Don't Miss

    En su sexenio, Felipe Calderón no pudo con monopolios

    By on 10 julio, 2014

     

    El papel de tres gigantes de México comoTelevisa, TV Azteca y Telmex planeó de manera constante por la mente del ex presidente Felipe Calderón, pero nunca se atrevió a plantar cara a estos monopolios.

    Hoy sabemos que, según las encuestas que levantó durante su sexenio, los ciudadanos consideraban que ambas cadenas televisivas eran un monopolio y por eso querían que hubiera una tercera. Además, 95.9% estaba de acuerdo en que el Presidente hiciera que Telmex bajara las tarifas.

    En cuanto llegó a la Presidencia Calderón mandó medir la posibilidad de una tercera cadena de televisión, y aunque la opinión era favorable nunca se atrevió a concretar ese proyecto. Para ello primero preguntó a los ciudadanos su opinión sobre Televisa y TV Azteca, así como de sus contenidos.

    —¿Cuál es su opinión sobre Televisa?

    Buena: 68.6%. Mala: 14.3%.

    —¿Su opinión de TV Azteca?

    Buena: 66.1%. Mala: 13.7%.

    El 11 de diciembre de 2006 —10 días después de haber iniciado el sexenio— la Comisión Federal de Competencia se pronunció porque hubiera un nuevo canal de televisión abierta, y urgió al gobierno federal a adjudicar concesiones lo más pronto posible.

    Un día después, el 12 de diciembre, se levantó otra encuesta.

    —¿Está de acuerdo o en desacuerdo en que entre a competir otra televisora aparte de Televisa y de TV Azteca?

    De acuerdo: 74.5%. En desacuerdo: 14.5%.

    —Desde su punto de vista, ¿Televisa y TV Azteca son monopolio?

    Un 69% contestó que sí eran un monopolio, 18.3% que no.

    Los encuestadores probarían si la opinión cambiaba cuando se explicaba que con una nueva cadena de televisión se aumentaría la calidad de los contenidos.

    —La entrada de una tercera televisora aumentará la calidad de los noticieros. Sabiendo esto, ¿usted está de acuerdo o en desacuerdo con que entre a competir otra televisora aparte de Televisa y TV Azteca?

    De acuerdo: 87.3%. En desacuerdo: 9.6%

    —La entrada de una tercera televisora generará más libertad de expresión. Sabiendo eso, ¿está de acuerdo o en desacuerdo con que entre a competir otra televisora?

    De acuerdo: 86.3%. En desacuerdo: 9.8%.

    Luego, Encuestadores Profesionales, que aplicó el cuestionario a 800 personas, remataba con la siguiente pregunta:

    —En caso de que entre a competir otra televisora aparte de Televisa o TV Azteca, ¿la opinión que usted tiene del presidente Felipe Calderón mejoraría o empeoraría?

    Un 52.9% dijo que mejoraría, 5.7% que empeoraría.

    Una pregunta que llama la atención fue la relacionada con el cantante Kalimba, quien en su momento fue vetado en Televisa por dar más entrevistas a TV Azteca por el escándalo sexual en el que estuvo envuelto.

    El 20 de enero de 2011, Kalimba fue capturado en El Paso, Texas, por la acusación de violación a una menor. Ese mismo día, en una encuesta nacional, Presidencia mandó preguntar sobre la detención.

    —¿Usted se ha enterado que esta semana el cantante Kalimba fue detenido por una orden de aprehensión por violación a una menor de edad o no se enteró de esto?

    Un 88.1% dijo que sí se había enterado, 11.9% dijo que no.

    —Por lo que usted sabe, ¿Kalimba es culpable o inocente de la acusación por violación?

    Es culpable: 19.6%. Es inocente: 47.5%.

    Tarifas de Telmex

    Teléfonos de México (Telmex) tampoco se salvó de que Presidencia midiera sus servicios. En el cuestionario se preguntó si las tarifas que cobraba esta empresa eran caras, justas o baratas, y si durante el último año los costos del servicio se habían incrementado.

    —¿Cuál es su opinión sobre Telmex?

    Buena: 68.9%. Mala: 18.7%.

    —Algunas personas creen que Telmex es un monopolio y por eso da mal servicio; otras creen que Telmex cobra lo justo y da un buen servicio. ¿Usted qué cree?

    Telmex es un monopolio y por eso da un mal servicio: 48.9%.

    Cobra lo justo y da un buen servicio: 40.8%.

    Además, 95.9% dijo que estaba de acuerdo en que el gobierno hiciera que Telmex bajara las tarifas, y si lo lograba, 76.2% señaló que mejoraría su opinión sobre el Presidente. Pero ni bajaron tarifas ni entró a competir otra cadena de televisión.

    Casi al final del sexenio, el 14 de julio de 2012, los mexicanos le recordarían a Calderón su falta de decisión contra los monopolios.

    —Dígame si cree que Felipe Calderón hizo las cosas bien en combatir los monopolios o cree que no lo hizo bien.

    Bien: 25.5%. Ni bien ni mal: 27.8%. Mal: 32.3%.

    Para el director de ISA, Ricardo de la Peña, aunque la opinión pública es un elemento que no debe soslayarse, tampoco debe regir todas las decisiones de un gobernante: “Hay cosas que el gobernante tiene que hacer porque es correcto, y otras orientadas más a buscar el beneplácito de las audiencias”.

    Un gobernante, dijo, tiene dos formas de atender la información de las encuestas: una, para preguntarse cómo debe actuar a fin de adecuar su oferta a lo que la gente desea; otra, usarla como herramienta para que la población cambie su demanda y respalde sus acciones.

    Extinción de LyFC

    Una de las más polémicas decisiones del gobierno de Felipe Calderón fue la de acabar con Luz y Fuerza del Centro (LyFC), la cual a pesar de salir bien evaluada en diversos estudios, fue liquidada en octubre de 2009 por un decreto del mandatario.

    El gobierno federal sopesaba la posibilidad de cerrar LyFC desde 2007 y por eso ordenó dos encuestas que medían la prestación de sus servicios. Pero los resultados no eran los que esperaba: la compañía salía bien calificada.

    En dos encuestas del 20 de noviembre de 2007, más de la mitad consideraba bueno el servicio de suministro de energía eléctrica: en la de Mercaei la satisfacción era de 58.1%; en la de ISA 55.9%.

    También se medía el servicio de contratación de energía eléctrica, donde ISA reportó que 41.7% de los ciudadanos lo calificaba como bueno y 24.2% como malo. El rubro donde los ciudadanos no estaban conformes era el de las tarifas, caras para 55.8%.

    Incluso en una encuesta de ISA la opinión positiva de LyFC era levemente mayor a la de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aunque también la impresión negativa de LyFC era mayor.

    —¿Me podría decir qué opinión tiene de…?

    LyFC: Buena, 45.7%. Mala, 27.2%.

    CFE: Buena, 43.7%. Mala, 18.4%.

    Para el director de ISA, el hecho de que el gobierno haya decidido extinguir LyFC se debe a que era un tema que estaba en la agenda de preocupaciones de las autoridades desde los 90.

    Rafael Giménez Valdés, coordinador de Opinión Pública de Presidencia en el sexenio pasado, coincidió con De la Peña en que la extinción de la compañía era un tema que había pasado de presidente en presidente como un pendiente por resolver y negó que haya sido un impulso de Calderón.

    Los números dejan ver que aunque el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) era desconocido para la mayoría de los encuestados [51.9% no lo conocía], los que sí sabían del gremio no tenían una opinión muy favorable de él.

    Cinco de cada 10 encuestados dijeron que “los líderes del SME veían por sus propios intereses” y que el sindicato era una carga para la compañía, y 81.1% pensaba que debía modernizarse.

    Aunque también seis de cada 10 pensaban que el SME ayudaba al bienestar de los trabajadores de LyFC y 47.1% consideraba que los líderes también veían por el bienestar de los trabajadores.

    El 8 de febrero de 2008, tres empresas —Opina, Mercaei e ISA— lanzaron un cuestionario telefónico preguntando qué tan seguido se iba la luz en los hogares mexicanos y cómo evaluaban los capitalinos la reacción de LyFC ante un apagón.

    —¿Me podría decir qué opinión tiene de LyFC?

    Buena: 42.3%. Mala: 24.7%.

    —¿Me podría decir qué opinión tiene de la CFE?

    Buena: 41.2%. Mala: 13.9%.

    La orden se ejecutó rápido y de noche. El sábado 10 de octubre de 2009 policías federales tomaron las instalaciones de LyFC en la ciudad de México y en los primeros minutos del domingo se liberó un decreto en el que se anunciaba su desaparición por representar un alto costo para la economía nacional.

    Los meses siguientes se desencadenaría una serie de protestas por parte de miembros del SME comandados por Martín Esparza.

    Ocho meses después de la liquidación, el gobierno federal preguntó a la opinión pública qué tan de acuerdo estaban con esta medida. El 44.5% estuvo de acuerdo, y el 28.5% en desacuerdo.

    Dos años después de la extinción de la empresa se preguntó:

    —Hace dos años el presidente Calderón decretó el cierre de LyFC. El servicio que daba ahora lo da la CFE. ¿Qué tan satisfecho está usted con el servicio?

    Mucho: 16.5%.

    Algo: 32.8%.

    Poco: 19.3%.

    Nada: 22.5%.

    About Redaccion El Heraldo SLP

    You must be logged in to post a comment Login