Don't Miss

    Dan contratos de parquímetros a empresas inexpertas

    By on 22 julio, 2014

     

    Sin experiencia en el ramo, sin aparente capital que las respalde y de muy reciente creación, dos empresas comandadas por un par de jóvenes empresarios, de apellidos Cohen Rabinovitz y Zapan Mizhari, obtuvieron por adjudicación directa cinco de los seis contratos para operar parquímetros en el Distrito Federal, un negocio que les significará una facturación de unos 372 millones de pesos anuales, según un cálculo realizado por este diario, tomando como base un avalúo del potencial de los polígonos realizado por la autoridad local.

    La Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal, a recomendación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), otorgó estas licencias entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 a Movilidad y Parqueo, creada en junio —cuatro meses antes de haber obtenido el permiso— y a Mojo Real Estate, que fue fundada en noviembre de 2011 y cuyo giro comercial es el desarrollo inmobiliario, según el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del DF.

    Estas dos compañías, capitaneadas por los mismos empresarios, se beneficiarán de la explotación de los parquímetros en 46 colonias, algunas tan rentables como Del Valle Sur, Noche Buena, Extremadura Insurgentes, la zona de hospitales en Tlalpan y el área de la Alameda Central. En total, el GDF autorizó parquímetros en 71 colonias.

    Mojo Real Estate, cuyos accionistas al 50% son Jonathan Cohen Rabinovitz y Moisés Zapan Mizrahi, según consta en el registro de la compañía, en poder de un Diario de circulación nacional, tiene cuatro Permisos Administrativos Temporal Revocables (PATRs) para operar en 22 colonias de Cuauhtémoc, Tlalpan y Miguel Hidalgo; Movilidad y Parqueo, cuyos operadores son los mismos empresarios, se beneficiará de la administración de 24 colonias en la zona sur de la delegación Benito Juárez, un área ocupada por edificios de oficinas, centros comerciales y escuelas.

    Aunque Mojo Real Estate y Movilidad y Parqueo se presentan como operadoras independientes, registraron el mismo domicilio (en la Nueva Anzures) para recibir notificaciones, según figura en los permisos, cuyas copias tiene este diario.

    Estas empresas se han negado a dar declaraciones a este medio sobre el vínculo entre ellas y su reciente creación. El único interlocutor visible ha sido Juan Pablo Hernández, director de Operaciones de Movilidad y Parqueo, quien rechazó cualquier entrevista durante más de un mes. El correo electrónico que Hernández facilitó corresponde al dominio de la empresa Espacios Públicos SA de CV, de la que es representante legal Zapan.

    Aunque Cohen y Zapan, no aparecen de manera oficial en el accionariado de Movilidad y Parqueo, son ellos quienes asisten a las reuniones que se convocan todos los lunes en la delegación Benito Juárez, según lo confirmó en entrevista el delegado Jorge Romero.

    También aclaró que él no tuvo nada que ver en la elección de esta empresa para asignarle el permiso. “La última palabra es de la Autoridad del Espacio Público (de Seduvi). Aquí sólo llegaron dos empresas y yo a las dos les di el visto bueno”, dice, pero ambas ya tenían los PATRs asignados.

    Mientras hoy inicia una campaña informativa en Benito Juárez para dar a conocer el proyecto, asociaciones de vecinos anuncian bloqueos de vialidades para el 25 de julio, en protesta por la colocación de estos aparatos.

    Continúa opacidad

    El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, se comprometió en octubre de 2013 a modificar el procedimiento para seleccionar a las empresas que operarían los nuevos parquímetros en el DF. Días antes un Diario de circulación nacional dio a conocer que el programa ecoParq, creado por la administración de Marcelo Ebrard, había beneficiado a Operadora de Estacionamientos Bicentenario (OEB), una empresa creada “al vapor” y sin experiencia en el ramo, al otorgarle los permisos para operar los polígonos de Polanco, Roma, Condesa, Anzures y Lomas Virreyes.

    El 14 de noviembre, tres semanas después del compromiso de Mancera, Mojo Real Estate y Movilidad y Parqueo recibieron sus primeras adjudicaciones sin que la administración hiciera públicos sus criterios de selección.

    Simón Neumann Ladenzon, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), responsable de ecoParq, aseguró en entrevista que los criterios se han vuelto más rígidos y mencionó los tres más importantes: que las empresas tengan experiencia, que estén bien estructuradas —con liquidez para la inversión— y que haya variedad en los operadores.

    En palabras de Neumann el procedimiento de selección es así: “Nos entrevistamos con muchos operadores interesados, distribuyendo los PATRs o proponiendo empresas que sean diversas. Hay muchos y obviamente deben tener la experiencia del manejo, por lo menos, de estacionamientos”.

    Sin embrago, la investigación de este diario muestra que ninguno de estos criterios se cumple.

    Movilidad y Parqueo fue dada de alta en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio el 25 de junio de 2013, sólo cuatro meses y medio antes de que se le adjudicara la administración de toda la zona sur de la delegación Benito Juárez. Su capital inicial fue de 100 mil pesos, que en términos de ejecución del proyecto equivaldría a lo que cuesta un parquímetro.

    Según los documentos en poder de un Diario de circulación nacional, esta empresa tiene como “objeto social” —el giro comercial para el que fue creada— “la explotación de PATRs, relativos al estacionamiento de toda clase de vehículo en la vía pública”, por lo que da la impresión de haber sido concebida ex profeso para otorgarle este permiso.

    Mojo Real Estate tampoco ha demostrado experiencia en el sector. En el registró público de 2011, año de su creación, consta que su razón social es el desarrollo inmobiliario, y el único mobiliario que menciona su “Objeto Social” es la “instalación de baños… en espacios públicos”.

    En ambas compañías Jonathan Cohen y Moisés Zapan son los operadores de facto. De sus perfiles como empresarios se sabe poco.

    Se echan la bolita

    A pesar de que la selección de empresas operadoras de ecoParq ha recibido críticas desde la administración de Ebrard, por ser de adjudicación directa y no a través de licitación, Neumann dice que el sistema ha funcionado bien y así continuará: “hasta ahorita no ha habido licitaciones. Han sido adjudicaciones directas tras una exhaustiva revisión de los operadores… y se seguirá haciendo así”.

    Respecto a quién elige a las empresas, tanto Seduvi como la Oficilía Mayor se deslindan. Neumann reconoce que ellos son los que “recomiendan” la empresa a la Oficialía, y ésta es la que tiene la última palabra: “nosotros nos entrevistamos con los operadores y vemos que cumplan todos estos temas, pero a final de cuentas no somos los que decidimos. Sí mandamos propuestas, pero es Oficialía Mayor la que otorga el PATR”, enfatiza.

    Pese a estas declaraciones, la Seduvi no ha hecho públicas cuáles son las motivaciones para emitir dichas “recomendaciones”.

    Al preguntarle a Neumann si conocía personalmente a los empresarios Cohen y Zapan, respondió que sí, ya que recibe a varios candidatos para operar parquímetros, sin embargo este medio no pudo comprobar que haya recibido a ningún otro competidor.

    Negocio millonario

    Movilidad y Parqueo podría facturar 206 millones de pesos anuales por la gestión de 24 colonias de la zona sur de la Benito Juárez.

    Mojo Real Estate gestionará un ingreso de 166 millones de pesos anuales por haber obtenido cuatro permisos para operar parquímetros. Los primeros dos, en noviembre de 2013: colonia Reforma Social y Tacubaya, de la delegación Miguel Hidalgo. Los dos restantes y de mayor peso económico se dieron en febrero de este año: el norte de Tlalpan —la zona de hospitales y el centro histórico— y concurridas áreas de la delegación Cuauhtémoc: San Rafael, Tabacalera, la zona circundante a la Alameda Central y el norte de la Doctores.

    Esto quiere decir que una vez que el proyecto se consolide estas dos empresas en su conjunto podría alcanzar una cifra de negocio de 372 millones de pesos anuales aproximadamente. Los PATRs obtenidos tienen una vigencia de diez años, con opción a renovarse.

    Esto significaría que podrían ganar más del doble de lo que factura Operadora de Estacionamientos Bicentario (OEB), que tiene los polígonos Lomas Virreyes, Polanco, Anzures, Roma y Condesa, que facturó 153 millones de pesos en 2013, según se desprende de las cifras de la página de ecoParq.

    Según las reglas de este programa, el 30 por ciento de la facturación tiene que destinarse al mejoramiento de las colonias donde operan parquímetros.

    Este negocio se ha convertido en “la gallina de los huevos de oro” para muchos empresarios; según expertos en el tema, el DF podría tener espacio para 100 mil cajones, lo que significaría un ingreso mensual de 120 millones de pesos, y anual de mil 440 millones de pesos.

    Parquímetros en la Benito Juárez

    La totalidad de la delegación Benito Juárez fue otorgada a dos permisionarios. La parte sur la gestionará Movilidad y Parqueo y la parte norte será administrada por la empresa Copemsa, que obtuvo su PATR en marzo de 2014.

    Copemsa, que gestiona estacionamientos desde los años 90, es la única empresa de todo el programa ecoParq que hasta el momento ha tenido experiencia previa en el ramo. Al interior de la República opera parquímetros en 11 ciudades, y según un cuestionario que respondieron vía correo electrónico, el PATR les fue otorgado “seguramente en función de la experiencia y la capacidad demostrada, pues han entregado propuestas para al menos 5 polígonos”, desde hace dos adminitraciones.

    La delegación Benito Juárez es la primera en ser adjudicada en su totalidad y no únicamente los polígonos específicos donde hay problemas de movilidad. Al respecto, el delegado Jorge Romero dijo que efectivamente “existe una susceptibilidad jurídica de poder poner parquímetros donde sea, pero habrá muchas zonas en las que no se colocarán, ya que no hará falta”.

    Los representantes de Copemsa aseguran que aunque su perímetro abarca toda la zona norte, sólo se colocarán aparatos en donde se requiera.

    El delegado por su parte fue tajante al decir que se hará una consulta en la que los vecinos decidirán si los quieren o no y él la respetará. La implementación del parquímetro se realizará en tres etapas, comenzando con las colonias con mayores problemas de movilidad. En la zona sur se iniciará en Noche Buena, Nonoalco y Mixcoac. En la zona norte con Ciudad de los Deportes y le seguirán Nápoles y San Pedro de los Pinos. A finales de este año se espera que la primera etapa esté en funcionamiento.

     

    https://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login