis.
    En octubre de 2007 la cantante británica fue arrestada junto a su esposo y su estilista por posesión de mariguana, después de pagar una fianza fue puesta en libertad al día siguiente.
    Los escándalos iban más allá del abuso de sustancias, su relación amorosa también fue tema para los “paparazzis” londinenses.
    La peor escena de la pareja tuvo lugar en un hotel en esta misma ciudad en donde la agresión llegó a tal punto que salieron del hotel cubiertos de sangre. Para sorpresa de todos los que presenciaron la pelea, Amy y Blake salieron tomados de la mano del evento.
    Los desórdenes alimenticios también estaban a la orden del día. Tras el arresto de su marido Blake Fielder por agresión, Amy padeció de una severa bulimia que cada día deterioraba más su estado de salud. Mientras su marido se recobraba en la cárcel de su drogadicción, a ella por su lado se le veía cada vez más débil y enferma.
    En el año 2008, después de filtrarse un vídeo en el que presuntamente se veía a la cantante consumiendo crack, fue ingresada en un centro de rehabilitación. A partir de ahí, Amy fue incapaz de ocultar sus problemas que se llevó a los escenarios en los que en vez de deleitar a sus seguidores con su voz, ofreció tristes espectáculos mostrándose ebria y con dificultades para mantenerse en pie como su concierto de ese año en Belgrado en el que fue abucheada por su público.
    Tras este concierto, Amy se vio obligada a cancelar el resto de sus funciones regresando a su hogar donde la tarde del sábado 23 de julio era encontrada sin vida.
    Tuvo una vida con una gran trayectoria musical que se vio truncada por su adicción a las drogas y al alcohol, su desordenado estilo de vida y sus problemas con la justicia.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login