Don't Miss

Fiestas patrias en tiempos de Covid

By on 16 septiembre, 2020

 

A Morena le voltearon el chirrión

Anoche, el Presidente López Obrador dio “el Grito” desde el balcón del Palacio Nacional y repicaría la campana de Dolores, como es costumbre la noche del 15 de septiembre desde 1920, pero no hubo invitados especiales ni gente en la Plaza de la Constitución.
De igual forma, el gobernador Juan Manuel Carreras López dará con una mínima comitiva tanto el tradicional “grito”, como la ofrenda en el Obelisco a la Independencia, frente al INTERAPAS y hasta su penúltimo Informe de Gobierno, anunciado para el próximo 25 del presente.
En el desfile de hoy, solo participarán elementos del Ejército dada la contingencia sanitaria y las normas del semáforo epidemiológico que en color naranja desalienta las concentraciones y lo mismo vale para nosotros en nuestros hogares. Se planea que, como “el Grito”, dure minutos, pero lo podremos seguir por las redes sociales.
Esta vez no habrá verbena, al contrario, desde ayer pasado el mediodía y hasta después del desfile militar, el primer cuadro de la ciudad fue cerrado tratando de evitar contagios de Coronavirus.
Sin embargo todos podremos ver todos estos eventos por primera vez en la historia, a través de las transmisiones por televisión, Internet o las benditas redes sociales.
Será impactante ver una plaza de armas vacía en la Noche del Grito, o al gobernador JMCL sin audiencia, representante Presidencial, brindis ni besamanos en el día de su Quinto Informe de Gobierno.
Es probable que para octubre alcancemos el semáforo amarillo y rondemos el verde, y hasta podrían retomarse las clases presenciales en escuelas públicas y privadas por algún par de semanas o más…
Pero no alberguemos muchas esperanzas pues la temporada de frío está encima y nos traerá una nueva experiencia inédita en salud pública, la coexistencia de dos severas enfermedades infectocontagiosas: Covid-19 y la Influenza Estacional, neumonías que juntas serán difíciles de superar, según especialistas, por lo que habrá que seguir cuidándonos pues hasta es posible que volvamos al confinamiento una vez que pase el Buen Fin.

DEJA VU LEGISLATIVO

La tarde-noche del pasado domingo, al partido del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, le arrebataron la presidencia de la Mesa Directiva del último año de su periodo.
En lugar de la indefendible Alejandra Valdés Martínez, acusada de aplicar “moche salarial” a un ex asesor, eligieron a la panista Vianey Montes Colunga, algo que ya habíamos visto en el arranque de la LVII Legislatura, en el último año de Fernando Silva Nieto.
Igual que en 2003, cuando se instalaba la LVII Legislatura Eugenio Guadalupe Govea Arcos, entonces también presidente estatal del PAN, en alianza con el conciencista Oscar Carlos Vera Fabregat y Juan Ramiro Robledo Ruiz, del PRD, le tumbaron la presidencia de La Gran Comisión al priista Manuel Medellín Milán.
El PRI acababa de perder la gubernatura, pero mantenían la mayoría en aquella Legislatura, casi como Morena ahora. Y cierto, ambos agandalles tuvieron aroma y sabor a ajuste de cuentas pero, por más gritos y sombrerazos del ex senador Medellín Milán, la norma jurídica no se violentó y tuvieron que aceptar la presidencia de Govea Arcos en la Gran Comisión, hoy Jucopo, del 15 de septiembre de 2003 al 14 de septiembre de 2006.
Aquella “Chiquillada” concedió al patético huasteco la primera vicepresidencia de esa directiva, pero la otra fue para Juan Ramiro Robledo, del minoritario PRD y políticamente fue aleccionadora, porque con un tablero maquiavélico probó que la unidad, hace la fuerza. Cosas veredes.
Como Morena, el PRI del 2003 perdió todo; Manuel Medellín ni siquiera fue a la verbena del Palacio de Gobierno donde, con ríos de vino, FSN daba su último “Grito” de Independencia, había muchas caras largas a la hora de vitorear a los héroes que nos dieron Patria. Fue una noche triste para los priistas. En el 2004 por primera vez un panista, Marcelo de los Santos, haría los honores desde ese mismo balcón.

DESCABEZARON AL TITAN

Yo lo atestigüé, viví la adrenalina del agandalle y lo recordé al ver a los morenistas derrotados y con todo y ser mayoría en la actual LXII Legislatura, quedarse sin Mesa Directiva y hasta sin dignidad para protestar, políticamente; no saben cómo hacerlo sin caer más. Esos gritos de «le tocaba a Morena» y «traidores a la patria» con que inició el tercer año de la saliente legislatura, fueron patéticos.
La debilidad, inexperiencia y divisionismo de Morena y sus supuestos aliados, PT y PES, dicen, fueron aprovechados por el PAN, PRI, y la chiquillada: MC, PVEM, PC y Nueva Alianza, especialmente por sus diputadas. En 2003 Manuel Medellín lloró como mujer lo que como priista no supo defender, pero ahora… ¿Qué podemos decir, si todo fue entre mujeres de muchos ovarios?
Como el PRI de hace 17 años, Morena no tiene un liderazgo genuino en el Congreso del Estado ni una agenda legislativa congruente; con marcadas excepciones, cada quien ve por sus intereses, se mueve por su lado y entiende a su modo la imaginaria austeridad republicana, que a nadie convencen si no la prueban con sus actos. Obras son amores y no buenas razones.
Ahora, lo trascendental: ¿Fue una buena decisión? Alejandra Valdés, es la nueva coordinadora de la bancada de Morena, pero la demanda penal que le interpuso su ex asesor, apadrinado por la organización Ciudadanos Observando, y el alargamiento de una definición al respecto en la FGE, dan fe de que con leyes y sin ellas la impunidad sigue reinando.
Tan indefendible Alejandra Valdés como la panista Vianey Montes Colunga. Ni a cual orle, solo que la panista si logró la mayoría calificada para encabezar la directiva éste último año y no 3, como pasó al PRI. Eso sí, las dos veces hubo ambiente de fiesta entre la chiquillada que cristalizó así los conflictos internos de la 4T potosina.

MES DE LA UASLP

Y no sin antes consignar los esfuerzos del rector de la UASLP, Alejandro Javier Zermeño Guerra porque en el Senado pongan muy claro que la gratuidad universitaria entra en vigor hasta el 2022, cuando la Federación deberá aportar los ingresos que dejarán de percibir las universidades públicas del país por concepto de inscripciones y mensualidades en sus niveles de licenciatura… Que además, con todo y pandemia el Alma Máter no dejará de celebrar su existencia en el mes de septiembre, que es El Mes de la Universidad… Para ello modificó el tono festivo de su aniversario por uno más reflexivo, aunque de reducción de tarifas y sanción a la maestra humilladora se hace sordo y ya venció el plazo de las primeras… No está en su manos, pero el CDU debería rectificar ya que la pandemia a todos nos ha impactado económicamente y las cosas no están como para movilizaciones estudiantiles… Y aquí nos leemos el próximo domingo. No vaya al desfile, también será virtual.

margarita_basanez@yahoo.com.mx

About Redaccion El Heraldo SLP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *